PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Videojuego Remember Me ( 7 de junio de 2013)

Videojuego Remember Me ( 7 de junio de 2013)

Popular
  
 
0.0 (0)
2578  
Escribir Opinión
rememberme
 
Plataformas: PlayStation 3, PC,  X360
Desarrollador: Dontnod Entertainment
Distribuidor: Capcom
Género:
Acción, aventura, plataformas y puzles
Lanzamiento: 7 de junio de 2013
(Pegi: +16)

Remember Me lleva al jugador a un viaje por la ciudad de Neo-Paris en el año 2084 en una visita futurista relacionada con toques muy orwellianos. Encarnando a la cazadora de recuerdos Nilin, tenemos la misión de recuperar sus recuerdos. Desarrollado por Dontnod Entertainment, el juego nos embarca en una historia en la que los secretos no son más que mercancía para grandes corporaciones que son capaces de manipular la mente humana para su propio beneficio. Una aventura de acción en tercera persona en la que deberemos recuperar una identidad perdida en una sociedad tomada por el control férreo sobre la población.

ARGUMENTO
La intriga reside en que, como en toda historia de este tipo, las gigantescas multinacionales son el mal encarnado, así que la encargada de gestionar todo esto, MEMORIZE, tiene un control casi total sobre el pueblo. Con este poder tan sofisticado, la compañía genera poco menos que un Estado de Vigilancia para este pueblo del futuro. Como sucede habitualmente en estos casos, la mayoría del pueblo acepta esta situación sin preocuparse demasiado por lo que sucede a su alrededor, y sólo unos pocos conforman una resistencia activa que es conocida bajo el término de Erroristas.
En el juego viviremos en una París futurista, y seremos Nilin, una antigua empleada de la propia MEMORIZE que sufre amnesia: una enfermedad que no por vista una y otra vez en cientos de videojuegos deja de ser un recurso que los estudios dejan de emplear. Eso sí, en este caso la ausencia de recuerdos en la protagonista no obedece a algo fortuito, sino que está directamente relacionado con una limpieza de memoria realizada en las instalaciones de la propia compañía para la que antaño trabajaba. A los pocos minutos de juego descubriremos que la maniobra se hace de forma habitual con mucha gente, casi industrializada y alineando y desplazando a los seres humanos como si de piezas de una cadena se tratara.
Cuando avanzamos por esa cadena como si fuéramos poco menos que un zombie, recibimos instrucciones de un miembro de la mencionada resistencia, que nos guiará a partir de entonces en una huída a la desesperada de la corporación para unirnos a ellos y comenzar a hacer trabajos para los rebeldes.
EL JUEGO
El combate es uno de los grandes titulares del videojuego. Es algo plano, pero la posibilidad de personalizar los combos le ofrece un plus. No hay demasiada variedad de enemigos (mutantes, fuerzas del orden público...), pero el problema es que casi todos ellos se combaten de una forma muy parecida, únicamente con los cambios de los jefes que están rodeados por pequeños vasallos con los que tenemos que lidiar primero para debilitarlos. Por otra parte, por mucho que consideremos generosa e incluso con un punto adictivo innovador muy interesante la oferta de personalización de combos, lo cierto es que todos ellos se sustentan sobre el uso de dos únicos botones.
El atractivo de la mecánica reside en que nuestros golpes no sólo hacen daño, sino que también tienen otros usos que nos pueden deparar salud, mejoras de resistencia o de encadenado de golpes, en función de nuestros deseos.
Los enemigos no son particularmente brillantes en su comportamiento, y lamentablemente contra esto no se puede luchar ni aumentando el nivel de dificultad. Generalmente optamos por recomendar los desafíos más altos para los amantes de los retos y los jugadores hardcore, sin embargo en esta ocasión aumentarlo no hace sino dilatar de forma estéril la duración de los enfrentamientos contra los oponentes. ¿El motivo? No aumenta el peligro del conflicto, sino que sencillamente dilata el desgaste que pueden sufrir los adversarios antes de caer; lo que dispara la monotonía. Para luchar contra este tedio, el programa propone también el uso de magia, algo que garantiza al menos más opciones a nuestra disposición.

No obstante, no todo lo que haremos en Remember Me tiene que ver con el combate, y es que también habrá un pequeño espacio para la exploración o la resolución de puzles (aunque en unas proporciones mucho menores a las escenas de acción).
Por ejemplo, todos los mapeados que recorremos son sucesiones de pasillos bastante estrechos, lo que constriñe fuertemente nuestras posibilidades de indagar. Siempre acaba habiendo improvisadas barreras invisibles aquí y allá con manifestantes, mesas de cafetería o cordones policiales para delimitar hasta dónde podemos llegar. Y algo parecido en cuanto a restricciones podemos extrapolar del planteamiento con el que están formuladas las plataformas, muy espectaculares desde el punto de vista visual pero bastante menos redondas en cuanto a sus beneficios jugables.
Si las secciones de plataformas son más bien poco estimulantes, los rompecabezas tienen algo más de fundamento. Todos se basan en la temática de los recuerdos sobre la que versa el título, y que nos permite bucear en las memorias de algunos personajes con los que nos cruzaremos. Concretamente reproducimos como si de una película se tratara un recuerdo de unos minutos, y tenemos que hacerlo avanzar y retroceder hasta dar con los fallos mnemónicos que se representan en pantalla con pequeños borrones.

Nilin es una consumada escaladora y gusta de demostrarlo en cualquier momento, así que su destreza va a ser nuestra gran aliada a la hora de sortear todo lo que propone el programa en cuanto a precipicios, caídas y lugares de los que descolgarse.

Los aspectos jugables de Remember Me no están particularmente bien resueltos, y los narrativos no gozan de demasiada profundidad, pero todo lo que tiene que ver con el elemento audiovisual del programa está mucho más cuidado: especialmente desde la faceta artística; la brillantez del trabajo de sus diseñadores en este sentido ha sido precisamente una de las responsables de que el programa despertara tanta expectación desde su anuncio.

La imposible y anárquica arquitectura de esta Neo-París del futuro es el gran titular del producto, con sus barrios bien trazados y con todos los detalles cuidados con esmero y enorme mimo.

En cuanto a modelados, texturización, carga poligonal y el resto de aspectos que también valoramos tradicionalmente en el apartado gráfico el juego ofrece buenos resultados en líneas generales, aunque son algo más discretos. Únicamente su pasmosa dirección artística nos permite olvidar que en realidad sólo Nilin y algunos de los niveles están muy por encima del resto de elementos, componiendo un todo algo irregular.

Abordando lo tecnológico, los resultados cumplen con su cometido con eficacia. Hay problemas como la inteligencia artificial y un cargado tardío de texturas, pero la fluidez de la que hace gala el programa y la calidad visual en términos de efectos lumínicos y visuales nos permiten hablar de un programa digno merecedor de un notable en este campo.

En lo tocante al audio, Remember Me llega traducido y doblado al español con un buen nivel. La banda sonora tiene algunos momentos estupendos y otros algo más discretos, pero nos deja un tratamiento sorprendente para las partituras de los combates ofreciendo sintonías cambiantes en función de cómo se desarrollen éstos. Los efectos de audio cumplen su cometido sin estridencias.

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios