PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Errores comunes en el cine de ciencia ficción

Errores comunes en el cine de ciencia ficción

Popular
  
 
0.0 (0)
1137  
Escribir Opinión
El primer error, es el tema de los láseres. Para empezar, el láser no es visible en el vacío. Esas naves tipo Star Wars lanzando disparos láser en el espacio, son científicamente un disparate. Además, un laser se mueve tan rápido (a la velocidad de la luz), que no se vería una línea corta desplazándose a lo largo de un trayecto. Por supuesto,  también olvidaos de las míticas espadas láser de los caballeros Jedi… La luz del láser precisa materia sólida para que sea visible (no simplemente aire).

Otro error garrafal, es que se escuchan todas las explosiones en las naves que surcan el espacio o están en medio de una batalla. Pero como todos sabemos, en el espacio no hay sonido (al no haber atmósfera). No voy a extenderme en este punto, porque creo todos lo tenemos bien presente.



En las películas, estamos cansados (soberanamente irritados, diría yo), de ver que todos los planetas, tienen la misma gravedad (y parece ser, que todos los seres vivientes la comparten). Prácticamente ninguna película tiene en cuenta los diferentes efectos gravitatorios sobre diferentes planetas, lo que haría obviamente que algunos seres,  les costase caminar a gravedades humanas, y viceversa.

Otro cliché muy extendido, es que los extraterrestres y nosotros somos sumamente parecidos anatómicamente, e incluso, podemos tener híbridos y sexo con ellos.
Una cosa es que haya especies parásitas como los Xenomorfos, y otra cosa es ver a un humano y un vulcano, procedentes de planetas a años luz de distancia entre sí, copulando y teniendo pequeños Spock totalmente formados y funcionales.
Lo mismo es aplicable al hecho de que la mayoría de extraterrestres, no sean más que humanos con cuernos, piel azul, o con peinados saltones como los que vemos en Babylon 5 con los Centauri.

A estas alturas, el que más o el que menos sabe que en el espacio, las descompresiones explosivas como las que aparecen en Atmósfera Cero o Desafío Total, son una simple fantasía. Supongo que el morbo de ver cuerpos descuartizados por la diferencia de presiones, sigue siendo lo suficientemente alto como para que de vez en cuando, sigamos viendo versiones de este mito en algunas películas.
Pero en la vida real, sólo ha habido un accidente fatal por despresurización en el espacio. Sucedió en la misión rusa Soyuz-11 en 1971.

Muchísimas películas, cometen el fallo de presuponer que las comunicaciones son instantáneas desde cualquier parte del universo. A veces se puede partir de un sistema de comunicación instantáneo misterioso o que no explican (que ya es algo), pero por lo general, no se toman esa molestia (ni siquiera, en historias ambientadas en un futuro cercano).  Supongo que los guionistas no suelen tener  ni idea, de que la velocidad de la luz es la velocidad máxima a la que viajan las ondas de radio-telecomunicaciones.

Otro gazapo, es que los  movimientos de las naves espaciales no tienen en cuenta la inercia, ya que en realidad, no pueden hacer ni piruetas, ni quedarse paradas si se apaga el motor. Una nave espacial puede desplazarse sin necesidad de mantener encendidos sus motores todo el rato. Esto es así porque en el espacio,  no hay rozamiento. Ha de ejercerse un impulso tanto para frenar como para acelerar, dando media vuelta si es necesario. De este modo, la impresionante maniobrabilidad de las naves espaciales que vemos en  las películas, no son posibles científicamente hablando.

En las películas de ciencia ficción, los viajes espaciales son incomprensiblemente grandes, pero según la teoría de la relatividad de Einstein, no es posible viajar a la velocidad de la luz (puesto que se necesitaría una energía infinita). Y aunque se pudiera, las distancias en el cosmos son tan grades que tomaría varios miles de años moverse hacia estrellas que está relativamente cerca.

Bien. Errores de unas cuantas película...
En Matrix por ejemplo, hay un error de concepto. Se dice que los humanos sirven como pilas para alimentar a máquinas. Pero el ser humano necesitaría consumir más energía para mantenerse con vida, de la que supuestamente podría producir.

El meteorito de Armageddon se detecta 18 días antes de que impacte, pero un cuerpo celeste tan grande, sería detectado con décadas de antelación.
Además, un meteorito del tamaño de Francia no se puede dividir colocando una sola bomba nuclear actual, ya que no existe una bomba con tanta potencia destructora. 

Spielberg tampoco acertó del todo en Jurassic Park, donde se clonan dinosaurios a partir de la información genética de un mosquito. Es imposible recuperar el ADN de un mosquito tras millones de años; y lo más probable, es que dicha estructura se haya deteriorado y mezclado con otros elementos orgánicos.

Hablando de genes, en la entrega de Alien resurrección, la protagonista ha sido clonada, pero recuerda su antiguo ser. Es un disparate, porque el ADN no tiene memoria (es como si un hijo recién nacido, tuviera los recuerdos de su madre).

Bueno. No obstante, para la diversión, lo más importante es que una película sea rica en imaginación y fantasía. Según Ángel Sala: “Vivimos una realidad no sólo gris, sino bastante aburrida. Y, para el espectador, este género es una forma de encontrar una vía de escape”. “Incluso si usted es científico, siempre podrá echar unas risas. En esta época, tampoco viene mal”.


Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios