PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Serie Ulises XXXI (Crítica + Episodio 1)

Hoy voy a hablaros de una serie de dibujos animados de mi infancia, de la que tengo un muy buen recuerdo y que fue el detonante para que me interesara por la ciencia ficción. Después de la reseña podréis ver su episodio número 1.
 
 
Ulises 31 es una serie de dibujos animados franco-japonesa del 1981, que traslada la historia de la mitología griega de Ulises al siglo XXXI (concretamente, es un "remake" futurista de la archiconocida Odisea de Homero). El programa consta de 26 capítulos (de aproximadamente, 24 minutos de duración cada uno), y fue producido por Tokyo Movie Shinsha (de Japón) y DiC Entertainment (en Francia).

Al comando de la nave espacial Odiseus (cuya inteligencia artificial se llama Shirka), Ulises mata al gran Cíclope (una criatura de Poseidón), rescatando así a un grupo de niños prisioneros (incluyendo, a su propio hijo Telémaco). El dios Poseidón sintiéndose insultado borra los datos de navegación de Shirka, y lo sentencia a vagar por el universo del Olimpo con el beneplácito de Zeus. También congela en hibernación a su tripulación (exceptuando a la extraterrestre Thais, su hijo, y un pequeño robot llamado Nono), y así, se ven obligados a errar en el espacio hasta encontrar el reino de Hades, protagonizando todo tipo de aventuras, hasta expiar su agravio (tras lo que serán todos liberados para volver a la Tierra).
En su penoso viaje, Ulises se topará con muchos planetas, donde extrañas criaturas pondrán en peligro a Ulises, Telémaco, Thais y Nono.

Esta serie de culto que marcó a toda una generación, se ambienta en un tiempo en el que la humanidad ha alcanzado grandes avances tecnológicos y los viajes interplanetarios son tan comunes, como lo son hoy en día los viajes de una ciudad a otra.
Toda la serie destila el calor de la lucha del ser humano, por superar los obstáculos de fuerzas que le son totalmente desconocidas (y que están, fuera de su control).
Las diferentes pruebas a las que tienen que enfrentarse los protagonistas de la serie, forman una estructura por capítulos sólida, coherente y sumamente entretenida.
De entre todas las aventuras, recuerdo con especial asombro el séptimo episodio dedicado a Sísifo, porque muestra una de las condenas más terroríficas de la mitología: el eterno comienzo. Por la serie desfilan además Eolo, Circe, el Minotauro y muchos otros elementos clásicos que sirven para que Ulises y los suyos, vayan superando etapas.

Yo pienso que para los pequeños, esta serie sigue ofreciendo todavía hoy día conceptos interesantes y de buen calado. Recuerdos mitológicos como el minotauro, esas viejas tejedoras de sueños, las apariciones de los dioses del Olimpo, los paisajes cosmológicos, la inteligencia artificial del Odiseus... son temas que me llagaron al alma de enano.

Recuerdo que yo debía tener unos 8 o 9 años cuando la vi, y evidentemente no comprendía ni me daba cuenta de la carga mitológica que imprimía la serie. Me quedaba con conceptos más simpáticos como que la inteligencia artificial es muy chula, los robots molan, y las naves son lo más.
Puedo decir que esta serie marcó un antes y un después para mi, siendo el detonante para que me interesara definitivamente por la ciencia ficción y la tecnología.

Los Personajes principales de la serie, son:
Ulises - Personaje principal y capitán del Odiseus.
Telémaco - Hijo de Ulises.
Thais - Una joven extraterrestre el planeta Zotra.
Nono - Un pequeño robot comedor de tuercas, y compañero de Telémaco.
Y Shirka - El ordenador principal del Odiseus.

El director de la serie es Nagahama Tadao, y el guión corre a cargo Jean Chalopin, y Nina Wolmark.
La verdad es que Ulises 31 ha envejecido con dignidad. Si tenéis oportunidad de haceros con la serie con una buena calidad de imagen, os daréis cuenta de ello.
Resumiendo: Un memorable producto para recordar, o para instruir a los más pequeños mientras se divierten, aprenden y se sumergen en este increíble género que es la ciencia ficción.

Powered by JReviews