PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

Crítica de Star Wars VIII: Los últimos Jedi (Sin spoilers)

Crítica de Star Wars VIII: Los últimos Jedi (Sin spoilers)

  
 
0.0 (0)
396  
Escribir Opinión

Primero de todo, quiero decir que cualquier opinión es válida (porque sobre gustos no hay nada escrito), y que yo simplemente voy a dar la mía, sin ánimo de influir, convencer, ni ofender a nadie (ni dar a entender que lo que a mí me ha parecido esta película, es lo acertado). Esto es un mero entretenimiento, que cada cual disfruta a su manera (y toda opinión es respetable).
Yo no pretendo defender ni demonizar esta película. Tampoco quiero abordarla desde la perspectiva de ser un fanboy o un hater. Yo ya no soy fan de esta saga desde hace tiempo, por lo que mi opinión es sosegada y nada visceral (para mi, es solo una película más).
No esperaba nada de esta cinta, por lo que no me siento un seguidor traicionado y defraudado como para cargármela al completo sin miramientos (porque cosas buenas tiene, a pesar de todo).

Bueno, esta película se situó (en su primer fin de semana de estreno), como el quinto mejor estreno a nivel mundial de todos los tiempos, y actualmente ya supera la cifra de los 1000 millones de dólares recaudados en la taquilla mundial.

Está claro que la maquinaria de Star wars sigue engrasada y no se desgasta, y que esta saga sigue viviendo un momento dulce pese a sus años de recorrido.

Muchos nuevos espectadores que por edad no disfrutaron en su día de la primera trilogía, han abrazado con ilusión esta saga galáctica (y algunos hasta se atreven a decir que con el tiempo, esta cinta va a considerare como el mejor episodio de la franquicia).

Y todo esto, teniendo en cuenta que para muchos el film destruye gran parte del legado con el cual los más veteranos identificamos la saga.
Y es que la fuerza se tambalea, porque el reverso tenebroso es poderoso...
La combinación entre unos datos de taquilla increíbles, se cruza con un feroz debate entre la comunidad de seguidores de la saga (debate al que Mark Hamill por cierto, ha echado más leña).

El actor ha manifestado en diversas ocasiones su profundo descontento con la visión del Luke Skywalker que aporta esta película (que desde su punto de vista, es incompatible con el Luke que conocíamos hasta el momento).
Mucho antes del estreno de este film, Hamill ya se había mostrado descontento al afirmar que estaba en desacuerdo con prácticamente todo.

Yo no sé lo que habrá cobrado Hamill en Los últimos Jedi, pero lo que está claro es que sacrificó sus principios por una suma bestial; porque tuvo el guión en sus manos, sabía lo que se cocía, vio el tipo de Luke que sería... y sin embargo, agarró la pasta.
No es de cajón venir ahora lloriqueando con lo descontento que está con el resultado.

Porque vamos a hacer un poco de memoria, si os parece:
Ya cuando comenzó a planearse “Star Wars: El despertar de la Fuerza”, la compañía del ratón se puso en contacto con Mark Hamill, pero este, no estaba por la labor de volver a la saga galáctica. Sin embargo, después de ciertas condiciones aceptó.

Por sus 30 segundos de aparición en la película (un par de planos escasos y sin mediar una sola palabra), Disney le pagó unos tres millones de dólares (y eso, convence a cualquiera).
Y es que los principios se van por el retrete, cuando te echan a la cara una burrada de millones...

Yo pienso que el Luke de este film, efectivamente no es el que conocíamos. Pero explicadas ciertas experiencias y teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, tampoco es como para rasgarse las vestiduras. Sin embargo, en esta cinta hace gala de unas extravagantes habilidades que descolocan.

Esta es la primera película de Star Wars que continúa la historia exactamente en el punto donde terminaba su predecesora; y también es la aventura más larga de la franquicia, con sus 152 minutos de duración (el primer montaje, alcanzaba las tres horas). En este sentido, el director Rian Johnson ha dicho que en la versión doméstica de la película, habrá una suculenta sección de escenas eliminadas.

Esta es la última película en la que veremos a Leia (ya que si hacemos caso a las declaraciones al respecto, no piensan crear una versión digital de la difunta actriz para futuras entregas).
Y aunque el papel de la primera tipa dura de la ciencia ficción con repercusión suele atribuirse a Ripley en Alien (del 1979), dos años antes la princesa Leia nos mostraba una mujer fuerte, con carácter y luchadora, que enamoró a toda una generación (pero eso sí, que tenía que ser rescatada como marcaba el canon de la época).

Pero esta princesa estuvo a punto de ser encarnada por la oscarizada Jodie Foster.
La actriz de El silencio de los corderos, fue una opción que Lucas se tomó muy enserio, pero con solo quince añitos que tenía y recién convertida en pieza de escándalo por Taxi Driver, al final no fue la elegida.

El gamberrete pero entrañable Han Solo (que debía ser Al Pacino pero declinó el papel porque según él no entendía el guión), ya fue excluido de la historia en El despertar de la fuerza, y sobre Luke no digo nada para no hacer spoilers...

R2D2 y C3PO han perdido su chispa, y la fórmula de presentarlos graciosetes, se está agotando. En su lugar, toma el relevo el también pretendido simpaticucho, BB-8.
Por cierto, algo que también pretende convertirse en el punto cómico de la película, son un tipo de aves raras llamadas Porgs (que parecen estar diseñadas solamente, para vender peluches y figuritas).

