PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

El primer cementerio criogenizado de España

El primer cementerio criogenizado de España

Popular
  
 
4.0 (1)
12471  
Escribir Opinión
Un grupo cada vez más grande de intelectuales, llamados a sí mismos inmortalistas, no se toman el tema de la inmortalidad a risa. Para ellos, la posibilidad de vivir eternamente –sin apoyarse en creencias o intervenciones sobrenaturales- es tan real como la vida misma. La genealogía actual de los inmortalistas llega hasta los primeros días de la crionización, la práctica de congelar a los muertos esperando poder ser reanimados en un futuro. Embriagados por las recientes promesas de los milagros de la nanotecnología y biotecnología, los inmortalistas conectan hoy fácilmente los puntos entre teoría y práctica. La inmortalidad física no sólo beneficia al individuo. “Cada uno de nosotros lleva un complejo universo de conocimiento, experiencias vitales y relaciones humanas”, dice el investigador en nanotecnología y escritor Robert A. Freitas; “Casi todo este rico tesoro de información se pierde para la humanidad con nuestra muerte”.
“Los sueños ancestrales de inmortalidad pueden no haber estado equivocados pero dependían más de la fe que de hechos”, dice David Nicholas (autor del artículo “Inmortalidad: la última frontera de la libertad”); “El progreso científico comienza ahora a permitir que la inmortalidad personal se traiga al menos dentro de las fronteras de la especulación práctica”.

La Asociación Iberoamericana de Criopreservación (un grupo de 50 investigadores españoles) tiene como objetivo instalar en Madrid el primer cementerio español dedicado a la criogenización. En dicho cementerio (o como se prefiere; albergue de pacientes, ya que consideran que no trabajan con seres definitivamente muertos”), se conservarían a los cadáveres para poder aprovechar los futuros avances médicos. Es decir, la técnica (en su teoría) es simple: cuando uno fallece por una enfermedad, se le congela y si en un futuro se encuentra la cura a lo que le mató, se le descongela.
El éxito de la criogenización en EEUU (en fecha 2011), es de 50 congelados al año. Y con el anuncio del futuro “albergue” en Madrid, más de un centenar de personas ya están interesadas. El problema es el elevado coste de la técnica (100.000 euros) y que no existe ninguna garantía de que el método funcione correctamente. El plan de este grupo de científicos está perfectamente estudiado: un parque de criopreservación junto a un laboratorio biotécnico. “Es una alternativa más a los servicios funerarios tradicionales”, sostiene Francisco Roldán de 51 años y portavoz de la recién creada Asociación Iberoamericana de Criopreservación.

Aunque por ahora la criogenización sólo se practica en EEUU y Rúsia, esta técnica es analizada por científicos de todo el mundo. “Una vez que se produce la muerte legal, el cerebro sigue enviando impulsos eléctricos durante unos minutos. Es en este tiempo cuando se somete al cuerpo a -196 grados para vitrificarlo”, comenta Roldán. Después, los cadáveres se introducen en cápsulas de acero rellenas de nitrógeno donde pueden conservarse durante más de cien años.
En nuestro país, en el año 1998 nace la Sociedad Española de Criogenización. Desde esta entidad aseguran que “no existe legislación que ampare expresamente el enterramiento de personas en cápsulas de criogenización”. De ahí que este grupo de científicos haya aprovechado el vacío legal que existe en España para continuar con sus proyectos. Sin embargo, ya hay quien éticamente cuestiona esta técnica. La OMC estudiará si esta práctica es éticamente lícita.

  
La posibilidad reciente de conservar óvulos humanos en frío sin que pierdan ninguno de sus valores vitales es un ejemplo al que se recurre con frecuencia. Y, además, están las enormes expectativas creadas por nuevas ciencias como la nanotecnología, que permiten aventurar que en un futuro muy próximo hasta sería posible la reconstrucción del ADN dañado en el proceso de criopreservación. Sin embargo, sorprende las pocas personas que se apuntan a este tipo de asociaciones. "Existe una especie de depresión progresiva en las personas mayores y un sentimiento de la realidad de la muerte que casi podríamos decir que está instaurado genéticamente. Lo cual les impide pensar en ese tipo de alternativas", dice la web de la SEC. Pero también está el temor al fraude, a que todo sea una inmensa patraña.

No han faltado desde el mundo científico voces críticas en este sentido: "Pensar que la criónica puede reanimar a alguien que ha sido congelado es como creer que puedes retornar la hamburguesa a la vaca", opina el biólogo Arthur Rowe. Aunque tampoco faltan mentes eminentes con mucha fe en la potencialidad de los progresos futuros. Sir Arthur C. Clarke, reconocido autor de ciencia ficción, que ya en 1945 enunció los principios de la comunicación vía satélite, es uno de ellos: "Aunque nadie puede cuantificar las probabilidades de la criónica, yo estimo que son al menos de un 90 por ciento. Y nadie puede asegurar que sean cero". Explica Carlos Mondragón, director de Alcor (Fundación para la Extensión de la Vida); "Sabemos que no hay garantías, que es mera especulación, pero no estamos locos: es una especulación razonable. Yo le daría un 40 por ciento de posibilidades de éxito".

