TODO EN CIENCIA Y CIENCIA FICCIÓN

La Mosca de 1986: Curiosidades (lo que no sabías)

La Mosca de 1986: Curiosidades (lo que no sabías)

 
4.0 (1)
Escribir Opinión

No sé si hoy podemos hablar exactamente de espoilear teniendo en cuenta que hablaré de una película de hace más de treinta años, pero en todo caso si no has visto y tienes intención de hacerlo este vídeo puede desvelarte algo que quizá no quieras saber. Avisados estáis.

Un ambicioso científico se utiliza a sí mismo como cobaya en la realización de un complejo experimento de teletransportación. La prueba es un éxito, pero empieza a sufrir unos extraños cambios en su cuerpo. Al principio son ventajosos, pero luego descubre que dentro de la cápsula donde realizó el experimento se introdujo con él una mosca.

Si preguntásemos cuáles se consideran las mejores películas dirigidas por David Cronenberg, seguramente uno de los títulos con el que muchos coincidirían sería 'La mosca', basada en el relato de mismo nombre que tuvo una adaptación cinematográfica en 1958.
Considerada como una película de culto, en ella nos encontramos una de las interpretaciones de Jeff Goldblum más recordadas. El actor se pone en la piel de Seth Brundle, un científico que está llevando a cabo una investigación sobre teletransportación y que acabará siendo víctima de su propio experimento cuando su ADN se mezcle con el de una mosca en el momento de hacer una arriesgada prueba con él mismo.

El director de esta película tenía que ser Tim burton y Michael Keaton era la primera opción para el papel protagonista, pero finalmente David Cronemberg se puso a la dirección y Jeff Goldblum se encargó de encarnar al brillante científico junto con Geena Davis, quien por aquel entonces era su pareja y fue animada por el propio Goldblum para que se presentara al casting.
Para Cronemberg esa no era una buena idea pues en estos casos los rodajes pueden resultar más complicados de lo habitual, pero Gina lo hizo tan bien que la aceptó de buena gana.

Trabajar con animales siempre es difícil por lo impredecible de su comportamiento, y algunas escenas con babuinos preocupaban al director. Sin embargo, Goldblum tuvo una excelente relación con estos animales. Su complexión y gran estatura hizo que los animales le respetaran como individuo dominante, generándose buena química entre ellos.

En un momento de la película, nuestro protagonista, desesperado por encontrar una cura a su metamorfosis, introduce un gato y un mono a la máquina de teletransportación.
La criatura resultante no es otra que un mono-gato, híbrido deforme y que parece estar sintiendo un horrible dolor constante, con dos cabezas y cuya vida acaba por parte de Brundle cuando lo mata con un tubo metálico para terminar con su sufrimiento.
¿Recordáis ese momento? Yo tampoco, y es que la escena fue finalmente excluida de la película. Por lo visto, la escena fue eliminada ya que en un pase preliminar unos cuantos espectadores abandonaron el cine.

Una de las cosas más asquerosas del film, es ese vómito nauseabundo que regurgita el protagonista cuando está en avanzada transformación.
Esta idea fue incorporada en esta película, -y con acierto, he de decir- ya que no forma parte de la película del 1958 en que se basa esta cinta (bueno, más bien es una reinvención para ser más exactos).
Sea como sea, ambas películas de La mosca están basadas en un relato original de George Langelaan publicado en PLAYBOY en 1957.

Si parece asqueroso a la vista, en realidad no lo era tanto, pues el líquido en cuestión no era más que una mezcla de huevos, leche y miel.
No es nada nuevo decir que David Cronenberg es muy dado a los cameos. En La mosca tiene un pequeño papel con incluso algo de relevancia: es el ginecólogo de Veronica, el personaje que interpreta Geena Davis.

Para crear el futurista diseño de las máquinas teletransportadoras, David Cronenberg tomó inspiración de algo que tenía a mano cada día: los cilindros de su moto Ducati.

Chris Walas fue el encargado del maquillaje y los efectos especiales, y bajo las órdenes de Cronenberg, buscaron algo realista que se alejase de la criatura de la película de 1958.
Cronenberg dejó claro al creador de efectos especiales que no quería una criatura chapucera con partes de insecto y partes humanas sino algo mucho más realista.
Para ello, se estudió a fondo la fisiología de la mosca común y se consultó a varios genetistas sobre cuál sería el resultado de la mezcla del ADN humano con el de una mosca. La realidad es que sería algo mortal, por lo que la paulatina mutación de Brundle en la película es pura ficción ideada por los guionistas en pos del entretenimiento.

La cinta ganó el Oscar y el BAFTA al Mejor Maquillaje por su soberbio trabajo.
No está de más comentar que fueron marionetas y piezas de maquillaje las que se usaron en el rodaje y no imágenes generadas por ordenador.
El maquillaje de Jeff Goldblum en ocasiones le llevaba hasta cinco horas.

Con un presupuesto de 15 millones de dólares, 'La mosca' recaudó 60'6 millones en todo el mundo (es decir, 4 veces lo que costó).

Bueno, yo vi esta película en el cine y me horrorizó sobremanera, claro que por aquel entonces tenía solo 12 años. Ahora la cosa cambia, claro, pero aún así os la recomiendo si todavía no la habéis visto.

En resumidas cuentas, con su cinta grotesca y perversa, pero también poética y emotiva, Cronenberg consiguió poner de acuerdo tanto a los fans incondicionales del gore y del terror explícito como a la crítica más exigente. Un clásico indiscutible.

¿Has visto esta película? ¿Qué te pareció?
¿O te han entrado ganas de verla?
Puedes dejar tu opinión en la caja de comentarios.

Opiniones de los usuarios

1 opiniones

 
4.0  (1)
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios
 
4.0

Cronenberg

Junto a "La cosa" es la única película que he disfrutado de Cronenberg.

Fue útil la opinión?