PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

¿Por qué el terraplanismo crece tanto?

¿Por qué el terraplanismo crece tanto?

  
 
0.0 (0)
422  
Escribir Opinión

Este es el segundo vídeo que le dedico al Terraplanismo, y en principio no habrá más. Hoy no presento pruebas ni razonamientos sobre las cuestiones más controvertidas de este modelo, sino que voy a hablaros un poco sobre lo que representa y significa este movimiento. 
Si hay algún despistado que no sabe de lo que estoy hablando, lo cuento rápido:

Los llamados terraplanistas son personas que creen que la tierra no es esférica y se encuentra en un vasto universo formado por galaxias mientras orbita alrededor del sol, sino que solo existe un cúpula cuya base es circular y plana. Como veis, todas las estrellas (que no serían como nuestro sol sino unas extrañas luminarias) estarían pegadas en la superficie de la bóveda. Ellos dicen que solo existen el sol y la luna como astros (negando los planetas, satélites... bien, más adelante vamos con esto).

Históricamente, el terraplanismo siempre ha sido una teoría marginal que nunca se había tomado en serio. Ni siquiera en la Edad Media se creía que la Tierra fuese plana.
Muchos de los que ahora defienden esta teoría sí que odiaban a la NASA y creían toda clase de conspiraciones, pero no eran terraplanistas. Lo de defender que la Tierra es plana era disparatado incluso para la mayoría de conspiranoicos. Y estamos hablando de gente que podía creer que el Holocausto judío no existió o que Obama es un extraterrestre.

Entonces, ¿de dónde han salido todos los terraplanistas? ¿Por qué hay vídeos con cientos de miles de reproducciones y grupos de Facebook con miles de usuarios que comparten memes que niegan que la Tierra sea esférica?

Eric Dubay es quien comienza a popularizar la idea de una Tierra plana en Estados Unidos, cuando a finales de 2014 difunde un pdf de 35 páginas con supuestas pruebas de que nuestro planeta no es una bola que da vueltas. Y con la globalización de internet y las redes sociales, el apoyo de personajes famosos que alimentan esta idea ha calado entre los seguidores de estas celebridades.

Si a esto añadimos que cada vez hay más canales y webs que alimentan la idea, ya tenemos la tormenta perfecta.

¿Pero por qué cuaja este discurso?

La teoría de la Tierra plana se enmarca en el clima de desconfianza hacia el poder de los últimos años. El sentimiento de sentirse especial y de haber descubierto algo que la mayoría engañada no sabe, hacen esta creencia atractiva para personas que anhelan ser peculiares y creen interpretar acertadamente la palabra de Dios.

La razón más importante para el auge del movimiento es que internet ha ayudado a conectar a gente que de otra forma no podría compartir experiencias.
Sin embargo, este movimiento no aporta fotos y vídeos como pruebas que apoyen su modelo, sino que se limita a decir que todos los vídeos sobre la Tierra esférica son montajes. Muchas veces, sus pruebas se limitan a una curiosa interpretación de algunos versículos bíblicos.

Los terraplanistas bombardean incesantemente con memes y vídeos en los que siempre se repiten los mismas tres o cuatro conceptos. Se trata de un puñado de memes repetidos hasta la extenuación, que para muchos consiste en su única forma de comunicación.

El propio Ibáñez los comparte a menudo, y admite que (en sus propias palabras): “Me parece una manera buena de transmitir información. Hoy en día la gente tiene una capacidad de atención muy corta”. Y añade: “Los memes son bastante efectivos. Resumen todo en una imagen, en una o dos frases y además son graciosos, son entretenidos”.

Sobre todo, estos memes tratan los temas que más preocupan a los terraplanistas: ¿cómo es posible que el agua de los océanos siga la curvatura de la Tierra y no salga disparada cuando el planeta gira? ¿Por qué no notamos la rotación? ¿Nadie se da cuenta de que todas las fotos y vídeos de la NASA son montajes de Photoshop? Etc.

Rebatir estos memes es fácil, pero requiere tiempo. Sabemos que la Tierra es redonda porque nos lo han explicado en la escuela y hemos visto vídeos y fotos desde el espacio. Es probable que jamás lo hayamos puesto en duda, sí, del mismo modo que no nos preguntamos cómo demostrar la existencia de Finlandia aunque no hayamos estado nunca allí.

El problema es que te viene alguien y te dice que la Tierra es plana y tú sabes que no lo es, pero no puedes decir por qué, porque no tienes la capacidad, medios ni tiempo (y probablemente ganas), de demostrar su equivocación.

Pero se puede, y de hecho muchos blogs, webs y canales lo hacen. Por ejemplo, el blog Ciencia de Sofá rebatió punto por punto un vídeo de Oliver Ibáñez.
En su texto y entre otras cosas recuerda que “la superficie del agua no tiende a quedarse plana y horizontal en cualquier situación, sino a adaptar su forma al campo gravitatorio que actúa sobre ella”. Pero los terraplanistas niegan que la gravedad exista, en una táctica habitual de que cuando algo molesta, simplemente se niega.

Si siempre repiten lo mismo, es porque su modelo es bien simple y pobre. Básicamente, su proceder es negar todo lo que la ciencia ha descubierto sobre espacio: No existen los satélites naturales (ni los artificiales), ningún cohete o sonda ha ido al espacio, no existen los planetas, ni los meteoritos ni asteroides, ni el sistema solar, ni la Vía Láctea (y por extensión ninguna galaxia), ni los agujeros negros, los púlsares, las nebulosas, los quásares, etc, etc, etc. Niegan la totalidad del modelo cosmológico que maneja la ciencia actual. Y con ello, todos los instrumentos de medición y observación tanto terrestres como espaciales que diariamente nos muestran esa obviedad (y son manejados por multitud de personas), forman parte de una conspiración mundial encabezada por la NASA.

Las personas que caen en las arenas movedizas del terraplanismo ya pueden darse por perdidas. No hay modo de sacarlas de allí. Por lo que uno ya no pretende convencerles, que eso es imposible, sino simplemente desmentir lo que dicen por si alguien tiene alguna duda.

Ellos aseguran que no hay fotos ni vídeos de la Tierra desde el espacio, que son todo montajes. Y que toda la exploración espacial, de principio a fin, es una mentira. Un engaño en el que están metidas todas las agencias del planeta (en colaboración con todos los gobiernos de la Tierra), y está liderado por la NASA.

La totalidad de la comunidad científica, todos los medios de comunicación y el sistema educativo actual, están metidos en un engaño descomunal.

Los partidarios de las teorías conspirativas están convencidos de que la información que se les ofrece, que proviene de gobiernos y de la comunidad científica, es completamente falsa y trata de ocultar la verdad.

Aparte de rascar unos millones de dólares con una exploración espacial que supuestamente es un timo, no sé muy bien que ganarían los científicos y el sistema educativo para mantener este monumental engaño, pero los terraplanistas están convencidos de que una élite masónica que adora a Satanás nos tiene a todos engañados (e insisto, no sé los motivos prácticos de tal manipulación).

El número de seguidores de esta teoría conspirativa sigue creciendo día a día, y como consecuencia, se ha convertido en un negocio muy rentable para quienes la promueven.
En estos tiempos en los que las visitas lo son todo, cualquier contenido que genere beneficios económicos es muy preciado (y más, si tiene perspectivas de incrementarse en los próximos años). Podríamos decir que el terraplanismo ahora mismose ha convertido en una golosa inversión económica de futuro.

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios