PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Los increíbles agujeros negros errantes

En 2016, se encontraron sólidas pruebas de la existencia de un agujero negro errante, y actualmente, ya damos por hecho que existen. En realidad, hasta se ha detectado alguno fehacientemente.
Un agujero negro errante ha sido desplazado de su órbita y vagabundea por el espacio al igual que los planetas errantes (ambos denominados errantes, por su particularidad de errar).
Esto significa que "ahí fuera", lejos de cualquier galaxia y en medio de la profunda oscuridad del espacio, puede haber toda una legión de estos auténticos monstruos itinerantes, capaces de devorar cualquier cosa que se cruce en su camino.
Antes de seguir, quiero decir que un agujero negro se forma con la muerte de una estrella muy grande. Para que el Sol, que es la estrella más grande y cercana la Tierra, lograse convertirse en un agujero negro al morir, tendría que tener 10 u 11 veces su masa.



¿Qué pasaría si hubiese un agujero negro en el sistema solar?
Lo más plausible (dentro de su extrema improbabilidad), sería el acercamiento de uno de esos agujeros negros errantes de que hablaba. Y oye, no es imposible; pero como digo, las probabilidades que algo así ocurra son paupérrimas.
Pero mira, hace nada (y gracias al telescopio espacial Hubble), un equipo de astrónomos detectó a uno de estos gigantes "huyendo" a toda velocidad del centro de una lejana galaxia situada a 8.000 millones de años luz de la Tierra.
Se trata de un descomunal agujero negro con más de mil millones de veces la masa de nuestro Sol, y resulta que... viene directo hacia nosotros.
Pero no hay que preocuparse por una posible colisión (de momento), ya que a su velocidad actual, el amenazador objeto tardará muchos miles de millones de años en cruzar el abismo que lo separa de nuestra posición.
Este agujero negro se está alejando del centro de su galaxia a unos 7,5 millones de km/h (no sé si os hacéis una idea, pero si el dato es correcto es verdaderamente brutal). Una velocidad suficiente para escapar completamente de ella , en un plazo no superior a 20 millones de años (y convertirse para siempre, en un enorme y peligroso vagabundo solitario en el Universo).
Bien, supongamos que éste (u otro agujero negro errante no visto por ahora), se acercase al sistema solar. Vayamos al grano...

La primera indicación de que algo inusual estaba ocurriendo, sería que la materia destruida por un agujero negro emite una radiación que podemos medir.
Después de darían cambios sutiles en las órbitas de los planetas exteriores. Estos cambios serían detectables al menos, en el momento en que el agujero negro estuviera unos cientos de miles de veces la distancia que separa la Tierra del Sol.
Para entonces, el agujero negro estaría cerca de los confines del sistema solar, en una área llena de objetos y cometas helados llamados la nube de Oort. Es posible que la perturbación gravitatoria causada por el agujero negro que viaja a través de la nube de Oort, catapultase gravitacionalmente a un gran número de cometas dentro del sistema solar interno, algunos de los cuales, podrían afectar a la Tierra o a otros planetas.

En este punto, los efectos sobre la órbita de la Tierra serían extremos (y es probable que el agujero negro se hubiera hecho visible a través de su interacción con alguno de los planetas exteriores).
Si el agujero negro continuara moviéndose hacia el sistema solar interno, las órbitas de los planetas serían  interrumpidas de forma dramática.
En la tierra, poco a poco, las estaciones del año empezarían a cambiar de forma abrupta. Incluso, si la Luna llegara a ser removida de su órbita actual, los cambios en las mareas serían realmente catastróficos y el clima se tornaría terrorífico.
Es probable que Júpiter, el planeta más masivo, fuese atrapado por el agujero negro debido a su fuerte atracción gravitacional mutua.
El agujero negro atraería gas de Júpiter, formando un brillante disco de remolinos de gas caliente (hasta que Júpiter fuese enteramente consumido por el  agujero negro).
En este momento, la Tierra estaría en graves problemas. Los efectos gravitatorios del agujero negro, causarían los terremotos y erupciones volcánicas más extremas jamás vistas antes por los seres humanos.
La Tierra sería indefectiblemente sacada de su órbita habitual, posiblemente experimentando cambios abruptos de dirección y siendo arrastrada hacia el Sol.
 Dado que el Sol contiene el 99.9% de la masa del sistema solar, el Sol y el agujero negro experimentarían una fuerte atracción gravitatoria  el uno hacia el otro.
La Tierra, cuyos habitantes ya habrían muerto, se acercaría al par sol / agujero negro, se calentaría, y se desgarraría por las fuerzas gravitatorias.
Finalmente, seríamos engullidos por el monstruoso agujero negro, y dependiendo su tamaño, sería más rápido o lento nuestro final.

¿Pero cómo sería exactamente eso? ¿Qué pasa cuando entras en un agujero negro?
¿Sería como en Interstellar? Yo lo dudo mucho... Pero, hay que reconocer que no hay consenso sobre este tema y depende un poco también de las dimensiones y características del agujero (así que explicaré lo que me parece más relevante de forma genérica).  
Suponiendo que la radiación que emite el agujero negro al succionar materia, no fuese mortal para nosotros... (suponiendo eso)
Primero, y a medida que avanzásemos al horizonte del agujero negro, desde fuera pareceríamos avanzar a cámara lenta.
Un observador situado fuera del alcance del agujero, vería cómo nuestra velocidad se va reduciendo a medida que os aproximamos al horizonte de sucesos, sin llegar a rebasarlo nunca:  nos vería como detenidos en el espacio y el tiempo, como en una fotografía.
Pero antes de llegar a ese punto de no retorno, el agujero primero se tragaría la atmósfera de la Tierra, y luego experimentaríamos como nos estiramos como un chicle (o espagueti finísimo y muy largo), debido a la inmensa gravedad a la que estaríamos sometidos hasta hacernos pedazos.

Ahora bien, hay quien dice (y lo vimos en el vídeo de la teoría del universo holográfico), que si un agujero negro nos tragase, no seríamos destruidos. Se sostiene que todo lo que contacta con un agujero negro no se pierde, sino que se convierte en una copia de sí mismo, existiendo en dos lugares al mismo tiempo: en el periférico horizonte de sucesos, y también, dentro del propio agujero negro. Según, Stephen Hawking podría ser así, y añade que los agujeros negros pueden servir como portal hacia otros universos (algo así como agujeros de gusano).

Bien. No quiero extenderme, pero según estas nuevas teorías, los agujeros negros no se considerarían 'asesinos destructores', sino un especie de máquinas de copia y portales.
Además, según algunos científicos como Nikodem Poplawski: "nada nos impide pensar que también el universo en que vivimos se encuentra, en realidad, dentro de un agujero negro".
Vale... No parece plausible, pero ciertas modificaciones de las ecuaciones de Einstein lo permiten.
Pero todo esto... los agujeros negros, parece pura ficción, y sin embargo, sucede todo el tiempo allá afuera en el espacio...
 
¿Conocías la existencia de agujeros negros errantes? ¿Qué te parecen?
¿Cuántas cosas nos quedan todavía por descubrir?

Fuentes:

Comentarios de los usuarios

No hay comentarios para este listado.

 
 
Asignar una puntuación (mienstras más alta mejor es)
5
Comentarios*
    Por favor introduzca el código de seguridad.
 
 
Powered by JReviews