Close
Mostrando resultados del 1 al 10 de 10

Tema: La ouija

  1. #1
    Átomo Avatar de anton3z3
    Fecha de Ingreso
    04-January-2017
    Mensajes
    77

    La ouija

    A sus 45 años, Susana era una mujer de buen ver que había enviudado tres meses atrás. Este trágico suceso, la tenia sumida en la depresión propia que se padece al perder a un ser querido, y en una desmesurada ideacion negacionista de la muerte como fin de toda existencia. Factor este ultimo que la arrastro casi sin darse cuenta al plano de lo esotérico, intentando buscar respuestas y sobre todo contactar con su marido allí donde estuviese.
    Fue a través de una amiga como se entero de las sesiones de espiritismo basadas en el uso de la ouija, que realizaba una médium no lejos de su chalet en aquella misma urbanización.
    Su hija Eva de 14 años, ya dormía y Susana decidió ir a prepararse un té a la cocina, justamente se disponía a ello, cuando observo por inercia el gran reloj de pared en el alicatado, para caer súbitamente en la cuenta de que eran las 23:45 p.m., debía de darse prisa, la sesión de la espiritista empezaba a las 00:00 h.
    Cogió su abrigo sin perder tiempo, metiéndose rápidamente en el coche tras dejar la puerta de la casa bien cerrada. La reunión era apenas a 300 metros de allí, tardó cinco minutos escuetos en llegar. Se adentro en el lugar, de decoración un tanto estrafalaria y la espiritista la recibió amablemente:
    -Tu debes de ser Susana, encantada de conocerte, yo soy Meridialis
    -Igualmente Meridialis
    -Pero pasa y siéntate junto a la ouija, vamos a empezar ya, y te tengo una sorpresa…
    -¿Una sorpresa?
    -Si, la costumbre es que si hay un miembro nuevo, sea el primero en preguntar al espíritu invocado, así que hoy, seras la primera en plantear tu cuestión.
    Eran un total de cinco personas sentadas alrededor del tablero, Meridialis les pidió que pusiesen un dedo sobre el vaso, tras lo cual hizo un ritual de invocación a base de ademanes y palabras poco entendibles, para proclamar posteriormente que había establecido contacto con al menos un espíritu.
    La médium habló con voz extraña y misteriosa:
    -Susana ¿cual es la cuestión que le planteas a este intermediario del mas allá?
    Tuvo que tragar saliva y reunir fuerzas para realizar la pregunta, pero por fin se arrancó:
    -Si esta ahí mi marido ¿podría decirme algo?
    De manera inesperada el vaso empezó a deslizarse por el tablero de letras, con trazos casi de linea recta, primero fue a la “E”, posteriormente a la “V”, seguidamente a la “A”, para sin detenerse ni por un momento completar la siguiente frase: “EVACORREPELIGRO”.
    Y algo en el interior de Susana le dijo que era verdad, conocía muy bien a su marido, aquello no era una broma. Antes de que Meridialis pudiese tranquilizarla, ella ya estaba saliendo como un huracán por la puerta. Cogió el coche y en dos minutos lo estaba aparcando bruscamente frente al porche.
    Abrió rápidamente la puerta del chalet, el olor a gas era tremendo, consciente del peligro no encendió ninguna luz, mientras cerraba a tientas la llave de paso general. Fue abriendo persianas y ventanas tan rápidamente como pudo, para acabar en el dormitorio de Eva, situado en la parte superior de la casa, la despertó de un sueño placido, el gas no había llegado en cantidad suficiente a la habitación. Aun así y ante el asombro y perplejidad de la niña, la arrimo a la ventana para que respirase aire fresco.
    -¿Estas bien hija?
    -¿Que pasa mamá?
    -Un escape de gas mi niña, algún día te contare quien te salvo... Mañana a primera hora llamare a la compañía para que vengan a revisar la instalación.
    Al día siguiente los técnicos después de revisarlo todo, concluyeron que la única fuga existente era la del infiernillo que estaba sin cerrar, el mismo infiernillo en el que la noche anterior Susana se iba haber preparado un té, y que debido a las prisas tuvo el torpe descuido de dejárselo abierto. Afortunadamente la persona que se encontraba allí en aquel momento tomó muy buena nota de éste detalle; y el encargado de la tarea fue… su subconsciente.
    *Se agradecen criticas, sugerencias, comentarios…
    Última edición por anton3z3; 11-Feb-2017 a las 06:52

  2. #2
    Admninistrador Avatar de Admin
    Fecha de Ingreso
    07-September-2009
    Ubicación
    Ciberespacio
    Mensajes
    6.987

    Respuesta: La ouija


    ¿Puedo contestar con un vídeo?





  3. #3
    Átomo Avatar de anton3z3
    Fecha de Ingreso
    04-January-2017
    Mensajes
    77

    Respuesta: La ouija

    Muy bueno el video admin, inmejorable, la farsa de las farsas. Y en cuestión de los últimos minutos de este ,yo digo aquello de “en caso de peligro prefiero un ateo que me ayude, a mil creyentes que rezen por mi” y no es para reírse aunque suene a chiste. Pero te pregunto, ¿se entiende la explicación científica del desenlace de mi relato?

  4. #4
    Átomo Avatar de anton3z3
    Fecha de Ingreso
    04-January-2017
    Mensajes
    77

    Respuesta: La ouija

    La ouija (version explicita para no hacer ejercicios de mente)

    A sus 45 años, Susana era una mujer de buen ver que había enviudado tres meses atrás. Este trágico suceso, la tenia sumida en la depresión propia que se padece al perder a un ser querido, y en una desmesurada ideacion negacionista de la muerte como fin de toda existencia. Factor este ultimo que la arrastro casi sin darse cuenta al plano de lo esotérico, intentando buscar respuestas y sobre todo contactar con su marido allí donde estuviese.
    Fue a través de una amiga como se entero de las sesiones de espiritismo basadas en el uso de la ouija, que realizaba una médium no lejos de su chalet en aquella misma urbanización.
    Su hija Eva de 14 años, ya dormía y Susana decidió ir a prepararse un té a la cocina, justamente se disponía a ello, cuando observo por inercia el gran reloj de pared en el alicatado, para caer súbitamente en la cuenta de que eran las 23:45 p.m., debía de darse prisa, la sesión de la espiritista empezaba a las 00:00 h.
    Cogió su abrigo sin perder tiempo, metiéndose rápidamente en el coche tras dejar la puerta de la casa bien cerrada. La reunión era apenas a 300 metros de allí, tardó cinco minutos escuetos en llegar. Se adentro en el lugar, de decoración un tanto estrafalaria y la espiritista la recibió amablemente:
    -Tu debes de ser Susana, encantada de conocerte, yo soy Meridialis
    -Igualmente Meridialis
    -Pero pasa y siéntate junto a la ouija, vamos a empezar ya, y te tengo una sorpresa…
    -¿Una sorpresa?
    -Si, la costumbre es que si hay un miembro nuevo, sea el primero en preguntar al espíritu invocado, así que hoy, seras la primera en plantear tu cuestión.
    Eran un total de cinco personas sentadas alrededor del tablero, Meridialis les pidió que pusiesen un dedo sobre el vaso, tras lo cual hizo un ritual de invocación a base de ademanes y palabras poco entendibles, para proclamar posteriormente que había establecido contacto con al menos un espíritu.
    La médium habló con voz extraña y misteriosa:
    -Susana ¿cual es la cuestión que le planteas a este intermediario del mas allá?
    Tuvo que tragar saliva y reunir fuerzas para realizar la pregunta, pero por fin se arrancó:
    -Si esta ahí mi marido ¿podría decirme algo?
    De manera inesperada el vaso empezó a deslizarse por el tablero de letras, con trazos casi de linea recta, primero fue a la “E”, posteriormente a la “V”, seguidamente a la “A”, para sin detenerse ni por un momento completar la siguiente frase: “EVACORREPELIGRO”.
    Y algo en el interior de Susana le dijo que era verdad, conocía muy bien a su marido, aquello no era una broma. Antes de que Meridialis pudiese tranquilizarla, ella ya estaba saliendo como un huracán por la puerta. Cogió el coche y en dos minutos lo estaba aparcando bruscamente frente al porche.
    Abrió rápidamente la puerta del chalet, el olor a gas era tremendo, consciente del peligro no encendió ninguna luz, mientras cerraba a tientas la llave de paso general. Fue abriendo persianas y ventanas tan rápidamente como pudo, para acabar en el dormitorio de Eva, situado en la parte superior de la casa, la despertó de un sueño placido, el gas no había llegado en cantidad suficiente a la habitación. Aun así y ante el asombro y perplejidad de la niña, la arrimo a la ventana para que respirase aire fresco.
    -¿Estas bien hija?
    -¿Que pasa mamá?
    -Un escape de gas mi niña, algún día te contare quien te salvo... Mañana a primera hora llamare a la compañía para que vengan a revisar la instalación.
    Al día siguiente los técnicos después de revisarlo todo, concluyeron que la única fuga existente era la del infiernillo que estaba sin cerrar, el mismo infiernillo en el que la noche anterior Susana se iba haber preparado un té, y que debido a las prisas tuvo el torpe descuido de dejárselo abierto. Afortunadamente la persona que se encontraba allí en aquel momento tomó muy buena nota de éste detalle; y el encargado de la tarea fue… El subconsciente de Susana.
    Última edición por anton3z3; 11-Feb-2017 a las 06:54

  5. #5
    Universo Avatar de oriafontan
    Fecha de Ingreso
    26-October-2009
    Mensajes
    2.256

    Respuesta: La ouija

    Se entendía el final "científico" o más bien práctico del relato

    Pero claro la pregunta es si la intución o subconscinte como le queramos llevar no nos lleva a una dimensión desconocida

    Varias reflexiones:

    Que la protagonista sea mujer deja patente, creo que las mujeres son más proclives a caer en estas "soluciones" quizá por su mayor sensibilidad.

    Que la hija sea mujer también podría indicar que todo queda en un contexto femenino.

    Al final los detalles del esperitimos son superfluos, nos da igual como se llame la medium o si son cinco o veinte los que participan sólo importa que ella pregunta y le contesta su marido fallecido o eso cree.


    Creo que en un relato no puede haber nada superfluo y si lo del té es casi lo único relevante el resto debemos pensar que debe suprimirse.

    Bueno eso es lo que pensaba el escritor Robert Louis Stevenson; un relato no puede contenter ningún dato superfluo o prescindible.

  6. #6
    Átomo Avatar de anton3z3
    Fecha de Ingreso
    04-January-2017
    Mensajes
    77

    Respuesta: La ouija

    Cita Iniciado por oriafontan Ver Mensaje
    Se entendía el final "científico" o más bien práctico del relato

    Pero claro la pregunta es si la intución o subconscinte como le queramos llevar no nos lleva a una dimensión desconocida

    Varias reflexiones:

    Que la protagonista sea mujer deja patente, creo que las mujeres son más proclives a caer en estas "soluciones" quizá por su mayor sensibilidad.

    Que la hija sea mujer también podría indicar que todo queda en un contexto femenino.

    Al final los detalles del esperitimos son superfluos, nos da igual como se llame la medium o si son cinco o veinte los que participan sólo importa que ella pregunta y le contesta su marido fallecido o eso cree.


    Creo que en un relato no puede haber nada superfluo y si lo del té es casi lo único relevante el resto debemos pensar que debe suprimirse.

    Bueno eso es lo que pensaba el escritor Robert Louis Stevenson; un relato no puede contenter ningún dato superfluo o prescindible.
    La intuición es valida y funciona, y esto claro que nos lleva a otra dimensión, por que no tenemos ni idea de como funciona el subconsciente. Y lo grave del tema es que es precisamente éste el que lleva la mayor parte del trabajo del cerebro, nuestra actividad consciente apenas pasa del 3% incluso cuando realizamos una tarea intelectual ardua.

    Me pareció que era muchos mas adecuado tratar con dos personajes femeninos, por varias razones. La principal en el caso de la protagonista por la famosa “intuición femenina” y la mayor sociabilidad de las mujeres en su entorno. En el caso del dúo madre-hija, por el aire de desprotección que daba a la hora de insinuar una situación de peligro incierto (esto ultimo no tiene por que ser así, pero es la primera impresión que nos da, bien por factores sociales, culturales o educacionales)

    En referencia a lo superfluo, he dejado el relato en mínimos, lo justo y necesario para que tuviese una estructura solida a la hora de ser leído. La idea original abarcaba muchos mas detalles, pero ya dejaba de ser un relato corto, para pasar a ser una historia de bastantes palabras. Aun así lo repasare, por si hay algo que este de mas, aunque lo sinteticé a conciencia como te digo.

    Gracias por tus apuntes y sugerencias, espero ir mejorando mis relatos poco a poco.

  7. #7
    Planeta Avatar de Billy
    Fecha de Ingreso
    22-April-2015
    Ubicación
    en orbita de Saturno
    Mensajes
    613

    Respuesta: La ouija

    A mi no me parecio haber tantas palabra superfluas (¿Tengo que recordar que español no es mi idioma?).
    Lo que unos (como Oriafontan) pueden considerar como inutil, yo lo considero necesario para plantear un minimo de decorado, de ambientacion y una definicion de la ouija para los que no saben lo que es.
    Lo que hubiera sido de sobra seria la descripcion de las ropas (que Susana sea vestida de rojo o de azul ¿que importancia?) o de cada movimiento del vaso para cada letra del mensaje.

    Como estoy leyendo novelas de Sherlock Holmes noté como hace su autor, Sir Arthur Conan Doyle: da todos los detalles utiles antes de que Sherlock dé la solucion . Asi lo que yo hubiera hecho, imagino, seria de presentar a Susana como una mujer atolondrada, por ejemplo haciendola volvar atras para tomar su abrigo o para cerra la puerta con la llave. O mejor, que vuelva atras para la puerta pero que se dé cuenta, demasiado tarde para volver, que olvido su abrigo tambien. Asi, el lector atento tendra una oportunidad de darse cuenta que Susana olvido de cerrar el infiernillo .

    Esa ultima palabra me preocupo un ratito ... Se trataba de una mujer deseando saber donde estaba un esposo fallecido... se trataba de un "infiernillo"... un pequeño infierno... el lugar donde se encuentran los muertos desapreciados ante la puerta del Paraiso...
    No encontre esa palabra en mis diccionarios (Si, ahora tengo dos ) pero adivino que es la hornalla de la cocina de gas o algo asi.
    Como lo ves, mi subconsciente tambien esta trabajando... y quizas el tuyo tambien!

    Otras cositas que noté:

    Les falta la puntuacion final a las dos primeras tiras.

    "23:45 p.m." ¿Se da asi la hora en español? Me parece que es un anglicismo... ¿no seria mejor decir "las doce de la noche menos quince"?

  8. #8
    Átomo Avatar de anton3z3
    Fecha de Ingreso
    04-January-2017
    Mensajes
    77

    Respuesta: La ouija

    No se si poner a Susana como mujer atolondrada hubiese sido lo mas correcto, al fin y al cabo un despiste lo tiene el mas espabilado, y tenia que ser una mujer decidida y activa, que saliese de la sesión de ouija como un rayo sin titubear.

    La palabra “infiernillo” se refiere a un infiernillo de gas, un fogón vamos, donde se suele cocinar, la recoge la R.A.E. como tal. El lugar al que van las almas de los “pecadores” es “infierno” a secas.

    Con relación a la manera de escribir la hora, efectivamente es un anglicismo, pero desde que yo era niño los relojes de pulsera digitales, ya marcaban la hora así: 10:00 a.m., 10:00 p.m. etc etc

  9. #9
    Quark Avatar de pedrogr2003
    Fecha de Ingreso
    27-January-2017
    Ubicación
    Sevilla
    Mensajes
    17

    Respuesta: La ouija

    A mí sí me ha gustado, no considero que haya dejado ningún dato superfluo. El hecho de la sesión de espiritismo y toda su parafernalia tampoco está desarrollada en exceso. El relato se desarrolla hacia un clímax cuando sale corriendo hacia su casa a apagar el gas. Ánimo, sigue escribiendo

  10. #10
    Átomo Avatar de anton3z3
    Fecha de Ingreso
    04-January-2017
    Mensajes
    77

    Respuesta: La ouija

    Gracias por los ánimos Pedro. Es un relato de aficionado, pero intento hacerlo lo mejor posible. Me alegro de que te haya gustado.

Thread Information

Users Browsing this Thread

There are currently 1 users browsing this thread. (0 members and 1 guests)

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder mensajes
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •