PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Ultrasonidos curan temblores y cáncer (humanos)

Selwyn Lucas, pintor y decorador británico, estira su mano derecha frente a sus ojos. La mano no titubea, se mantiene quieta.
Hace unas horas esto le hubiese resultado imposible: antes de su operación, cada vez que movía la mano derecha ésta se ponía a temblar descontroladamente.



Los temblores eran fruto de una trastorno neurológico provocado por fallas en los circuitos del hipotálamo, una región pequeña en la base del cerebro.
La cirugía es uno de los tratamientos que se usan para remediar esta afección, pero conlleva riesgos de provocar un derrame o una infección. También se pueden administrar fármacos, aunque sus efectos colaterales pueden ser extremadamente desagradables.
Sin embargo, la operación que ha permitido a Lucas mantener su mano firme, fue hecha sin anestesia y sin incisiones.
Los médicos del hospital St. Mary de Londres utilizaron ondas de ultrasonido para destruir los tejidos que generaban señales eléctricas a destiempo, que llegaban a los músculos.
El ultrasonido son ondas de sonido que están en una frecuencia que los seres humanos no podemos oír.
A baja intensidad, estas ondas son inofensivas. Pero la máquina del hospital St. Mary usa rayos focalizados de ultrasonido con mucha más intensidad, que tienen como blanco un punto preciso en el hipotálamo.
Las ondas de ultrasonido hacen vibrar a las moléculas, lo cual genera energía y calor.
Cuando el rayo se centra en un solo punto, esto puede destruir el tejido calentando las células a una temperatura de unos 60ºC hasta que se mueren.
La máquina usa por tanto, ultrasonido focalizado de alta intensidad para destruir los circuitos del cerebro afectados que causan el temblor.

El día de la operación, Lucas llegó con la cabeza afeitada, un paso necesario porque el pelo puede atrapar el calor generado por el ultrasonido y provocar una quemadura.
Después de una segunda afeitada (para eliminar los folículos restantes), le colocaron un marco de metal en el cuero cabelludo, para asegurarse de que la cabeza permaneciera inmóvil durante el procedimiento.
Luego le insertaron la cabeza, dentro una máquina de ultrasonido.
El procedimiento, en el que el paciente permaneció despierto durante todo el procedimiento y sin anestesia, demoró cerca de 5 horas e involucró más de doce "sonicaciones".
Después de cada "sonicación", se le pedía a Lucas levantar la mano para chequear el temblor.
También controlaban que pudiese hablar sin dificultad, ya que esto sería una indicación de que estaban enfocando el rayo en el punto equivocado.
El resultado de la operación, como digo, fue notorio: los temblores desaparecieron completamente.
Selwyn Lucas es uno de cuatro pacientes operados con este sistema en Reino Unido, y los médicos esperan que el efecto sea permanente.
Lucas salió de la operación sintiéndose bien y con una sonrisa de oreja a oreja.
Esto ha sido posible gracias a que se aprobó a principios de 2016, la utilización de ultrasonido focalizado de alta intensidad para tratar el temblor esencial.
Este tratamiento es parte de un ensayo internacional para evaluar su efectividad y seguridad. De momento, los resultados han sido excelentes.
 
Peter Bain, neurólogo del Imperial College Healthcare NHS Trust, ha dicho que este procedimiento tiene un futuro prometedor y podría también usarse para corregir los temblores provocados por otras enfermedades neurológicas como el párkinson. Increíble, ¿verdad? Veremos si podemos darle remedio con esta técnica, en un futuro próximo...
Además, hacer una cirugía con este método cuesta tres veces menos que una operación tradicional.
Esta técnica de ultrasonido también está siendo utilizada para tratar a los pacientes en etapas preliminares de cáncer de próstata, y provoca muchos menos efectos secundarios que los tratamientos convencionales.
En el caso de cáncer de próstata, el procedimiento consiste en la aplicación dirigida de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía con temperaturas de hasta 100º C, para destruir las células cancerosas. Como el haz es minuciosamente dirigido selectivamente, los tejidos circundantes sanos no resultan afectados.

Las tasas de éxito con las terapias convencionales sólo ofrecen resultados positivos en la mitad de los casos, y acarrean efectos secundarios como la impotencia o incontinencia de orina. Pero con esta nueva técnica de ultrasonido, en nueve de cada 10 casos no se observaron efectos secundarios y los pacientes estaban libres de cáncer 12 meses después del tratamiento. Además, como la terapia no es invasiva no hay necesidad de internar a los pacientes.
Sin duda una gran notica, porque el cáncer de próstata es uno de los tipos más comunes de cáncer en hombres.

Pues bueno, esta ha sido una extraordinaria noticia de esas que no venden y apenas tienen repercusión, pero que me parece importante difundir.
Además, todo esto que os he dicho no son estudios preliminares, ni investigaciones en ratones por contrastar; La técnica ya está siendo probada en humanos, y con resultados muy satisfactorios.
¿Qué te parece esta nueva técnica?

Fuentes:

Comentarios de los usuarios

No hay comentarios para este listado.

 
 
Asignar una puntuación (mienstras más alta mejor es)
5
Comentarios*
    Por favor introduzca el código de seguridad.
 
 
Powered by JReviews