PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

Diseccionando la conciencia humana - Conciencia artificial

Diseccionando la conciencia humana - Conciencia artificial

portalcienciayficcion  
 
0.0 (0)
95  
Escribir Opinión

El vídeo de hoy es fruto de mis divagaciones mentales más disparatadas, pero sin embargo, está fundamentado en situaciones perfectamente posibles y realizables.
Es difícil no caer en contradicciones en estos temas inciertos que abarcan tantas posibilidades, pero lo intentaré.

Imaginaos un espermatozoide...
Imaginaos un óvulo...
Imaginaos una concepción in vitro entre ambos... Y luego: ectogénesis.
La ectogénesis estudia el desarrollo de fetos fuera del cuerpo humano. Es decir, imaginaos que después de esa fecundación in vitro, se coloca al individuo en una incubadora artificial que lo monitoreará y nutrirá de substancias específicas, para su buen funcionamiento fetal hasta que llegue a los 9 meses.

Llega el momento de sacarlo de la incubadora, y qué pasa:
En primer lugar, es ciego. Segundo, es mudo. Y también, es sordo.
Es insensible al tacto, y además está completamente paralítico de la cabeza a los pies.
Es difícil de imaginar, pero supongamos que este individuo está absoluta y completamente aislado del mundo exterior, sin sentidos perceptivos y con una movilidad nula. Carece de los sentidos biológicos más indispensables: vista, oído, olfato, gusto y tacto.

Es un ser que jamás adquirirá conciencia. No habla, no piensa, no se mueve, no siente nada de nada...
Su cuerpo, es inservible... Pero su cerebro está bien. Las partes orgánicas y fisiológicas son correctas. El problema que tiene, es que ese cerebro está aislado del mundo exterior. Porque no recibe percepciones, no recibe impulsos de información, ni datos que pudieran activar su maquinaria cerebral de una forma normal.

En este momento nos damos cuenta que, pese a tener un cerebro 100% funcional, sin sentidos perceptivos un ser humano no es nadie (una pila de carne y huesos que no siente nada, ni tiene conciencia de nada).
Vamos a intentar subsanar esta situación, eliminando partes inservibles...
Supongamos que de modo similar a la ectogénesis, una incubadora (o recipiente adecuado), permite mantener en funcionamiento ese cerebro (sí, ya hemos desechado ese cuerpo inútil).
Ahora tenemos un cerebro humano sano, albergado en una máquina amniótica que lo mantiene en buenas condiciones.
Bien, a partir de aquí, tenemos varias opciones...
La primera, es "a tomar por el culo ese cerebro", tirarlo a la basura, y olvidarnos de este inquietante asunto.
La segunda, podría ser Ghost in the shell: es decir, adecuar un cuerpo útil para ese cerebro, para permitirle así tener las percepciones que todo humano tiene, para que con el entrenamiento y aprendizaje debido, acabe desarrollando una conciencia humana.

Podemos imaginar un avanzado cuerpo sintético a lo Major, o un cuerpo biológico humano (en cuyo caso se habría dado un trasplante de cerebro con un cuerpo orgánico).
En ambos casos, y a mi entender, ambos escenarios deberían partir de que los sensores perceptivos fuesen, como mínimo, los que todos conocemos y tenemos.
En este punto, cabe preguntarse si la conciencia humana requiere de los sentidos biológicos para poder desarrollarse (ya que de lo contrario, en el aislamiento, parece imposible).
Y a lo tonto, hemos llegado a un conclusión interesante: Para tener conciencia humana, es indispensable el permanente flujo de información que nuestros sentidos disponen y filtran para que luego, nuestro cerebro los interprete: Un cerebro humano 100% funcional, no es "nada" sin un cuerpo que le provea de estímulos.

Pero os hablaba de otras opciones con respecto a ese cerebro solitario y sin cuerpo...
Otra podría ser, intentar que ese cerebro piense y tenga conciencia, a pesar de no proveerlo de cuerpo alguno.
¿Sería posible?
Tenemos un hardware biológico que es humano. Sus partes, sus conexiones... todo nos es familiar... ¡y funciona correctamente! Solo le faltan estímulos.
Bien. En este momento estaríamos hablando de programación biológica. De programar un cerebro biológico. Y parece difícil...

Pero en todo caso, eso sería más sencillo que la programación de una inteligencia artificial. Ya que esta, se basa en piezas completamente distintas a las de ese cerebro orgánico. Chips, circuitos integrados, silicio... Toda un estructura generada desde cero (y a la que todavía le falta mucho), que en nada se parece físicamente a la biológica... ¿Y pretendemos que eso piense como la biológica? ¿En serio?
Igual a estas altura ya deberíamos darnos cuenta que la IA no pensará y sentirá como un humano. Podemos acordar que tendrá cierta conciencia peculiar (la suya), pero en ningún caso, será como la nuestra. Lo impide el hardware (la materia).

Volvamos a nuestro cerebro:
Tenemos este órgano que nunca ha sentido (que es de lo que parte la IA), y estamos intentando que piense, que despierte... ¿Cómo vas a hacerlo si nunca a sentido, visto, oído, tocado... y jamás se ha movido?
Aunque le insufles datos (no sé cómo, pero bueno), aunque sofistiques tus métodos... ¿Alguien cree que ese cerebro va a adquirir una conciencia como la que pueda tener yo o vosotros?

Pues esto es lo que nos quieren hacer creer con la IA. No dicen que eso es posible. Si esto fuera posible, entonces cobraría plausibilidad la idea de Her: es decir, que sin sentidos perceptivos, se puede tener igualmente una conciencia humana. Samantha, el sistema operativo de Her, solo tiene un sensor auditivo y altavoz: ¿Son sentidos suficientes para poder experimentar una conciencia humana?

En mi opinión, nuestro querido cerebro del que hablamos, solo tiene una vía para adquirir conciencia humana: La vía Ghost in the shell; es decir, reproducir los sentidos biológicos en un cuerpo que le permita a ese cerebro, aprender las mismas cosas que hemos aprendido nosotros y del mismo modo (o muy parecido).
El Hardware y software, ciertamente deben ser los adecuados para cada caso (y un software de conciencia humana, demanda un hardware de cuerpo humano).
O quizá más bien: Es el hardware de cuerpo humano, el que desencadena el software consciente que un humano tiene.

No digo que la IA como sistema operativo desprovisto de cuerpo e instalable en artefactos dispares, no pueda ser convincente y hacer sus razonamientos.
No digo que la IA de un holograma que está albergado en una caja instalada en tu piso, no pueda hablarte como lo haría cualquier humano (incluso, que su impronta lo haga dependiente de ti y hasta simule amor; y lo ames).

Lo que digo, es que para ser y sentir como un humano, requieres de un hardware humano (o prácticamente humano). Y que no todos los hardwares son viables para albergar según que softwares.
A nadie se le ocurriría instalar Windows, en una piedra (porque estructuralmente, no son compatibles). Por más empeño que le eches, la estructura material de una piedra no te permite correr un juego en BASIC.
Así que si me preguntáis, yo pienso que si pretendemos convivir algún día con seres que piensen, sientan y tengan nuestra misma conciencia, deberemos dotarles del hardware adecuado (deberán tener al menos nuestros sentidos más imprescindibles).
No es lo mismo que emerja conciencia de un androide hecho a imagen y semejanza nuestra, que lo haga en un sistema operativo instalado en tu ordenador.

Las máquinas como una creación humana 100% artificial, es difícil que piensen y sientan como nosotros (ya que sus componentes materiales son muy distintos a los nuestros; además de que intentar reproducir nuestro pensamiento, cuando ni siquiera lo entendemos, resulta extremadamente complicado).
Ahora bien, nuestra paulatina metamorfosis e hibridación simbiótica con ellas, podría culminar en seres sin biología alguna (y con una conciencia, incluso mayor que la actual).

¿La conciencia artificial puede ser igual la biológica?
¿Que habría que hacer, para que las máquinas adquieran cierta conciencia?

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios