PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Películas de ciencia ficción que no sé si recomendar

Películas de ciencia ficción que no sé si recomendar

  
 
0.0 (0)
312  
Escribir Opinión

En el vídeo de hoy os voy a hablar de tres películas de ciencia ficción que no sé si me atrevo a recomendar. Pero como procuro hablar de todo tipo de películas de ciencia ficción y no me guio exclusivamente por mis preferencias (ya que sería pretencioso pensar que solo lo que me convence a mí es digno de ver), hoy vamos a tratar unas películas que personalmente no me acabaron de seducir pero seguro que pueden gustar a muchas personas (y de eso se trata). Vamos a empezar.

Equals es un dramón romántico de ciencia ficción de 2015, dirigido por Drake Doremus.
En una sociedad aparentemente utópica del futuro, las emociones humanas han sido erradicadas y todo el mundo vive en paz en pos de la productividad y el colectivo. Está prohibido el contacto físico y engendrar hijos (que se consideran conductas propias de un enfermedad) y quienes sucumben a este tipo de comportamientos son reprogramados.
Si os digo la verdad, inicialmente no encontré mucho sentido a esta propuesta porque aborda un tema ya tratado en anteriores ocasiones. Porque una vez escuchada la sinopsis seguro que ya os suena el planteamiento, ¿verdad?
Pero bueno, luego pensé que muchas pelis tienen un argumento clonado de otras y no parece que eso moleste demasiado. Además esta película acomete la cuestión de la represión de los sentimientos a su manera y desde un punto de vista propio, alejándose de cintas similares.
La película no nos explica los motivos de la represión de las emociones ni tampoco como se engendran los hijos si está prohibido tenerlos. Fácilmente podemos especular que se hace por una concepción de laboratorio, pero no se aclara.
La intención del director era interesante: presentar un guión con un estilo que recuerde a Gattaca. Pero al señor Doremus le lleva demasiado tiempo plantear la premisa y para cuando empiezan a suceder cosas ya estamos a mitad de la película. Y bueno, en realidad las cosas que pasan después son más bien pocas.
Jennifer Lawrence leyó el guión y le encantó (o eso dijo), pero admitió que no se veía como la protagonista (seguramente, porque olió que esto no tenía mucho recorrido).
En su lugar el papel recayó en Kristen Stewart, que era idónea porque para muchos es inexpresiva y encajaba bien en el ambiente anodino de la película. Pero debido a su aspecto desaliñado con un despeinado pelo roñoso y unas ojeras tremendas parece más bien, -desde mi humilde punto de vista y sin ánimo de ofender-, una drogadicta.
El otro protagonista es Nicholas Hoult (al que quizá conozcáis por las películas de X-men), y también luce seco e inexpresivo.
Tenemos también unas breves apariciones de Guy Pearce (ya sabéis: la máquina del tiempo, Lock Out, por decir un par de pelis suyas) que también parece que se aburre.
No me malinterpretéis, de eso va la peli: de presentar una sociedad sosa, apática y robótica. Pero quizá cuando afloran los sentimientos de la pareja se podrían haber lucido un poco más.
Fría, de ritmo lento y austera en la ambientación y los efectos especiales, esta cinta puede gustarte si te va lo intimista y el rollo amoroso en un hipotético futuro de represión sentimental.
Por cierto, la cinta aprueba en Filmaffinity (que teniendo en cuenta lo exigentes que son, la hace en principio rescatable).

Una vida a lo grande es una película de ciencia ficción dirigida por Alexander Payne.
La humanidad se enfrenta a un mundo donde el cambio climático y la superpoblación amenazan al planeta tierra. Sin embargo, estos problemas ahora podrán superarse.
Una tentadora tecnología capaz de miniaturizar a las personas parece ser la solución de una pareja y una salida a todos sus problemas, pero cuando van a realizar la transformación surgen las dudas.
La cinta nos cuenta como se ha encontrado remedio a muchos de nuestros problemas causados por nuestro estilo de vida moderno. La idea es convertirnos en seres de 12 centímetros y aunque pueda parecer peligroso y para nada apetecible, económicamente resulta de lo más rentable porque te permite vivir con todos los lujos imaginables.
Además, mantener a gente pequeña es una solución sostenible a la sobrepoblación: te permite tener muchos más recursos, y a la vez generar menos residuos (y libera la maltratada economía porque se mantiene a gente diminuta).
Bien. No voy a entrar en la verosimilitud o no de su planteamiento (a pesar de que habría mucho que analizar), porque luego me decís que hablamos de ficción, el cine es entretenimiento y estamos ante una película y no hay que ser tan científico... Vale, tenéis razón en parte (porque una película también puede construirse verazmente según razonamientos creíbles), pero ya que yo mismo digo a veces lo de que "si la ves con generosidad se puede disfrutar" cuando me conviene, pues no la voy a criticar en este sentido.
La historia juega con el mismo recurso que vimos en 'El increíble hombre menguante' o 'Cariño, he encogido a los niños', pero aprovecha para lanzar unas cuantas reflexiones sobre la naturaleza de la humanidad y nuestras miserias.
Sin embargo, la película parte de una interesante premisa que se queda a medias a la hora de profundizar en los problemas que plantea.
En esta película Payne nos viene a decir que el ser humano es tan idiota que en vez que consumir menos, se empequeñece para poder consumir mucho más.
El rodaje de Una vida a lo grande supuso todo un reto para el equipo de los efectos especiales, porque se debía combinar en la misma toma el mundo real y una comunidad de personas de tamaño reducido.
Y a pesar de que en la película hay muchos efectos visuales, estos pasan desapercibidos y apenas se notan.
La cinta tiene un significativo elenco actoral con Matt Damon a la cabeza (destaco también a Christoph Waltz), aunque Paul Giamatti y Reese Witherspoon iban a protagonizarla inicialmente.
En conclusión: Esta película no va a gustar a todo el mundo y hasta algunos fans del director se sentirán defraudados. El film peca de largo y de tener objetivos un poco dispersos, pero es una obra que te puede gustar si no esperas nada de ella y como a veces digo: la ves con generosidad.

El círculo es una película de ciencia ficción y suspense de 2017 dirigida y escrita por James Ponsoldt. Es una adaptación del libro con el mismo nombre del 2013, de Dave Eggers.
Una prometedora joven es contratada para trabajar en El círculo, la empresa de internet más prestigiosa del mundo. Ella está entusiasmada por formar parte de la importante compañía, pero poco a poco empieza a descubrir que bajo su amigable fachada e idílico ambiente de trabajo se esconden unos sórdidos planes de excesivo control.
Inicialmente Alicia Vikander iba a protagonizar el film, pero prefirió unirse a Matt Damon en la nueva aventura de Jason Bourne.
Entonces Emma Watson se quedó con el papel (y todo sea dicho de paso, hace un trabajo digno).
Otra cara conocida es Tom Hanks, que aparece intermitentemente y es uno de los actores más reconocidos de Hollywood.
También tenemos a John Boyega, a quien ya conocéis por su aparición en las nuevas películas de Star Wars entre otras cosas.
Y finalmente quiero hacer una mención especial al desgraciadamente fallecido Bill Paxton porque esta fue su última película.
El presupuesto de la cinta es de 18 millones de dólares (que no es mucho), pero al menos recuperó bien lo invertido con casi 41 millones de recaudación.
La primera parte introductoria es prometedora y parece que se puede elaborar un buen thriller con los ingredientes que se han puesto sobre la mesa, pero cuando se entra en materia el film empieza a tambalearse, carece de clímax y no termina de explotar.
Además me da la impresión que esta película llegó un poco tarde, porque sus reflexiones hace tiempo que la mayoría de nosotros nos las hemos planteado una y mil veces.
Desde que Facebook empezó a operar en España el 2008 e Instagram en 2010 a nivel internacional, el boom de estas redes sociales ha hecho que una buena parte de los ciudadanos compartan voluntariamente su día a día. Hoy son la manera más fácil que tienen muchas personas de mostrarse al mundo, o mejor dicho, de mostrar al mundo lo que aparentemente son.
Sea como sea, la película no profundiza en los interesantes interrogantes que plantea y se queda a medio camino de lo que pretende transmitir.
En conclusión: Esta cinta futurista de tintes conspiranóicos a mí personalmente no terminó de llegarme y su ambiguo final me dejó frío. Sin embargo, se deja ver y no quiero dar la impresión de que es una aberración. Obtiene un 5 justito en Filmafinity y en la IMDB le dan un 5'3, por lo que aprueba por los pelos.

Bueno. Pues estas han sido 3 películas que no sabía si recomendar. Ojo, no quiero decir que sean malas porque esto depende de los gustos de cada cual y precisamente por esto -y porque tienen notas razonables en las webs de cine-, he querido dedicarles un espacio. Puede que alguna de ellas os pueda interesar.

¿Has visto alguna de estas películas? ¿Cual recomendarías?

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios