PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Películas originales e inusuales de ciencia ficción #2

Películas originales e inusuales de ciencia ficción #2

Nuevo
  
 
0.0 (0)
162  
Escribir Opinión

Bueno, el vídeo de hoy es el cuarto que le dedico a películas raras e inusuales de ciencia ficción, por lo que antes de llenar los comentarios con títulos que me he dejado, pensad que seguramente las más obvias ya las habré tratado en anteriores vídeos (y mi intención es no repetirme demasiado). El orden es de peor a mejor nota (una nota que no es mía, sino sacada del promedio de distintas webs de cine). Vamos allá.

Under the Skin es una película británico-estadounidense del 2013, dirigida por Jonathan Glazer. Se trata de una adaptación de la novela homónima de Michel Faber, en la que una misteriosa mujer deambula por las calles de Escocia arrastrando a hombres solitarios a un destino fatal.
A mí personalmente no me gustó mucho esta película, pero tiene una nota que ronda el 6 por parte de los usuarios que la han visto, y curiosa e inusual lo es un rato (por eso la menciono).
La película está protagonizada por Scarlett Johansson, que en esta ocasión encarna a una alienígena seductora que lleva a la perdición a todos los incautos que se le acercan.
Me resulta un tanto desconcertante que una superestrella como ella, se prestase a hacer una película de bajo coste como esta: extraña, con bastantes desnudos, y que se venía a venir desde el principio que no sería un éxito de taquilla ni por asomo.
La mayoría de los personajes fueron interpretados por actores no profesionales, y bastantes escenas fueron conversaciones espontáneas filmadas con cámara oculta en la calle.
A pesar de que la película no pudo recuperar los 13'3 millones de dólares de su presupuesto ni de lejos (se quedó en los 5'7 millones de recaudación), la película recibió el elogio de la crítica (especialmente por la actuación de Johansson, la dirección de Glazer, y la peculiar música de Mica Levi).
En conclusión, una cinta muy extraña, lenta y pausada, y que se sale completamente de lo común (pero sonoro fracaso de taquilla).

A Scanner Darkly (o Una mirada a la oscuridad, como se tradujo en España), es una película del 2006 dirigida por Richard Linklater y protagonizada por Keanu Reeves. También aparecen otras caras muy conocidas como Robert Downey Jr., Woody Harrelson y Winona Ryder. La cinta se basa en la novela homónima del popular escritor de ciencia ficción Philip K. Dick.
La trama se sitúa en Estados Unidos, en un futuro no muy lejano. Una peligrosa droga que causa extrañas alucinaciones, hace estragos entre la población. Bob es un agente encubierto asignado para sumergirse en el submundo de las drogas e infiltrarse en la cadena de suministro, pero se ha hecho adicto a la Sustancia D y ha entablado una amistad con la principal mujer a la que espiaba .
La película costó cerca de 9 millones de dólares (muy poco teniendo en cuenta los actores con los que cuenta), y recaudó algo menos de ocho millones (no cubriendo por tanto ni gastos).
El film se deja ver, y se filmó de manera digital y posteriormente fue animado utilizando la técnica del rotoscopiado (que se basa en dibujar sobre imágenes reales ya filmadas). Esencialmente, se trata de reemplazar los fotogramas de una filmación real por dibujos «calcados» sobre cada fotograma. La verdad es que resulta extraño ver a esos actores conocidos moldeados con semejante técnica (y el resultado es francamente curioso), y es por esta razón, que la incluyo en este vídeo de rarezas.

Snowpiercer o Rompenieves, es una curiosa película coreana de ciencia ficción post-apocalíptica, dirigida por Bong Joon-ho. En esta ocasión, los 40 millones de presupuesto fueron recompensados con casi 87 millones de recaudación.
En el futuro, se realiza un experimento científico para contrarrestar el calentamiento global que tras fallar, provoca una era glacial que acaba prácticamente con la población mundial (sí muy en la línea de colonia V, y ambas son del mismo año). Los únicos supervivientes son los habitantes del Snowpiercer: un ferrocarril que se mueve en círculos por el mundo. Decir también que los pobres malviven en la cola del tren, mientras que la clase acomodada y con privilegios vive con todos los lujos en la parte delantera. Tal situación, como podéis imaginar, será insostenible.
Con caras conocidas como Chris Evans a la cabeza, y John Hurt, Tilda Swinton y Ed Harris, entre otros, la película es entretenida y resultó ser una grata sorpresa.
Lo que queda de la humanidad está encerrada en un tren en el que se ha reproducido a pequeña escala, la lucha de clases entre ricos y pobres que había en el planeta. Pero en tan claustrofóbico lugar, la tensión va en aumento (y el ansia por sobrevivir, desatará un sangriento conflicto).
Espectacular en las formas y cruel en las maneras, la cinta organiza una escalada de ira desatada en pos de la igualdad social y el derrocamiento de la tiranía, mientras los marginados avanzan en dirección hacia la locomotora en medio de cruentas luchas. Tiene errores pero en general, se disfruta bastante.

