PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Películas antiguas con buenos efectos especiales

Después de hacer un vídeo sobre malos efectos especiales de películas antiguas, era de justicia hacer otro sobre efectos especiales buenos de películas también antiguas. Porque sí, hay películas con bastantes años que todavía hoy, brillan por sus fabulosos efectos visuales.



2001: Una odisea en el espacio, es  una película del 1968 dirigida por Stanley Kubrik, que es un clásico indiscutible del cine de ciencia ficción; y sus efectos especiales todavía hoy día son referente y ya los querrían para sí muchas películas actuales. Ciertamente, la elegancia y parsimonia de la apuesta  la hacen única, y automáticamente uno se da cuenta que tiene ya sus años, pero los efectos especiales siguen siendo magníficos.
Podría haber empezado con películas más antiguas con buenos efectos (que las hay), pero en mi humilde opinión,  2001 marcó un antes y un después.

Pero vale, antes de seguir con esta lista (que está en orden cronológico, por cierto), quiero destacar Metrópolis (de Fritz Lang), un filme alemán de ciencia ficción del 1927, que es considerado una de las grandes películas de la historia del cine mundial. Fue el primer filme considerado Memoria del Mundo por la Unesco, y resulta sorprendente observar como en un tiempo tan remoto se pudo tener la visión y técnica necesaria para realizar semejante proeza de efectos especiales. La película nos presenta una sociedad futura que se parece mucho a las grandes urbes actuales, y también, una espectacular mujer robot que se ha convertido en un icono indiscutible del cine de ciencia ficción de todos los tiempos.

Paréntesis a parte, seguimos otra gran película del 1968: El planeta de los simios, de Franklin J. Schaffner. En esas fechas no existía la categoría de maquillaje en los premios Óscar, así que la película ganó solamente un premio honorífico por la calidad de su maquillaje. El maquillaje supuso el 17 % del total del presupuesto. Todavía hoy día, los rostros de esos primates asombran por su realismo y precisión.

Seguimos con... George Lucas y su La Guerra de las galaxias (del 1977), que ganó por sus efectos visuales, un premio Óscar y un Saturn. Por aquel entonces, predominaba el uso de las maquetas. Utilizando diferentes perspectivas de cámara para engañar al espectador, se lograba así transmitir la sensación de que nos encontrábamos visualizando una estación inmensa como la Estrella de la muerte. Todas las explosiones eran simulaciones reales que terminaban destruyendo las maquetas construidas, y
se la llegó a comparar (en cuanto a sus efectos), con 2001: Una odisea en el espacio.

Del mismo año: Encuentros en la tercera fase (de Steven Spielberg), sigue siendo una de las mejores películas de ovnis rodada hasta la fecha, y ha envejecido magníficamente bien pese a sus 40 años desde la fecha de su estreno. Sus efectos especiales fueron obra del gran maestro Douglas Trumbull.

Dos años más tarde... Alien: el octavo pasajero, de Ridley Scott (estrenada el 1979), es otro ejemplo más de cómo envejecen bien unos buenos efectos especiales. Para que os hagáis una idea, el Superman turco ese que os mostré en el vídeo de malos efectos, son del mismo año. ¿Increíble, no?

Quiero mencionar también, la segunda parte de Mad Max. Como ya sabéis, Mad Max, la primera, es una obra de culto del 1979 (pero a mí personalmente no me gustó: bien, ahora eso no nos interesa...). 
Su segunda parte, dirigida por George Miller (del 1981), contó con unos buenos efectos artesanales; y es muy destacable la completa ausencia de efectos por computadora en las escenas de acción.

Por último, otra película que no podía faltar en esta lista: la grandiosa Blade Runner (cinta del 1982); una película de Ridley Scott que se alió con el experto en efectos especiales Douglas Trumbull (sí, el de Encuentros en la tercera fase).
La joya de la corona de Blade Runner, fue la maqueta inicial de una vista aérea de unos Los Ángeles caótico...
Mucha artesanía y ausencia de efectos digitales, para una película imperecedera que a día de hoy conserva toda la frescura de su primer día.

Pues bueno, estos han sido algunos ejemplos de películas antiguas con buenos efectos especiales (para romper ese mito de que todas las pelis viejas, tienen unos efectos de mierda).
Si queréis ver malos efectos, para compararlos con los de este vídeo, podéis ver mi vídeo "Los peores efectos especiales y escenas más ridículas".

¿Qué te han parecido estos efectos especiales?
¿Qué película antigua más, podría caber en esta lista?
Puedes dejar tu opinión en la caja de comentarios.

Powered by JReviews