PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Películas de ciencia ficción de Sigourney Weaver Reciente

Hoy vamos a repasar las películas de ciencia ficción en donde aparece nuestra queridísima Sigourney Weaver (que ya os avanzo, son 11):



Susan Alexandra Weaver (también conocida como Sigourney Weaver: la “reina de la ciencia-ficción”), nació el 1949, y es una actriz y productora estadounidense de cine, televisión y teatro.
Nació en Manhattan, y es hija de un productor ejecutivo de televisión y de una actriz británica.
Vivió en numerosos lugares durante su infancia, y a la edad de trece años ya tenía una altura que era superior a la del resto, siendo esto motivo para que sus compañeros de clase se burlaran de ella.
Cuando terminó sus estudios entró en la Yale School of Drama en Nueva York, consiguiendo su debut en el teatro en el año 1973.
El debut de Sigourney Weaver se produjo con la película de Woody Allen "Annie Hall" (del 1977), en la que interpretaba un pequeño personaje.

Dos años más tarde, la actriz apareció como la flamante teniente Ripley en la primera parte de la saga Alien. La película de sobras conocida era "Alien, el octavo pasajero", del 1979.
Esta película por la que la productora no daba un céntimo al principio, tras su estreno obtuvo críticas bastante positivas (especialmente, en lo referente a los efectos visuales y musicales), y gozó de un considerable éxito comercial en su momento que con el tiempo, culminó a indiscutible obra de culto.
La cinta ganó un Óscar, 2 premios BAFTA, un premio Hugo  y 3 premios Saturn.
El éxito de Alien generó una franquicia de novelas, cómics, videojuegos y juguetes, así como tres secuelas (Aliens, Alien 3 y Alien Resurrection),y dos crossovers (Alien vs. Predator y Aliens vs. Predator: Requiem). También hay dos cintas relacionadas con la trama original: Prometheus y Alien: Covenant . Presumiblemente, habrá más.
Alien lanzó la carrera de Weaver hacia el estrellato, en unos tiempos en los que no era común ver a heroínas en la ciencia ficción. Normalmente, los papeles femeninos en ese tiempo se limitaban a la típica dama en apuros que hay que salvar.
Con unos modestos 11 millones de dólares de presupuesto, Alien acabó recaudando 104 millones de dólares.

El 1984, Sigourney Weaver volvió con "Cazafantasmas", una comedia con algunos toques de ciencia ficción que fue un éxito de taquilla y se registró como la comedia más taquillera de la década. En ella, tres parapsicólogos expulsados de la Columbia University debido a sus estudios y prácticas poco ortodoxas, comienzan su propio negocio trabajando como cazafantasmas (investigando fenómenos paranormales y usando una  sofisticada tecnología). Su primera cliente es Dana Barret (Sigourney Weaver), que en la película toma un papel sensual a la vez que asustadizo al principio.
Presupuesto de la película: 30 millones de dólares. Recaudación: 291 millones.

En el año 1986, Weaver retomó su exitoso papel de teniente Ripley en "Aliens, el regreso". Con esta segunda parte se sentarían las bases que definirían el universo ficticio de Alien.
Quizá uno de los importantes logros de la película (además de mantener la misma atmósfera claustrofóbica y oscura de su predecesora), es el de esclarecer los misterios planteados en la primera parte acerca del ciclo de vida de los aliens. Y lo hace de una forma original y muy verosímil, lo que le confiere un realismo pocas veces visto.
Este ciclo de vida no era el que había imaginado Ridley Scott en su primera parte (algo que podemos deducir de una de las escenas eliminadas en Alien). Toda la estructura de la colonia alien, la Reina, el engendramiento de los huevos, y los "zánganos", fue creada en esta segunda parte.
Si en la primera ya vimos la valentía de Ripley, en esta secuela se confirmó como la mayor heroína de la historia del cine de ciencia ficción. La película ganó el Óscar a los mejores efectos especiales y también, a la mejor edición de sonido. Con unos modestos 18 millones de dólares, la película acabó recaudando unos 160 millones.

1989, Los cazafantasmas 2. Esta comedia de ciencia ficción retomaba las aventuras de un grupo de parapsicólogos y sus andaduras para combatir actividades paranormales.
El personaje de Weaver, Dana Barret, ha dejado a Peter y ahora tiene un hijo (en torno del cual han sucedido varios hechos inexplicables). Después de muchas investigaciones y ante la sospecha de nuevos sucesos paranormales, éstos se confirman cuando descubren en el subterráneo de la ciudad un río con una especie de sustancia que es una amenaza. La película gozó de un estreno meteórico, consiguiendo recaudar casi 30 millones de dólares en su primer fin de semana. Cifras totales: 37 millones de presupuesto, y 215 millones recaudados a nivel mundial.
 
El 1992 Sigouney Weaver volvía a encarnar a la heroína preferida de la ciencia ficción, en esta ocasión con Alien 3.
Tras escapar del planeta alienígena, la teniente Ripley aterriza accidentalmente en Fiorna 161, una prisión galáctica. Una vez rescatada, pronto descubrirá que algo que no es humano, también viajaba en la misma nave que ella.
Después de que Sigourney Weaver pidiera explícitamente la muerte de Ripley en Aliens y fuera ignorada, se negó a participar en esta tercera parte hasta que le pusieron 4 millones de dólares en la cara. Aceptó el papel pidiendo que, esta vez sí, su personaje muriera.
Resultado: Ripley muere, y Weaver sigue interpretando el papel de forma muy convincente y con ese carácter machorro que caracteriza al personaje; no así el resto de personajes, interpretados por actores poco carismáticos y que no transmiten ninguna sensación de ser  infames asesinos y violadores de la galaxia.
Se reescribió el guión varias veces y se intentó que Ridley Scott y Renny Harlin la dirigieran, pero ambos rechazaron el proyecto. Finalmente, se contrató a alguien desconocido en aquel momento, pero que tenía una estelar carrera como director de videoclips musicales: David Fincher. Con un presupuesto más holgado que las anteriores (50 millones de dólares), Fincher no acabó de convencer, en parte, porque tuvo que enfrentarse a un guión que aún no estaba terminado habiendo ya comenzado el rodaje . La película recaudó unos 160 millones de dólares.

La que de momento es la última película de  esta famosa saga, tomó el nombre de Alien: Resurrection, del 1997.
Gracias a un experimento militar y usando muestras de sangre congelada de aquella prisión, oficiales científicos logran clonar a Ripley y un embrión de una reina Alien.
Rizando el rizo en una historia que parecía muerta por las pocas ganas de Weaver por continuarla y la dificultad de enlazar un argumento convincente, esta cinta es quizá la más mediocre de toda la saga.
El guionista Joss Whedon tuvo que escribir cinco versiones diferentes del guión hasta que salió la definitiva (de hecho, años después se quejó amargamente de todos los cambios que le obligaron a hacer).
La nueva Ripley es uno de los alicientes del film. Atrás quedó la abnegada y sufrida profesional, la superviviente nata. Ahora estamos ante un personaje descreído, mitad humano, mitad alien, con unos poderes sorprendentes, pero que mantiene un rescoldo de la Ripley que conocimos.
Una de las grandes anécdotas del rodaje es que la última secuencia en la escena de baloncesto, se hizo sin ningún truco. Weaver se empeñó en hacerla por sí misma, entrenó durante días y lo mejor de todo es que lo consiguió en la primera toma, dejando a todo el personal absolutamente alucinado. La película costó 75 millones de dólares y recaudó 161 millones.
 
En el 1999, se estrenó una de las películas de ciencia ficción menos conocida de la actriz: Galaxy Quest (o como se tradujo en España: Héroes fuera de órbita).
El argumento nos cuenta como terminada una serie televisiva de gran éxito, sus protagonistas se dedican a exhibirse por convenciones y programas especiales. Lo que ignoran es que una raza alienígena los captaban creyendo que se trataba de un documento histórico y verídico. Por eso, deciden secuestrar a los viejos actores para que les ayuden a derrotar a su perverso enemigo. La cinta es una parodia humorística (y un homenaje) a Star Trek, y los seguidores de esta famosa saga la apoyaron mayoritariamente y se rieron con sus ocurrencias. No puede decirse que en esta película nuestra heroína preferida se luzca, a no ser que por lucirse interpretemos que lleve un sensual escote.  Pese a todo, el film fue un éxito comercial siendo divertido y entretenido. Presupuesto: 45 millones de dólares. Recaudación: No lo he encontrado.
 
En el 2008, Sigouney Weaver prestó su voz para la computadora de la Axioma, en la película de animación WALL•E. La cinta nos cuenta las aventuras de un entrañable robot basurero, a la vez que presenta una inteligente crítica de  una posible sociedad futura. WALL-E se convirtió en la producción más compleja de Pixar desde Monsters, Inc. debido al escenario y a la trama que debía transmitir la cinta.
Con un presupuesto de 180 millones de dólares, la cinta recaudó casi 300 millones a nivel mundial y fue un éxito de taquilla y crítica.
También ganó el premio a la mejor película de animación en los Óscars, los Globos de Oro y los premios BAFTA.
 
Un año después, en el 2009, la exitosa Avatar contó entre su reparto con una Sigouney Weaver no en un papel protagonista, pero tampoco nada despreciable.
Esta película escrita, producida y dirigida por James Cameron fue todo un acontecimiento, y pulverizó récords en su momento (siendo hasta la fecha, la película de ciencia ficción más vista de la historia).
Los acontecimientos que narra el film se desarrollan en Pandora, una luna habitada por una raza humanoide con la que los humanos se encuentran en conflicto.
Sigourney Weaver encarna a la Dr. Grace, una astrobióloga y directora del proyecto Avatar que sirve como mentora de Jake.
Michael Biehn, estuvo a punto de convertirse en el Coronel Quaritch, pero, finalmente, el papel le fue otorgado a Stephen Lang (dado que el director no quería que el público relacionara 'Avatar' con 'Aliens').
Por esta misma razón Cameron también descartó en un principio que Weaver trabajara en Avatar, pues ya había participado también en la exitosa 'Aliens' (y temía que público pudiera confundirse o asociar ambos personajes). No obstante, y por fortuna, cambió de idea.
James Cameron pretendía originalmente estrenar la película en 1999, pero en ese tiempo, los efectos especiales que quería incrementaban el presupuesto en 400 millones de dólares. Ningún estudio podía financiar esa cifra, por lo que tuvo que ser pospuesta una década. En mi opinión fue lo mejor, dado que la tecnología de Cameron se acabó de desarrollar siendo más consistente.
Esta obra titánica costó 237 millones de dólares, y recaudó  unos 2.788 millones.
 
La penúltima aparición de Sigourney Weaver en una película de ciencia ficción es Paul (del 2011), en la que dos frikis ingleses viajan hasta la Convención Internacional de Cómics de San Diego, y después deciden hacer un viaje por el Área 51. En su camino se encuentran con un pequeño alienígena llamado Paul, quien busca ayuda para escapar del Gobierno que quiere acabar con él y, también, quiere encontrar el camino de regreso a su hogar.
Weaver, en un papel más bien menor interpreta a "el Gran Jefe", siendo la tiránica e intimidante jefa.
Su personaje debía ser inicialmente un hombre. Pero una noche, mientras los cineastas hablaban de un posible actor para el papel, alguien dijo: “¿Y si es una mujer?” Si era una mujer, solo podía encarnarla una persona: Sigourney Weaver. Y fue toda una sorpresa que aceptara el papel.
Con 40 millones de presupuesto, la cinta recaudó 97 millones.
 
La última contribución de Sigourney Weaver en este género ha sido su papel secundario en la película Chappie, del 2015.
En un esfuerzo por reducir el alto índice de criminalidad, la policía decide comprar robots blindados a un fabricante de armas, los cuales consiguen reducir con éxito la delincuencia.
El inventor de estos robots crea en su casa un prototipo de inteligencia artificial, que imita la mente humana hasta el punto de sentir emociones y tener opiniones. Sin embargo, la directora de la empresa armamentística, Sigourney Weaver, le niega el permiso para probarlo.
Siempre correctísima aunque en esta ocasión sin llegar a brillar mucho debido a lo relativamente escueto de su personaje, Weaver demostraba una vez más su predilección por este género que tanto amamos (y que tantas alegrías profesionales le ha dado).
Por su parte, el director Neill Blomkamp volvía a generar un producto a la altura de su ópera prima, la estupendísima 'Distrito 9', con un guión de vanguardia tecnológica que en esta ocasión, profundizaba sobre la factibilidad de que una máquina pueda tener conciencia humana (así como la compatibilidad de soportes en cuanto a la viabilidad de transferencia de conciencia entre humanos y máquinas).
El presupuesto de esta película fue de 49 millones de dólares, y su recaudación de 102 millones.

Pues ya lo veis, 11 películas de ciencia ficción en las que ha participado Sigourney Weaver con más o menos protagonismo. Generalmente, películas de calado importante, y si no, sencillamente entretenidas (que tampoco, es poca cosa).

Fuentes:
Powered by JReviews