Alcor (EEUU) practica dos modalidades de criopreservación: la suspensión total, que conserva el cuerpo entero, y la neurosuspensión, que consiste en guardar sólo la cabeza una vez separada quirúrgicamente del cuerpo. "Los pacientes que escogen esta modalidad - explica Mondragón- están convencidos de que su identidad, su memoria, lo que ellos son o representan, está en el cerebro. Además, en el futuro la medicina dominará esta técnica de tal forma que será más fácil proporcionar un cuerpo nuevo a un paciente que reparar los estragos de la edad". 

alcor
Contenedor criogéntico de ALCOR (EEUU)

El matemático estadounidense Thomas Donaldson, por ejemplo, optó por conservar sólo la cabeza (el precio se reduce casi a la mitad). Y con 46 años y ante el inminente riesgo de muerte que suponía el tumor cerebral que padecía, pidió permiso judicial para que su cerebro fuese preservado por medio de la congelación o suspensión criónica y revivido cuando la ciencia médica descubra una cura eficaz contra su mal.
El uso de la tecnología para mejorar radicalmente a los seres humanos forma parte de lo que se ha dado en llamar transhumanismo; Una sopa filosófica en la que se encuentran vertientes tecnófilas como los extropianos de David Ross, que buscan descargar mentes en computadoras mediante el mind uploading (que no sería más que hacer una copia de seguridad de la información contenida en nuestro cerebro, para volverla a cargar en un nuevo cerebro biológico o robótico).

Hay ya varios Institutos Norteamericanos, tales como Alcor, Trans-Time, Cryonics Institute, etc, con personas criogenizadas que tienen investigadores para el estudio de sustancias crioprotectoras. Estas sustancias, de hecho, ya se utilizan para la conservación y transporte de órganos de donantes. Estos investigadores, especialistas en distintas ramas científicas, experimentan continuamente con nuevas técnicas de criogenización. Estos métodos tienen por tanto una buena base científica, y de hecho ya se han dado casos de recuperación en mamíferos superiores que habían sido criogenizados tras su muerte. Se sigue investigando por tanto en esta temática, tanto en crioprotectores como en perfeccionar los métodos de preservación, así como en el estudio de la posible recuperación en el futuro de toda la potencialidad biológica de los cuerpos criogenizados.

En cuanto a los costes, existe la posibilidad de suscribir pólizas que se pagan en cómodas mensualidades. En total hablamos de unos 120.000 euros, aunque los precios varían según los centros. El Cryonics Institute, por ejemplo, es mucho más barato (28.000 dolares) y según algunos es igual de bueno. Hay que tener en cuenta que parte de ese dinero lo guarda el centro de criogenización para devolvértelo al regresar y no te encuentres sin recursos...

Para los que se lo toman a broma, como dato destacar que un grupo de científicos alemanes, apoyados por una amplia red de zoológicos europeos, ha creado un banco para el almacenamiento congelado de la herencia genética de los animales, destinado a salvaguardar la biodiversidad cuando numerosas especies se encuentran amenazadas de extinción. El director del proyecto, el profesor Charli Kruse, subrayó que el material genético crionizado, congelado a muy bajas temperaturas, se conserva durante siglos y será una valiosa reserva para generaciones futuras.
Seguro que muchos nos preguntamos si será lícito en el futuro, criogenizar personas vivas; es decir, trampear la muerte. Esto podría ser conveniente en enfermos a los que se les aplica una eutanasia. También es posible que personas en principio reticentes a morir vean una oportunidad de vivir en un futuro presumiblemente mejor y prefieran congelarse en vida. Quizá no sea tan extraño… ¿Acaso cuando viajemos en naves no nos congelaremos durante las travesías?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

1 opiniones

 
4.0  (1)
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios

Y si creyeramos

En la reencarnacion...o sea esa gent se quedaría con sus experiencias psicológicas del año anterior... y además vivir es moverse... y si no creemos en el espíritu entonces puede funcionar

Fue útil la opinión? 

Oportunidad

Religiones a un lado, es un hecho que todos vamos a morir. Habrá quienes se satisfagan con el hecho de pensar que su Dios les hará resucitar su espíritu y demás cosas divinas, al igual que pueden creer que el hombre no proviene del mono, pero al resto, a los que pensamos que las cosas son tal y como las vemos y no queremos ver el día en que toda la información de nuestra vida, conocimientos y energía vital se pierda, este tipo de noticias son muy positivas y dan esperanzas.

Fue útil la opinión? 

ESTAN LOCOS Y NO HAY CURA PARA ELLOS POR ESO PASAN INVENTANDO CUALQUIER CANTIDAD DE COSAS Y QUIEN LES HA DICHO CUANDO LOS VAN A DESCONGELAR O SI LA PERSONA QUE VIGILA ESTA( FAMILIAR ) LOS QUIERE DESCONGELAR JA JA JA
VOY A CONGELAR A MI ESPOSO TALVEZ LO DESCOGELO ALGUN DIA PAJAS SON.

Fue útil la opinión? 

Es una opción más

@Colgados precisamente porque hay enfermedades que ahora mismo no se prevee que vayan a tener cura, los que se lo puedan permitir tienen la opción de preservar su cuerpo hasta que en el futuro la ciencia pueda reanimar su cuerpo y tener respuesta para estas enfermedades ahora terminales.

http://criogenizacion.net/criogenizacion-origen-y-concepto/

Fue útil la opinión? 
 
4.0

Me parece increible

Me parece increible el punto al que llega la gente, que es capaz de derrochar miles de millones en financiar este tipo de investigaciones con la intencion de ir contra el propio dios y vivir "eternamente"... en vez de crear mas fundaciones para curar enfermedades de ahora, enfermedades como el cancer o el sida, que esta a la orden del dia...

en fin indignante...

un saludo bloggero desde Colgados

Fue útil la opinión?