PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Aliens: Colonial Marines, 12 Febrero 2013

Aliens: Colonial Marines, 12 Febrero 2013

Popular
  
 
0.0 (0)
3244  
Escribir Opinión
colonialmarines
 
Plataformas: PlayStation 3, PC X360 Wii U
Desarrollador: Gearbox
Distribuidor: SEGA
Género: Acción, Shooter (Terror)
Lanzamiento:
El 12 de febrero de 2013 (Pegi: +18)

Videojuego basado en el largometraje Aliens, de James Cameron. En este título encarnaremos a un marine espacial en un juego claramente orientado a la acción, que cuenta con campaña cooperativa y varias modalidades multijugador.

ARGUMENTO
Aliens: Colonial Marines es una secuela del film de Cameron (Aliens 2, el regreso), la cual nos coloca en el papel del marine colonial Christopher Winter en una importante misión. Se ha perdido contacto con la estación USS Sulaco y la teniente Ripley, también con su tripulación, así que deberemos acudir al lugar junto a nuestro equipo de búsqueda para procurar esclarecer lo que ha sucedido. Y os lo podéis imaginar… Sí, los repugnantes alienígenas no se han perdido la cita. Seremos un veterano de los USCM que encabeza la expedición para inspeccionar el navío que se encuentra orbitando en el espacio cerca del peligroso planeta que ya tan bien conocemos.
EL JUEGO
Empezamos mal; Una cinemática de apertura de una pobreza abismal desde el punto de vista de la ejecución. Es difícil sentir interés alguno por los repetitivos entornos de la Sulaco que recorreremos arriba y abajo en la primera mitad de la campaña. El juego aburre en las secuencias de tiroteo y al final, el modo historia acaba interesándonos sólo por sus escasos lazos con la película.  De hecho, los mejores momentos sin duda llegan cuando paseamos por el asentamiento colonial de Hayley's Hope, hacia la mitad del modo historia; un lugar que también recordaremos por el largometraje, y que durante unos minutos nos hacen pensar que el juego va a remontar el vuelo, aunque finalmente no lo consiga. Además, la respuesta de los mandos en el manejoes algo torpe.

Colonial Marines es un juego rudo en el sentido más desagradable de la palabra, y es que se regodea en la repetición de contextos hasta el agotamiento más absoluto. Prepárate para cubrir a tus compañeros veces y veces mientras sueldan (o abren) puertas de seguridad, lo que únicamente es una forma eufemística de decir que nos toca acabar con todo y con todos mientras nuestro camarada se abstrae del combate. La incompetencia de éstos cuando son dirigidos por la inteligencia artificial es notoria hasta rozar lo ridículo, así que no les echaremos en falta mientras abatimos oleadas y oleadas de xenomorfos que se agolparán con torpeza para que sea más fácil acabar con ellos.

No pasarán ni unos minutos antes de que nos demos cuenta de que, en cuestión de armamento, podemos resolver todas las situaciones a tiro de escopeta; Haciendo absurdo el uso de otras armas.
A estas alturas se debe haber extraído la conclusión clara de que la experiencia de jugar en solitario a Aliens: Colonial Marines, es mala. Simple y llanamente. Sin embargo, el programa cuenta también con una faceta multijugador que ha sido defendida por sus responsables como el mayor punto de interés del título, y que si bien levanta netamente la atención del producto, sigue sin conseguir el aprobado. Todo el conjunto on-line está dividido en dos facetas, la cooperativa y la competitiva. La primera apuesta por revisar la experiencia individual (pero acompañados por entre dos y cuatro personas), lo que consigue hacerlo bastante más divertido. La segunda apuesta por incrementar el componente frenético de la fórmula, y nos planta en una serie de arenas con los usuarios divididos entre tropas de infantería marine y alienígenas.

Existe también la posibilidad de ponernos en el pellejo de los aliens. Interesante desde el punto de partida y desde el tratamiento de unas criaturas con distintos rangos y diferentes características propias, pero nefasta desde una ejecución de sus movimientos que por su naturaleza y su pobre ejecución, resulta todavía menos exacta y más caótica que la de los marines.
Desde el punto de vista estético, el título presenta un aspecto visual nefasto en videoconsolas, y bastante pobre en su versión para compatibles. El acabado es flojo y mediocre. El equipo de artistas gráficos de GearBox, conocido por su extrema imaginación en algunos de sus trabajos, lleva a cabo aquí una labor puramente alimenticia y que no nos deja ni una sola estampa memorable, ni tampoco ningún resultado que merezca la pena reseñar a la hora de ampliar y enriquecer el look del universo creado por James Cameron y compañía, para la película de 1986 a la que este programa busca continuar.
En PC, podemos hablar de un lanzamiento que aprueba de forma raspada la faceta gráfica por los poco inspirados y pésimamente ejecutados escenarios, y por el pobre aspecto de personajes humanos y alienígenas; pero en consolas es un conjunto decepcionante e impropio de los valores de producción que merece un título de estas características.
En el tema sonoro, el videojuego no rinde mucho mejor. La música tiene algunas partituras en común con la película, pero los temas se repiten en demasía, y en algunos momentos su ubicación resulta equivocada y anticlimática. El doblaje a nuestro idioma no es particularmente bueno, y los efectos sonoros son bastante respetuosos con los del largometraje, pero tienen una mezcla desconcertante que hace que en ocasiones suenen a un volumen demasiado alto, otras demasiado bajo y en otras que directamente ni se hace oír.
GearBox demuestra que no convierte en oro todo lo que toca, y malgasta la oportunidad de una extraordinaria licencia con un producto soporífero, torpe y que cuenta con un acabado terrible. Poco o nada que rescatar de una campaña y un multijugador escasos en contenidos, y lastrados por un concepto confuso y una ejecución espantosa.


910 x 511
910 x 511
910 x 511
910 x 511
910 x 511

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios