PORTAL - FORO - BLOG - TIENDA |
Imprimir E-mail Compartir

Ventajas e inconvenientes de la tecnología y la IA

"¡Aiden, mira!", exclama NAO, mientras señala a una pantalla situada en una pared alejada. En la pantalla, ha aparecido un célebre personaje de dibujos animados, el perro Scooby Doo. Aiden, un niño de tres años y medio que padece trastornos del espectro autista, mira en la dirección a la que el robot le señala.



Esta habilidad social básica se llama atención compartida. Por lo general, los niños pequeños la aprenden de manera espontánea y natural a medida que crecen. Los niños con autismo, sin embargo, tienen dificultad para dominarla, y esa incapacidad puede dar lugar a diversos problemas de aprendizaje conforme pasan los años.
Los investigadores constataron que los niños con tales trastornos, prestaron más atención al robot que a un terapeuta humano (esto sucedió gracias a la menor intimidación y la ansiedad).
Los resultados de la investigación indican que los robots podrían desempeñar un papel crucial, en ayudar a lidiar con el creciente problema de salud pública, generado a raíz del rápido aumento en la cantidad de niños diagnosticados con trastornos del espectro autista.
El costo de estos sistemas continuará bajando en el futuro cercano, de modo que su precio, una vez perfeccionado y optimizado, debería estar al alcance de mucha gente.
Muy bien. Vamos a ver otras ventajas del desarrollo tecnológico...
El transporte. En horas puedes viajar hasta Australia o New York. ¡Volando! Increíble... quien lo hubiera dicho, hace 2000 años...
Redes ferroviarias, automoción: nunca hemos estado tan cerca los unos de los otros. Nunca había sido tan fácil ir de un lugar a otro...

Hablando de comunicación: Internet. Una red global de información asequible para todos (bien, con excepciones). Poder consultar noticias desde cualquier parte del mundo, compartir espacios web, portales, blogs...
Y con ello, la capacidad y posibilidad de expresión de la gente es evidente: Cada vez hay más escritores, por ejemplo. Ya no es algo relegado a unos pocos aristócratas (como antaño). Ahora las personas pueden expresarse, compartir sus obras: no solo con libros; con la música que comparten, con proyectos web... Portalcienciyficcion es un claro ejemplo de ello.
¿Internet es una mala herramienta? todo lo contrario, es un invento rompedor, sublime...
Otra cosa es el uso que acabemos dándole... Porque los contenidos basura, obviamente no son culpa de la tecnología, sino de los humanos que los conciben y la gente que los fomentan.

La medicina.
Pilar esencial de nuestra sociedad (de cualquier sociedad)... lo que nos mantiene vivos (ni más ni menos).
Pronósticos, operaciones, rehabilitación, mantenimiento (dentro de poco mejoras), todo calculado minuciosamente para hacer más llevaderas nuestras vidas.
Y oye, no es una obligación acudir a la ciencia cuando enfermas. Si quieres pasar de este conocimiento, puedes hacerlo. Pero a la hora de la verdad, y por más que despotriques de la tecnología durante toda tu vida, cuando tienes un problema de salud acudes a ella.
Y si no, pues no pasa nada. Porque la clave, es tener la posibilidad de poder elegir.
A mi me hace gracia la gente que se opone a la inmortalidad (bien, entendida como un alargamiento de la vida sin precedentes), y que la prohibiría...
"¿Qué vamos a hacer durante tanto tiempo? Lo bonito de la vida es que se acaba, todo es un clico..."
Oye, que la cuestión no es que nadie te vaya a obligar a vivir mucho tiempo en contra de tu voluntad (si quieres morirte, muérete y no pasa nada), sino que la gente que desea seguir prolongándola (pues porque está bien con ella y le gusta), pueda hacerlo.
¿Qué hay de malo en que la muerte sea una opción (y no una imposición)?

¿Problemas de superpoblación? El cosmos es inmenso, no nos lo vamos a acabar; pero vale, supongamos que pudiera ser un problema...
La tecnología, no nos obliga a procrear. La ciencia, el avance tecnológico... tiene muy detallado el ciclo de la vida y las formas de prevenirlo: con anticonceptivos, esterilización voluntaria (si ese es tu deseo); y sin embargo, parece que ahora somos demasiados.
Pero no por la tecnología, sino por nuestra mala praxis. Por ambición, por no proveer de soluciones científicas al problema de la superpoblación en el tercer mundo y países en vías de desarrollo. ¡Que tampoco es tan caro! ¡Unos cuantos condones de goma y problema solucionado! (Estoy generalizando)
Pero el egoísmo... todo eso no forma parte de la tecnología, sino de la codicia del ser humano biológico.  El egoísmo humano... ese es el problema.

Otra ventaja del desarrollo tecnológico es (y ha sido), permitir tareas que el hombre nunca hubiera podido realizar debido a su complejidad. Podemos decir que las máquinas, nos han facultado para superar nuestras barreras orgánicas (abriéndonos las puertas a una nueva existencia inalcanzable por nuestros sentidos biológicos). Con esto incluyo desde exploración espacial, hasta simulaciones, detectores, etc...
Pero quizá la más importante de las ventajas sea el desarrollo y mejora de nuestros cuerpos y capacidades: lo que nos permitirá ya no una evolución ambiental, sino personal, en nuestra esencia. En última instancia, pienso que se tenderá a que podamos elegir nuestra propia evolución y estructura corpórea (para librarnos de la selección natural).

Vale. ¿Y su lado negativo? No todo pueden ser excelencias...
Bien. En primer lugar mencionaré un posible problema de alienación (un deterioro entre nuestras relaciones humanas, priorizando la interacción con seres artificiales).
Ya hemos visto que en el caso de niños autistas, no existe tal problema (todo lo contrario). Más bien la tecnología y sus seres derivados, ayuda a su comunicación.
Ok. Con personas, con ciertos problemas... ¿Pero afectará de igual modo a las personas sanas?
Pues no lo sé. Quiero pensar que sí, pero en última instancia, repito, nadie te obliga a introducir tecnología en tu vivir. Y si lo hacemos, será porque nos es útil y nos gusta. Cada cual debe ser suficientemente inteligente como para usar y fomentar todo aquello que ayuda en su auto-realización. No tendría mucho sentido adoptar ciertas costumbres tecnológicas que aborreces...

Os voy a contar algo que os sorprenderá:
Yo apenas uso el móvil, más que para llamar y escribir algún que otro whatsapp minimalista indispensable. No me gusta demasiado esta herramienta.
Por costumbre, ya no suelo apuntarme a ningún grupo (porque me molestan los continuos pitidos de mensajitos constantes).
Pero lo que os va a sombrar, es que nunca lo llevo cuando salgo de casa. No me gusta estar todo el día pendiente del dichoso artilugio. Cuando llego a casa le echo un vistazo, hago lo propio y nada más.
Es así. La tecnología te ofrece muchas posibilidades, y luego uno debe amamantar los registros que les son placenteros (y no todos sin discriminación).
Porque la tecnología, es una opción (quiero dejarlo muy claro).
¿Que estás harto de tu vida, digamos "futurista" y los chismes y posibilidades que ofrece?
Puedes irte al amazonas, a alguna de esa tribus que todavía andan en taparrabos.
No veo  que estén superpobladas por occidentales desengañados de la tecnología, precisamente... Porque nadie quiere eso. Es así de sencillo.

Otro punto aparentemente negativo de la tecnología es la automatización en los puestos de trabajo. Tiene su lado bueno: reduce los costos y nos permitiría ocuparnos a tareas más estimulantes, pero por otra parte, una sociedad acostumbrada a trabajar como la nuestra todavía está dando los primeros pasos para desarrollar un cambio de modelo laboral sostenible.

Por último, el punto negativo por excelencia de la tecnología (de la inteligencia artificial y derivados), es el temor que se alce algún día contra nosotros y nos extermine. Es una opción, claro que sí...
Pero eso pasaría, una vez más, por nuestra mala cabeza.
El desarrollo de sofisticadas inteligencias artificiales bélicas, podría (yo pienso que sucederá), desembocar a soldados artificiales. No contentos con eso, podríamos hacer prosperar avanzadas inteligencias artificiales que los regulen.
Y como somos así de chulos y audaces, todo ello podría ser gestionado por una IA avanzadísima en plan Skynet. Dependiendo que cómo enseñásemos y programáramos esa Superinteligencia artificial, podríamos desencadenar un escenario apocalíptico sin precedentes.

¿La tecnología es mala, por tanto?
Yo pienso que no. En todo caso, lo sería el mal uso que podamos hacer de ella: algo que nada tiene que ver con robots ni máquinas, sino de un ser orgánico y biológico como nosotros.
Si diseñamos sofisticadas inteligencias artificiales en parámetros de guerra e impersonal estadística de bajas, podemos tener problemas.
Pero eso solo sería el reflejo de nuestra estupidez; de nutrir de malas ideas unos seres que en su esencia, son como niños ingenuos dispuestos a aprender cualquier cosa. Y si les enseñas a matar... puede que algún día te maten.

Y a ti, ¿Te da miedo el desarrollo tecnológico? ¿Sabremos gestionar adecuadamente este conocimiento futurista tan poderoso? ¿La tecnología es buena o mala?
Puedes dar tu opinión, en la caja de comentarios.

Fuentes:

Comentarios de los usuarios

No hay comentarios para este listado.

 
 
Asignar una puntuación (mienstras más alta mejor es)
5
Comentarios*
    Por favor introduzca el código de seguridad.
 
 
Powered by JReviews