TODO EN CIENCIA Y CIENCIA FICCIÓN

Diferencias entre el HUBBLE y el JAMES WEBB

Diferencias entre el HUBBLE y el JAMES WEBB

 
0.0 (0)
Escribir Opinión

Después de más de tres décadas en el espacio, el Hubble nos ha proporcionado instantáneas increíbles y por ello, el listón está muy alto para el James Webb.
Ha llovido mucho desde el lanzamiento del telescopio espacial Hubble en 1990, y ahora tenemos otras tecnologías.
Sobre todo tenemos otro tipo de preguntas, y requieren de un avance considerable para poder ser abordadas. El nuevo telescopio James Webb ha llegado para intentar responderlas.

¿Cuál es la diferencia entre estos dos telescopios? Pues mirad:
El telescopio Hubble tiene un panel imponente de 2,4 metros, mientras que el James Webb tiene un 'superespejo' de 6,5 metros formado por 18 piezas de berilio recubiertas de oro.

Además, el Webb (que mide como una cancha de tenis de 21 metros de largo por 14 de ancho ) es casi el doble de grande que el Hubble. No obstante y aunque pueda resultar sorprendente, el Webb pesa la mitad que su predecesor.

La resolución del nuevo telescopio también será significativamente mayor que la del Hubble, y observará el universo principalmente en el espectro infrarrojo, mientras que el Hubble lo divisa en longitudes de onda ópticas y ultravioleta.

Además, Web podrá observar el universo tal y como era hace 13.500 millones de años, 1000 millones de años más que el Hubble.

El estudio de exoplanetas también es un objetivo importante del nuevo telescopio.

Otra diferencia entre Hubble y Webb es su posición con respecto a la Tierra: el primero está a unos 600 kilómetros por encima de nuestras cabezas, mientras que el nuevo telescopio espacial estará a 1,5 millones de kilómetros de distancia. Es una cifra que equivale a casi cuatro veces la distancia entre la Tierra y la Luna. Esto significa que es muy difícil de reparar.
Precisamente esta es una de las razones por las que se ha retrasado tanto su lanzamiento durante los últimos años. Los instrumentos debían probarse a fondo para minimizar el margen de falla y asegurar que no ocurran errores.

Aunque es demasiado pronto para sacar conclusiones, se espera que James Webb no sea tan longevo como el Hubble. Está pensado que dure unos 5 años, pero quién sabe si podría alargarse a 10 años o incluso más. En este sentido, el Hubble ya nos sorprendió con sus más de 30 años de andadura... ¿por qué no podría hacerlo también el Webb?

Como último dato, decir que el desarrollo del nuevo telescopio ha costado cerca de 10.000 millones de dólares, mientras que el Hubble costó 2.800 millones.
Nunca antes se había lanzado al espacio un telescopio tan caro, sofisticado y complejo.


Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios