PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

Videojuegos - Cuando se considerarán una enfermedad mental

Videojuegos - Cuando se considerarán una enfermedad mental

portalcienciayficcion  
 
0.0 (0)
96  
Escribir Opinión
La posibilidad de que los videojuegos generen trastornos patológicos o adicción, ha sido un asunto largamente discutido, y ahora, la OMS incluirá próximamente el trastorno por videojuegos como un problema mental
Es una malsonante noticia, sin duda, pero esto no significa que las personas que juegan a videojuegos serán consideradas enfermas mentales, sino que en casos en que el uso continuado y excesivo de los productos relacionados con videojuegos acabe generando un problema de salud mental serio, deberá tratarse como tal.

De esta forma, cualquier trastorno asociado a los juegos, formará parte de la "Clasificación Internacional de Enfermedades" a partir de su próxima actualización (que se publicará en algún momento de 2018).

Cuando esa actualización se haga efectiva, cualquier trastorno relacionado con videojuegos deberá tratarse como una enfermedad mental más.
La OMS comenzó a considerar este trastorno hace una década, y tras años de trabajo con profesionales de salud mental, se ha decidido reconocer el desorden oficialmente en su próximo manual de diagnóstico.

A día de hoy se desconoce cómo definirá exactamente la OMS esta afección, que ha suscitado intensos debates y controversia en la comunidad científica; porque entre otras cosas, muchos estudios (algunos recientes), demuestran los beneficios de jugar a los videojuegos.
Pero supongo que una cosa no quita lo otra, ¿no?:
Los videojuegos pueden aportar cosas muy buenas con un buen uso, o desembocar en un problema bajo según qué circunstancias y contexto...

Porque insisto (no vayamos a liar el asunto):
El reconocimiento del trastorno por videojuegos por parte de la OMS, no implica que la mayoría de jugadores sufran un problema de salud mental. Su inclusión dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades, solo se referirá a personas que utilicen los juegos de forma excesiva y en unas circunstancias que puedan acarrearles consecuencias muy negativas.

La realidad, es que el mundo de los videojuegos se ha convertido en una insaciable selva competitiva sin demasiados escrúpulos, repleta prácticas abusivas como Micropagos, Cajas botín, DLCs, etc.

Por poner un ejemplo, muchos jugadores son sensibles a caer en las redes de determinadas políticas empresariales abusivas (y determinada adicción desenfrenada, puede acarrearles serios problemas económicos; e incluso, metales).

Ya han salido a relucir ejemplos de personas que han perdido miles y miles de euros con estos métodos debido a su adicción enfermiza, y quizá por eso Bélgica ya consideró las cajas de botín de los videojuegos, como "azar" (y buscó su prohibición a nivel europeo).

Pero es difícil suprimir este tipo de contenido en la actualidad (porque ya está demasiado arraigado; e incluso, muchos usuarios lo defienden y lo ven normal).
Lo máximo que se puede lograr en este sentido, es establecer cierta regulación (pero no su eliminación).
Bien. Vamos a aparcar esta primera parte más negativa del vídeo, para pasar a hablar ahora sobre los beneficios de jugar a los videojuegos...

Par empezar, una investigación realizada por la Universidad de Oxford con 5.000 niños de entre 10 y 15 años, ya reveló los beneficios de jugar de manera moderada.
Según este estudio, los niños que jugaron al menos una hora diaria, presentaban niveles más altos de sociabilidad y un menor grado de hiperactividad o problemas emocionales y de amistad que otros grupos que no jugaban nunca a los videojuegos.

Las conclusiones del estudio señalan que siempre que se juegue con moderación, la actividad lúdica digital es beneficiosa para la socialización de los niños (un argumento que desmonta un tópico bastante arraigado como es el del videojugador como ser asocial y con problemas para relacionarse con otras personas).

Más aun: un grupo de investigadores de la Universidad Oberta de Catalunya y del Hospital General de Massachusetts de Boston, tras analizar todos los estudios realizados hasta la fecha con neuroimagen, han descubierto que jugar a videojuegos es bueno para el cerebro.
Más capacidad de atención y aumento en las habilidades visuoespaciales, mejor desempeño de distintas partes del cerebro, mayor habilidad para interpretar mapas, más rapidez en la toma de decisiones, etc..., son algunas de las cosas que hacen mejor los jugadores habituales de videojuegos.

Pero el uso de videojuegos no aportaría solamente beneficios en personas sanas.
Los videojuegos también parecen ser positivos para estimular a pacientes con alzheimer y otras enfermedades degenerativas, según las investigaciones del proyecto Ad Gaming que lidera la Asociación de familiares de enfermos de alzheimer de Valencia.

Pero eso no es todo: a pesar de la mala fama que tienen los videojuegos 'shooter' de acción, la neurocientífica Daphne Bavelier ha demostrado cómo este tipo de juegos de acción en primera persona, pueden tener efectos muy positivos sobre diversas funciones cerebrales.
A pesar de verse con cierto recelo debido al contenido violento al que están ligados, Daphne Bavelier desde hace quince años estudia el impacto positivo que estos juegos pueden tener en el cerebro de sus usuarios, y sus conclusiones sorprendentes...

Bavelier destaca cómo después de jugar a videojuegos de acción, las personas que participaron en su investigación mejoraron sensiblemente aspectos como la rapidez en la toma de decisiones, el nivel de atención o el tiempo de reacción (siendo especialmente efectivos, para la agudeza visual y en personas con ambliopía u ojo vago).
A pesar de tales resultados, esta neurocientífica es prudente (y dice que hay que seguir comprobándose los efectos directos de jugar a videojuegos).
En esta misma línea de cautela hay que decir que, como en todo, se señala un lado negativo: el de una adicción desmedida que puede acarrear problemas (probablemente, esto podría ser lo que pretende diagnosticar la OMS tal y como decía al principio del vídeo).
Es cierto que las consolas pueden convertirse en una forma de entrenamiento para la mente, pero su uso excesivo puede conducir a graves problemas de salud (por otro lado, fáciles de prevenir).

La adicción a los juegos virtuales hace que los niños desechen otro tipo de actividades, como es la actividad física. Y es que la tendencia al sedentarismo y a la obesidad en la infancia, es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los niños adictos a los videojuegos. Además, si juegan antes de la hora de dormir, pueden padecer alteraciones en el sueño.
La Asociación Española de Pediatría, recomienda menos de dos horas de videojuegos al día (y nunca, antes de ir a dormir).

¿Los videojuegos aportan más beneficios o problemas?
¿Exagera la OMS al decir que los videojuegos pueden desencadenar problemas mentales? ¿O es acertada esta alerta, dados los últimos acontecimientos?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios