PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Crítica: Star Trek: Next generation (1987 - 1994)

Tuvieron que pasar casi dos décadas para que Star Trek regresase al mundo de la televisión. La serie original había sido cancelada en el año 1969, y "La Nueva Generación" comenzó a emitirse en 1987. La razón del regreso a la pequeña pantalla fue mayormente el éxito que las cuatro películas emitidas hasta la fecha, habían tenido ("Star Trek", "La Ira de Khan", "La Búsqueda de Spock" y "Misión Salvar la Tierra").  Star Trek: Next generation se sitúa en el siglo XXIV (24), un siglo después de Star Trek: la serie original, y la nave protagonista de las nuevas aventuras es la USS Enterprise.



Trata temas actuales llevados a dicho marco temporal, y sobre todo pone énfasis en la igualdad de géneros que debería existir en el futuro.
Esta serie duro 7 fabulosos años (se retransmitió entre el 1987 y el 1994), y tuvo 7 temporadas con un total de 178 episodios (el mayor número de episodios que haya tenido una serie de Star Trek).
Los episodios siguen las peripecias de la tripulación de la Enterprise, una nave insignia de la Federación Unida de Planetas, que está diseñada para la exploración y la diplomacia (pero también preparada para la batalla, si es necesario).
Los tripulantes van conociendo nuevas y poderosas razas tecnológicamente avanzadas, cuyos conflictos y contactos se resuelven de forma pacífica y diplomática, o mediante combates y escaramuzas si es menester.
Pero la trama de muchos episodios se desenvuelve en torno a viajes en el tiempo, asuntos personales de los protagonistas, desastres naturales en la Galaxia o en planetas, y otros argumentos que no requieren necesariamente la aparición de extraterrestres.
A mí personalmente, lo que más me fascinaba eran los ocurrentes episodios en los que se encontraban con fenómenos cósmicos y espaciales de lo más dispares y enigmáticos (formas de vida extrañas y nunca antes vistas, a veces, que eran resueltos magníficamente, en un alarde imaginativo notorio).
 
Una característica de la serie es que, a pesar de la auto-conclusión de los episodios, existe continuidad en las tramas; esto es: los hechos de un episodio, determinan situaciones en episodios posteriores.

Las razas más destacables que aparecen en la serie son los Klingons, los Romulanos, Ferengi y Cardasianos. Si bien los más peligrosos (y los que personalmente, más me maravillaron), fueron los Borg: unos seres conquistadores y muy evolucionados, con mente de colmena (la frase "La resistencia es fútil", se convirtió en todo un símbolo del pánico que estas criaturas podrían causar).

Next Generation ganó 18 Premios Emmy, así como dos Premios Hugo.
Y esta serie también sirvió de base para la realización de cuatro películas: Star Trek VII: La próxima generación (1994), Star Trek: primer contacto (1996), Star Trek: insurrección (1998) y Star Trek: némesis (2002).
Pero puede que lo más destacable de esta serie para sus seguidores, fuesen sus carismáticos personajes y el magnífico guión de los episodios (siempre ocurrentes, interesantes y sumamente entretenidos).

Esta serie la seguí mucho. Yo tenía unos 14 años cuando empecé a verla, y 20 cuando terminó (luego ya era un hombrecito con cierto criterio).
Y si os digo la verdad, no recuerdo que sus efectos especiales fuesen nada del otro mundo. No sabría deciros si esta serie ha envejecido bien (no la he vuelto a ver), pero más allá de detalles técnicos, el argumento de los episodios solía ser sorprendente y enganchaba mucho.

El personaje más destacable es el capitán, el conocido y carismático Jean-Luc Picard encarnado por el actor Patrick Stewart:  una persona muy inteligente, intelectual y filosófica, que siempre tiene guardado un as en la manga para las situaciones imposibles...
Pero el androide DATA (cuyo actor es Brent Spiner), era mi preferido. Ese ser inteligente, servicial, e inseparable amigo de Picard y que intenta parecerse a los humanos... desde el primer momento me cautivó.
Yo siempre me he sentido atraído por las criaturas artificiales, y DATA emanaba todo el calor de un ser digno de respeto y admiración.
No voy a hacer un repaso de todos los personajes, porque me extendería demasiado, pero todos ellos cuentan con un perfil muy cuidado y que evoluciona a lo largo del programa (resultando entrañables, familiares y encantadores). Porque sí: todos son bellísimas personas. Y puede ser un defecto, porque habrá a quienes les fascinan los malos.
Pero la ingenuidad de Star Trek, ha sido siempre dotar a la tripulación de una exquisita moral e integridad que en ocasiones, puede resultar algo empalagosa.

¿Viste esta  serie? ¿Te gustó? Nunca es tarde para descubrirla.

Comentarios de los usuarios

No hay comentarios para este listado.

 
 
Asignar una puntuación (mienstras más alta mejor es)
5
Comentarios*
    Por favor introduzca el código de seguridad.
 
 
Powered by JReviews