La piel que habito es una película española del 2011, del director Pedro Almodóvar. Tuvo un presupuesto de 10 millones de dólares, y recaudó algo más del doble de lo que costó. La cinta cuenta la obsesión del doctor Ledgard (Antonio Banderas), un eminente cirujano plástico, por crear una nueva piel gracias a los avances de la terapia celular. Su mujer falleció quemada en un accidente de coche y eso hizo que Ledgard se volcara en la investigación para desarrollar un sustituto de la piel que podría haberla salvado.
Sin embargo, el proyecto es demasiado ambicioso como para aplicarlo simplemente a unos ratones de laboratorio. Para poner en práctica sus hallazgos revolucionarios, es preciso carecer de escrúpulos y disponer de una cobaya humana con la que experimentar... y los sucesos confluyen, para que ambas premisas se den.
En una sociedad en la que la ciencia avanza más deprisa que la propia moral, la película nos propone pensar en los límites sobre lo correcto y lo incorrecto (y hasta qué punto puede justificarse la ciencia; o quizá más bien, plantear el viejo dilema de si el fin justifica los medios protagonizado en esta ocasión, por un doctor trastocado).
Elena Anaya logra destacar por encima del propio Antonio Banderas, y Marisa Paredes demuestra su veteranía en un papel secundario que no se desarrolla demasiado.
Una película perturbadora, con pocos personajes y muy local que gustará más o menos, pero cuya historia no olvidarás.

Pi, el orden del caos en Latinoamérica (Pi, fe en el caos en España), es una película de ciencia ficción estadounidense del 1998, opera prima del director Darren Aronofsky.
Esta cinta narra la vida de un brillante matemático bastante paranoico y con carencias afectivas, que está obsesionado con la idea de que, pese al aparente caos que rige el universo, existe un sistema numérico capaz de prever y controlar todo cuanto sucede en él. Centrándose para ello en el estudio del mercado bursátil, intentará desentrañar el misterio que se oculta tras esa fórmula matemática que aparentemente lo controla todo, y que le lleva inexorablemente al número Pi. Max no cree en el azar, e intentará demostrar que todo está sometido a un patrón numérico.
La cinta costó solamente 60.000 dólares, y su recaudación fue de más de 3 millones (64 veces lo que costó). Fue filmada con recursos muy limitados, y estamos ante una película densa destinada a un público muy específico (estando muy alejada de lo que nos tiene acostumbrados el género).
Otra particularidad a añadir, es que fue filmada en blanco y negro (algo que ayuda a transmitir la soledad y angustia del protagonista durante toda la cinta).
Las relaciones de un matemático desequilibrado con el medio que le rodea y su progresiva e irremediable obsesión con la teoría de los números, da lugar a una película cargada de simbolismos y llena de intrigantes dobles lecturas.

Doce monos es una cinta del 1995 dirigida por Terry Gilliam, y protagonizada por Bruce Willis, Madeleine Stowe, Brad Pitt y Christopher Plummer.
Tuvo un presupuesto de casi 30 millones de dólares, y recaudó 169 millones.
Recibió una respuesta positiva de la crítica, señalando que quizá la trama es algo confusa, pero la excelente actuación y los giros argumentales la hacen una loca y efectiva experiencia.
Año 2035. Tras la epidemia provocada por un virus asesino que ha matado a millones de personas, en un mundo postapocalíptico los supervivientes se refugian en comunidades subterráneas, húmedas y frías. El prisionero James Cole se ofrece como voluntario para viajar al pasado y conseguir una muestra del virus, gracias a la cual los científicos podrán elaborar un antídoto. Durante el viaje conoce a una bella psiquiatra y a un excepcional enfermo mental.
Bien, como dije antes, el guión es algo enrevesado, pero el film se disfruta muchísimo.
La película está inspirada en la película La Jetée (del 1962), de Chris Marker.
En un principio, Gilliam había elegido a Dustin Hoffman en lugar de Bruce Willis, y a Jeff Bridges en vez de Brat Pitt, pero Universal Studios se opuso.
Gilliam pronto vio a Willis en el papel, pero creía que Brad Pitt no era el adecuado para encarnar el perturbado (y el director de reparto tuvo que convencerle de lo contrario).
Pitt acabó ganando un Globo de Oro por su actuación.
Debido a que el filme no posee una historia lineal, hubo errores de continuidad y se volvieron a filmar varias escenas.
Sea como sea, una película destinada a un público adulto, oscura y fascinante, y que no te puedes perder.

¿Alguna de estas películas te sorprendió?
¿Las conocías todas?

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios