TODO EN CIENCIA Y CIENCIA FICCIÓN

CÓMO SEREMOS EN EL 2050

 
0.0 (0)
Escribir Opinión

En el 2050 las cosas probablemente serán muy diferentes a las actuales, y en este vídeo me voy a centrar en cómo seremos físicamente los humanos para esa fecha. ¿La población será mayoritariamente cyborg? ¿Habremos transferido ya nuestra personalidad en avatares artificiales? Y en un paso más allá: ¿Acabaremos abandonando nuestros cuerpos orgánicos para convertirnos en máquinas inteligentes post biológicas? Si alguna vez te has planteado estas cuestiones, espero que este vídeo te guste.

Desde hace mucho tiempo, el hombre ha soñado siempre con esquivar a la muerte. No todos, hay mucha gente que parece encantada con la idea de tener que morir e incluso lo ven necesario, pero en este vídeo no me voy a centrar en ellos, sino en los esfuerzos de quienes ansían vivir hasta que simplemente, les apetezca.
Dmitry Itskov construyó un pequeño imperio en Rusia gracias a internet, y al igual que algunas personas que se vuelven extremadamente ricas de forma rápida, pensó que la mejor manera de invertir parte de lo que tenía era en esfuerzos innovadores orientados hacia el futuro.
Sin embargo, su idea es mucho más ambiciosa que la de la mayoría: la extensión radical de la vida en la Tierra y superar la mortalidad para quien lo desee.
Su llamada Initiativa 2045 apareció en 2011, y tiene todos los ingredientes para una buena película de ciencia ficción solo que en el mundo real.
Se trata de una organización sin fines de lucro que desarrolla una red y una comunidad de investigadores en el campo de la extensión de la vida, centrándose en combinar la emulación cerebral y la robótica para crear cyborgs.
Participan en el proyecto especialistas en el campo de interfaces neuronales, robótica, órganos y sistemas artificiales.
Los principales objetivos de la Iniciativa 2045 son la creación de condiciones óptimas que promuevan la iluminación espiritual de la humanidad y la realización de una nueva realidad futurista basada en 5 principios: alta espiritualidad, alta cultura, alta ética, alta ciencia y altas tecnologías.
Itskov sostiene que, dentro de tres décadas, los robots no solo serán más inteligentes que el hombre, sino que serán capaces de replicarse a sí mismos en máquinas cada vez más listas. Así, los seres humanos podríamos transferir nuestras consciencias en estas máquinas avanzadas y vivir para siempre.

En su página web se explica que esta idea nace de la creencia de que "es posible y necesario eliminar el envejecimiento o incluso la muerte", así como "superar los límites establecidos actualmente por las restricciones del cuerpo físico".
Según Dmitri Itskov, nuestro cerebro podrá ser completamente reemplazado por lo que conocemos como redes neuronales.
Básicamente, estas son un sistema de auto-aprendizaje en el que diferentes unidades de computación interconectadas imitan el cerebro humano respondiendo a una serie de estímulos y aprendiendo de ellos.
La tecnología existe y es real, sin embargo, está todavía lejos de poder alcanzar la potencia y las capacidades de un cerebro humano.
El proyecto de extensión de vida al que aspiran es el diseño de un cuerpo humanoide artificial (llamado "avatar") y un sistema avanzado de interfaz cerebro-computadora que permita un soporte vital para alojar un cerebro humano dentro del avatar manteniéndolo vivo y funcional.
El proceso comienza con el desarrollo de androides dirigidos por una interfaz cerebro-computadora que permita robots controlados por la mente.
Esto culminaría en un modelo informático del cerebro y la conciencia de una persona, que a su vez podría cargarse (o subirse) en una máquina para la posteridad.
Pero, ¿cómo pretenden lograr esto? Ya dieron una hoja de ruta, que es la siguiente:
Primero hay que desarrollar una copia robótica de un cuerpo humano, capaz de interpretar comandos directamente de la mente y de enviar la información de vuelta de forma que pueda ser interpretada a través de la interfaz cerebro-computadora. Esto daría a los humanos la habilidad de trabajar en entornos peligrosos y en ambientes extremos, así como permitir la rehabilitación de pacientes discapacitados dándoles prótesis totalmente efectivas. Estimaban que se podría empezar a conseguir en el 2020, pero apenas se ha cumplido.
Luego, la idea es disponer de un androide avatar en el que se pueda trasplantar un cerebro humano orgánico. Esto salvaría a personas cuyo cuerpo esté completamente desgastado o dañado de forma irreversible, y cualquier paciente con un cerebro intacto podría volver a una vida corporal en pleno funcionamiento. En un paso más allá, estaríamos hablando de lo que vimos en la película con actores reales Ghost in the Shell con Motoko Kusanagi. La fecha para esta fase es el año 2025. También parece precipitado.

Posteriormente, el avatar dispondría de un cerebro artificial al que se le transfiere una personalidad humana. O sea, el cerebro ya deja de ser orgánico y pasa a ser también artificial como el resto. Este desarrollo cambiaría profundamente el mundo, no solo brindando a todos la posibilidad de la inmortalidad cibernética, sino que también expandiría las capacidades humanas y permitiría oportunidades para que la gente común restaure o modifique su propio cerebro cuantas veces quiera. Estiman que el primer intento exitoso de cargar la personalidad de una persona en una computadora ocurrirá alrededor de 2035.
Finalmente, la culminación del proceso es que el avatar físico pase a ser algo intangible similar a un holograma o parecido, aunque este objetivo final es opcional y no tiene fecha.
Llegados a este punto, la humanidad, por primera vez en su historia, realizaría una transición evolutiva totalmente gestionada y, finalmente, se convertiría en una nueva especie.
Bien. Podemos fácilmente observar que estos plazos son inasumibles -de hecho ya han empezado a incumplirse-, pero quizá lo más relevante es preguntarse si puede llegar a ser factible en un futuro más lejano.

Para alcanzar lo que el ruso llama “inmortalidad cibernética” y transformar el “mega-proyecto científico” en una realidad, aparte de lo que está invirtiendo Itskov con su propio dinero, se están financiando por varios laboratorios alrededor del mundo. También están creando apoyo entre entidades que van desde grandes universidades hasta muchas de las corporaciones más poderosas e incluso, el apoyo de figuras populares como el Dalai Lama, por extraño que pueda parecer.
Sea como sea, incluso si Itskov no alcanza su objetivo final, la cantidad de atención que está atrayendo y el dinero que se está invirtiendo en investigación seguramente resulte ser beneficioso.
Suena muy loco, pero se está seriamente barajando la idea de que lo biológico es solo un primer paso para llegar a ser seres artificiales, y que las civilizaciones orgánicas inteligentes podrían ser solo un apaño pasajero hasta culminar hacia eras post biológicas.
Así, la mayor parte de vida inteligente ahí fuera en el universo, probablemente haya abandonado su condición biológica. En este sentido, nuestra búsqueda de seres extraterrestres podría ser infructuosa porque estamos buscando biomarcadores orgánicos en planetas en vez de tecnomarcadores artificiales.
Uno de los grandes cerebros de la Iniciativa 2045 es el mismísimo Ray Kurzweil, famoso científico e inventor que popularizó el concepto de la singularidad.
No es un cualquiera. Desde 2012 es el director de Ingeniería en Google, y este experto tecnólogo de sistemas y de Inteligencia Artificial ha impulsado logros sorprendentes.
El proyecto de Itskov se basa en el campo de investigación conocido como deep-learning, que combina la informática y la ingeniería para construir máquinas que procesan datos de manera similar al funcionamiento del cerebro humano.
Lo está haciendo Google, y no es muy distinto de otros proyectos donde están inmersos Microsoft, Apple o IBM; todas, investigando y apostando de una manera u otra en este campo.
Aunque el aspecto tecnológico vaya con retraso, no es aquí donde la iniciativa 2045 ha encontrado las mayores críticas.
Se han alzado voces en la vertiente ética y más espiritual del proyecto. Pongamos que se alcanza la inmortalidad, ¿por qué la vida eterna iba a traernos paz, sabiduría y serenidad?
Aunque la intención es producir a gran escala esta tecnología a bajo precio, algunos piensan que sería un avance solo para unos pocos.
Por otro lado, es comprensible que así sea hasta que los costes se reduzcan y la tecnología se globalice, como ocurre siempre.
Todo esto... ¡Es de locos!
¿Enserio? ¿Hacia dónde creéis que van los avances e investigaciones actuales en este campo?
Ya estamos desarrollando interfaces cerebro-computadora cada vez más potentes.
Derivado de esto, las personas articulan sus prótesis artificiales -que serán cada vez más refinadas- con solo pensarlo y de forma cada vez más satisfactoria.
Aquellos que tengan la desgracia de estar casi o totalmente paralizados, podrán implantar su cerebro sano en un cuerpo sintético elaborado a partir de las mejoras derivadas de los avances en esas prótesis cada vez más avanzadas.
¿A alguien le parece mal que esas pobres personas puedan tener una vida mejor?
Vamos más allá. ¿Cuánto creéis que pasará, para que personas sanas, deslumbradas por unos cuerpos sintéticos cada vez más seductores, decidan trasladarse a uno de ellos?

Esperanza de vida ilimitada hasta que se cansen, sentidos potenciados, mejora en sus capacidades, inteligencia superior... Si todo eso es lo que puede llegar a ofrecer el futuro, ciertamente el abandono de lo biológico parecería ser el siguiente paso lógico en la evolución humana de este planeta.
Como decía antes, en el universo quizá esto sucede muchas más veces de lo que pensamos.
Sea como sea, lo que piense yo o vosotros -simples mortales atrapados en nuestro tiempo- no es significativo.
Lo relevante aquí, es saber si los paulatinos avances venideros moldearan suficientemente a la sociedad como para que todo esto que ahora nos parece una aberración, sea vivido con naturalidad en el futuro.
¿El anhelo humano por vivir más y mejor nos llevará a la post biología? ¿O lo artificial jamás igualará las prestaciones de lo biológico?
¿Te gustaría ser Motoko Kusanagi?

Puedes dejar tu opinión en la caja de comentarios.


Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios