PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

¿Apocalipsis Literario? Libros interactivos

¿Apocalipsis Literario? Libros interactivos

Popular
  
 
5.0 (1)
1280  
Escribir Opinión

Seguramente habréis leído muchos artículos que alarman sobre el actual “apocalipsis literario”; pequeñas librerías que cierran, editoriales convencionales menguando, ventas de libros en papel que disminuyen, etc.
Queda claro que el modelo tradicional hace aguas, y no es porque se escriba poco ni se lea menos. Simplemente, el mercado de la lectura se está perfilando irremisiblemente hacia lo Digital.
Hace poco leí una noticia del auge de la lectura electrónica entre los niños, lo que remarca que esta tendencia “digitalizadora”, no hace más que empezar y se consolidará todavía más en el futuro.



Siempre habrá una cuota de mercado para los libros de papel, pero las nuevas generaciones crecen con lo electrónico y no hay marcha atrás.
Las librerías convencionales se hunden en la miseria, y por el contrario, afloran editoriales digitales y plataformas por internet que publican de forma mucho más barata, y en  bastantes ocasiones, hasta con posibilidad de comprar también en físico.

Si algún estudio hablara sobre si se escribe y se lee menos ahora que hace 50 o 100 años, veríamos que actualmente la literatura en realidad goza de muy buena salud; mucha gente se anima a escribir y a difundir sus trabajos, y la lectura está muchísimo más generalizada entre la población que en cualquier otra época pasada.

Lo bueno de este tan criticado escenario, es que nosotros, portalcienciayficcion, podemos publicar por ejemplo, una revista digital que de otro modo, nunca vería la luz por los cauces convencionales. Y como nosotros, muchísimas más personas, que vía plataformas como amazon, o mediante financiación crowdfunding, pueden publicar sus creaciones y difundirlas por todo el planeta.
En lo personal, me gusta esta especie de “rebelión” contra el status establecido censurador. Y que no sean los editores de siempre o supuestos eruditos, los que deciden qué puede leer la gente y qué no.
Ahora todo el mundo tiene la posibilidad de ofrecer su propuesta al mundo y divulgarla. Periódicamente, escritores noveles contactan con nosotros al ver en nuestro portal, una oportunidad más para dar a conocer su trabajo. En casi todos los casos, han apostado por editoriales electrónicas ya que publicar en papel es ahora una tarea muy complicada.

Es importante dar oportunidades para que las personas puedan expresarse, y si ello significa vender libros digitales en vez de libros en papel, personalmente no me supone ningún problema. El caso es leer, no el soporte que se use para ello. Ya que los soportes son efímeros, y cambian con el transcurso del tiempo y el desarrollo evolutivo (antes escribíamos en piedra, por ejemplo…).
Nuevos avances proponen nuevas vías (y soportes antiguos, pasan a una mejor vida con el transcurso del tiempo). Hay que adaptarse a los tiempos y razonar en términos prácticos presentes (y no en añoranzas de tiempos pretéritos supuestamente mejores; y que a mi entender no lo eran).

Al fin y al cabo, ¿Acaso importa mucho el canal por el que se acceden a los datos, o son los datos en sí mismos los que otorgan relevancia al conocimiento y desarrollo personal?
A menudo oímos eso de que “Leer libros es bueno, pero ver cine o televisión es malo”. Bueno, pues como en todo, dependerá de su contenido. Habrá propuestas televisivas y audiovisuales magníficas, y otras perturbadoramente nauseabundas. Como hay libros estupendos y otros de talante tan fecal, que no aportan absolutamente nada al género humano.
El debate me parece en el fondo absurdo, y una vez más remarco que no es el canal ni soporte en sí mismo lo que garantiza utilidad y legitimación, sino su contenido y conveniencia.

Si pienso en los libros del futuro, digamos, dentro de 25 años, me viene a la mente incluir escenas de vídeo y transiciones. Las letras Élficas son bonitas de ver… pero también de escuchar. ¿Cuál es el acento Élfico? Las palabras pueden describirlo, pero el sonido, mostrarlo. ¿Y qué me dicen de un libro con una buena banda sonora? ¿O de un libro que es un “musical” literario?

Puedes pasarte largos párrafos leyendo descripciones de paisajes, o puedes ver los paisajes exactamente tal y como su autor los concibió “en su obra digital”.
Puedes leer como unos personajes descifran un acertijo que abre las puertas de Moria, o puedes ser tú mismo uno más de los personajes; activo, con poder de decisión, capaz de descifrar acertijos y determinar el curso de una trama que no es lineal y siempre la misma (sino que depende de la implicación de tu mente en ese mundo, tus elecciones, el modo de entender la esencia de un argumento que nunca es el mismo…).
Estoy hablando de interactividad, una palabra que a principios del siglo pasado, ni existía.

En resumidas cuentas, de dejar de ser un lector que no interviene en absolutamente nada y se limita a tragar el camino de migajas que le marca unidireccionalmente el autor.
Estoy hablando de… otro concepto literario más ajustado a las demandas de un público futuro, que cada vez más deseará formar parte de las cosas y no ser solamente un espectador pasivo.

Yo me imagino libros interactivos con música, imágenes, que hasta también desprenden olores, y con pequeños juegos adheridos. El formato libro convencional, evolucionará con el tiempo. La época de la realidad virtual se acerca, y muchos soportes tendrán que incorporar más sentidos que los actuales, si quieren seguir ocupando un espacio significativo en el mercado.

Muchos dirán que incluir semejantes cosas ya no sería literatura, pero el cine, por ejemplo, era mudo al principio. Y el incorporar más información (como el sonido, por ejemplo), no hizo más que encumbrar su popularidad.

Me imagino un cómic del futuro con viñetas animadas, con voces, música y efectos de sonido. Eso para empezar y como mínimo. Y donde puedes escoger el devenir de la historia con elecciones personales. Podrás “leerte” un cómic 50 veces, y todavía encontrar en el argumento cambios sustanciales en función de tus elecciones y otros usuarios conectados.

Hace un tiempo leí un artículo de prensa que hablaba de las excelencias de la literatura escrita en papel y ridiculizaba el formato digital. Bueno, lo cierto es que daba básicamente una única una razón por la que la literatura impresa nunca sería sustituida por el formato digital; el mayor placer que dan en la lectura, las hojas de papel (contrariamente a una “pantalla impersonal”).

Pero la frialdad de una pantalla se mide por las costumbres de cada persona. Supongo que a los niños de hoy, la pantalla les transmite sensaciones muy vivas. Sentir las hojas de papel… o sentir teclas o pantallas táctiles. Cada cual tendrá sus inclinaciones, dependiendo de lo que haya vivido personalmente desde su infancia.

Los tiempos cambian, y las herramientas y soportes para procesar la información, también lo hacen. Pero siempre quedará ese activismo nostálgico coleccionista propio de las generaciones pasadas, basadas en el recuerdo arqueológico.


Opiniones de los usuarios

1 opiniones

 
5.0  (1)
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios
 
5.0

JET LAG OPINION

Por una serie de circunstancias que no viene al caso referir, es apenas hoy (casi cuatro años después de publicada esta reseña) cuando "tropiezo" con ella... Concuerdo plena y totalmente con su autor, pues me recuerda las apasionadas argumentaciones con las que defendía hace 25 años (Oh, casualidad ¡¡¡) en la facultad tecnológica, la irrupción de aquella novedad que se avecinaba con la utilización de la World Wide Web (Internet); aquello me costó más de una bronca con ciertos docentes "adocenados y arqueológicos", pero en perspectiva temporal la revancha ha sido enormemente dulce.

Fue útil la opinión?