El actor nuevo más popular de la película es Benicio Del Toro, y resulta que ya estuvo a punto de entrar en la saga hace casi 20 años (cuando Lucas pensó en él, para encarnar a Darth Maul en La amenaza fantasma). Pero cuando Del Toro descubrió que el director le había dejado con solo tres líneas de diálogo en todo el guión, lo mandó a paseo.
Su papel de ahora no está mal, pero la sobreactuación del actor me irrita.
Decir que el personaje de Benicio Del Toro, fue ofrecido en un principio a Joaquin Phoenix, pero este no mostró interés (tampoco lo veo haciendo ese papel, la verdad).

Otra nueva incorporación de envergadura, es la de Laura Dern (que cumple como Vice Almirante en un papel meramente secundario pero que sin embargo, acaba siendo relevante).
Su personaje tendrá encontronazos de criterio con Poe, que en esta entrega aporta el ingrediente gamberro y más impulsivo de la zaga rebelde, desencadenando más de un despropósito.

Y Finn sigue en su misma línea: obsesionado por Rey, pero con la aparición de un nuevo personaje femenino que lo distrae de su ansiado idilio.

La cinta empieza con unas secuencias que parecen el final apoteósico de una película, pero luego plantea una misión que será la parte troncal cinta (y que si os digo la verdad, al principio no me entusiasmaba nada). Determinadas partes de esa misión no me acaban de convencer, pero en su conjunto, el resultado es sorpresivamente mejor de lo esperado (a saber mis expectativas). Y cuando parece que la película llega a su fin, hay una parte final que también entretiene bastante.

Una cosa un poco rara de la película, es que la correlación de fuerzas entre los personajes no está, a mi entender, bien resuelta. Ya pasó en el despertar de la fuerza, cuando Rey (una chica sin experiencia que no ha recibido entrenamiento alguno), planta cara a Kylo Ren.
En esta película vuelven a sucederse situaciones del mismo tipo (y hasta más sorprendentes, si cabe).
Por otro lado, ambos hacen un buen trabajo actoral: lloran mucho y sudan mucho, eso sí, pero en el global, están bien.

Sin embargo, hay algunas escenas que no tienen el menor sentido (como que 1 solo X-Wing, sea capaz de reventar todas las defensas de un destructor estelar). Siento el spoiler (no se volverá a repetir), pero esto sucede nada más empezar. Despropósitos como este, se repiten a lo largo de la cinta.

También señalar la desilusionante explicación de quiénes son los padres de Rey, que después de tantas teorías y lucubraciones al respecto por parte de los fans, acaba siendo decepcionante y hasta inverosímil y anormal, ateniéndonos a sus extraordinarios poderes innatos.

Por cierto, un personaje muy desaprovechado es Snoke (que podría haberse desarrollado más, y que apenas se explica quedando inconcluso).

Bien. Dejando de lado la eterna discusión sobre si esta saga es o no ciencia ficción (si no me equivoco, George Lucas dijo que no lo era pese a su ambientación futurista), si esperas una película con infinidad de naves espaciales, decorados espectaculares, buen vestuario, destacados efectos especiales etc, esta película cumple sobradamente con todo esto, y más (algo por otro lado comprensible, teniendo en cuenta la magnitud de su presupuesto: 212 millones de dólares).

Uno de los motivos que algunos esgrimen para no considerar Star Wars ciencia ficción es su escasa rigurosidad científica. De acuerdo que la ciencia ficción blanda tampoco explora demasiado este aspecto, pero en Star Wars se suceden algunos incomprensibles errores de bulto.
En el Episodio IV: Una Nueva Esperanza, Han Solo se jacta de que su nave, el Halcón Milenario, «es la nave que corrió la carrera Kessel en menos de 12 pársecs».
Al parecer George Lucas se confundió al utilizar el pársec como una medida temporal, cuando en realidad todo el mundo sabe que es una unidad de longitud y distancia utilizada en astronomía.

Muy bien, ¿y qué nos depara el futuro?
Bueno, Star Wars episodio IX (la continuación de Los último Jedi y la tercera parte de la tercera trilogía), ya tiene fecha de estreno: será en 2019.
Pero para que la espera no se haga tan larga, en mayo de 2018 ya veremos en los cines el Spin-off de Han solo, titulado "Solo: una historia de Star Wars" (y habrán más).

A modo de resumen...

ASPECTOS NEGATIVOS:
El film destruye gran parte del legado con el cual los más veteranos identificamos la saga.
Luke hace gala de unos poderes que descolocan.
R2D2 y C3PO han perdido su chispa.
Los Porgs parecen estar diseñadas solamente, para vender peluches y figuritas.
Benicio Del Toro sobreactúa e irrita.
Poe desencadena más de un despropósito.
La correlación de fuerzas entre los personajes, no está bien resuelta.
Hay algunas escenas que no tienen el menor sentido: son despropósitos.
Desilusionante explicación de quiénes son los padres de Rey (en mi opinión).
Un personaje muy desaprovechado es Snoke: apenas se explica, quedando inconcluso.

ASPECTOS POSITIVOS:
Hay una parte final que entretiene bastante.
Adam Driver y Daisy Ridley hacen un buen trabajo actoral.
La trama principal no interesa, pero acaba siendo mejor de lo esperado (a saber mis expectativas).
Infinidad de naves espaciales.
Decorados espectaculares.
Buen vestuario.
Destacados efectos especiales.

Como veis y a grandes rasgos, el apartado audiovisual cumple (lo que falla es el guión).

Pues bueno, ¿qué mas hay que decir?
Mientras esta saga genere semejantes ganancias, como es normal van a seguir explotando la gallina de los huevos de oro (y no les culpo). De momento les funciona muy bien, por lo que tenemos Star Wars para rato...

¿Cuánto puede durar esta fiebre desmedida por Star Wars? ¿Sigues la saga con el mismo entusiasmo que antes?
¿Te parece que esta franquicia sigue aportando cosas interesantes? ¿O todo ya se reduce a un insaciable afán de obtener ganancias como sea?

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios