PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Coches inteligentes de hoy, y en el futuro

Coches inteligentes de hoy, y en el futuro

Popular
  
 
0.0 (0)
6982  
Escribir Opinión
Dentro de pocos años, nuestros coches parecerán pequeñas naves espaciales y poco les faltará para volar. Muchos fabricantes ya están integrando lo último en tecnología en sus modelos, para mejorar la seguridad y convertir el automóvil en un centro de comunicaciones gracias a la conexión permanente a Internet. Los "coches inteligentes", tendrán además la capacidad de comunicarse en carretera con otros automóviles. Volkswagen, Mercedes, BMW, Audi y otras marcas ya están ensayando los nuevos sistemas que conformarán esta nueva generación de automóviles interactivos, capaces de comunicarse gracias a sistemas de radio, GPS, láser o satélite, llenos de sensores, rodeados de cámaras, con iluminación inteligente, multimedia, con software de reconocimiento del conductor y hasta de los sentimientos de éste.
Nada más subirnos a nuestro coche, el ordenador de a bordo nos leerá los correos electrónicos, a los que contestaremos de inmediato sin tocar ningún teclado. Podremos seguir trabajando en el automóvil, y de una forma segura, gracias a los nuevos sistemas de control de trayectoria y de velocidad automática, reguladores de distancia, radares anticolisión, conducción electrónica, detectores de temperatura y de luz, sistemas multi-airbags y frenos mejorados, sistemas de control de neumático (que identificarán un inflado incorrecto o cualquier defecto de presión), retrovisores y espejos inte-
El coche fantástico ya es viejo
riores sustituidos por cámaras, etc. La mayoría de estas funciones ya se encuentran en los últimos modelos de coches (como el Citroën C5, los Mercedes en su clase "S", Volkswagen iCar, etc…). Los reguladores de velocidad y avisadores de aparcamiento ya están implementados en muchos modelos (algunos de ellos, hasta de gama baja), y se espera que en 2030, los coches serán tan inteligentes que se conducirán completamente solos de forma globalizada. La llave de la puerta ya ha sido sustituida por una tarjeta electrónica que, con sólo tocar uno de los tiradores de la puerta, la abre mediante unas ondas de radio con un código de identificación que la tarjeta emite. Este dispositivo (conocido como Keyless-Go), está comercializado por la casa Mercedes en el "Clase S".
Volkswagen iCar Volkswagen iCar Volkswagen iCar
Volkswagen iCar

A principios de Noviembre de 2009, los últimos avances en técnicas de identificación electrónica basadas en el iris del ojo humano, supone el reconocimiento oficial de la validez de este método para identificar personas (y abre la puerta a su utilización generalizada). También se ha creado un software capaz de identificar personas a partir de sus rostros en imágenes digitales con un 95% de efectividad. Todos hemos visto en películas de cine y en televisión, el uso habitual de métodos de identificación de personas haciendo uso de la biometría (estudio de métodos automáticos para el reconocimiento único de humanos basados en uno o más rasgos conductuales o físicos intrínsecos). Los lectores de huella dactilar o de la palma de la mano, el escáner de retina o de iris, el reconocimiento de la voz o del rostro, y la grafología,
ya son tecnologías reales (excepto el reconocimiento instantáneo del ADN, aunque quizá no por mucho tiempo). Algunos fabricantes ya están dotando al automóvil del reconocimiento de la huella dactilar. Por ejemplo, la marca AUDI está incorporando un sensor donde el usuario sólo tiene que colocar la yema de sus dedos hasta que la huella se lee y, en fracciones de segundo, el sistema decide y autoriza la personalización de las funciones programadas. Muchos ordenadores actuales de bajo coste ya llevan también este dispositivo de reconocimiento incorporado.
Quizá los avances en este campo logren frustrar los habituales robos de coches (ya que de no concluirse una identificación personal verificada completa, el coche no se pondría en funcionamiento). En la ciudad de Los Ángeles, ya existe desde hace años un carril de alta velocidad para los automóviles conectados a Internet, gracias al cual los coches pueden conducirse solos; mediante sensores, mapas digitalizados, y sofisticados equipos tecnológicos de seguimiento de la posición del coche por satélites (lo que permite que el conductor pueda ir dormido o trabajando). Y en algunas ciudades, existe una red de sistemas inteligentes
AUDI
que controlan los semáforos de las calles monitoreando el tráfico, y ajustando el cambio de las luces en respuesta a las condiciones de circulación. La casa Toyota desarrolló, junto con Sony, un coche (el Pod) que saluda con los faros cuando el conductor lo va a recoger, y es capaz de tomarle las constantes vitales y emocionales mientras conduce (expresando los sentimientos del dueño y dejándose conducir según estas emociones). Si el coche por ejemplo, se queda sin gasolina, se vuelve azul con un tipo de manchas que se asemejan a las lágrimas. Incluso puede enseñar al conductor a mejorar la conducción porque tiene almacenados los parámetros de "conducción de un experto".
“Boss” es un vehículo inteligente de Chevrolet desarrollado por la Universidad de Carnegie Mellon y General Motors, que fue presentado en Las Vegas durante la celebración de la Feria de Tecnología (el CES). Se trata de un vehículo sin conductor, autocontrolado, y que se mueve y evita obstáculos gracias a cámaras, un radar y un láser. Todo ello está controlado por un software que sustituye las decisiones humanas (aunque todavía, con cierta lentitud en comparación al tiempo de reacción de una persona normal).

Según Sebastian Thrun, profesor de informática en la Universidad Stanford de California y que forma parte del equipo de Stanford que participa en el concurso de DARPA (US Defense Advanced Research Projects Agency, la famosa agen-
agencia de investigación del Pentágono); “los avances de la inteligencia artificial deberían permitir producir en masa, automóviles que conduzcan solos de aquí al año 2030”. "Estos vehículos van a cambiar nuestra vida, y permitirán a los ciegos, a las personas de edad avanzada y a los niños, tener una gran autonomía de desplazamiento”, asegura este investigador. Además de las aplicaciones civiles, estos vehículos robotizados podrán ser desplegados en zonas de combate donde podrían salvar muchas vidas. "Creo que estos vehículos estarán en los campos de batalla hacia 2015", considera el investigador.
Quizá por lo complicado actualmente de sustituir la consolidada y extendida idea de que la conducción debe ser realizada por humanos y no por coches inteligentes, de momento lo que probablemente se extenderá y generalizará serán los “asistentes de conducción”. Muy recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid, ha desarro-
llado la última versión de un sistema de asistencia a la conducción que controla el grado de atención del conductor y ayuda a evitar posibles accidentes causados por el sueño o las distracciones al volante. “La información llega al sistema a través de una cámara de video situada en el parabrisas del coche, y se mide la velocidad del parpadeo de los ojos, su grado de apertura, o la dirección de la mirada para detectar potenciales situaciones peligrosas”, explica el profesor José María Armingol, que coordina esta investigación junto con Arturo de la Escalera, del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la UC3M. Los resultados de esta investigación se han publicado en el Journal of Intelligent and Robotic Systems. “Si el sistema nota que se está durmiendo o que se distrae y mira hacia otro lado que no sea la carretera, avisa al conductor de forma acústica para avisarle de una situación de
riesgo”, añade el profesor Armingol. Este Sistema de Asistencia Avanzada al Conductor (ADAS, por sus siglas en inglés) puede aplicarse a cualquier tipo de conductor. “Lo lógico sería empezar a aplicarlo con conductores que pasan muchas horas al volante (como camioneros o conductores de autobús), para luego depurar el sistema y emplearlo en todo tipo de usuarios”, señala Arturo de la Escalera. Entre las posibles mejoras del sistema, figura el que se registren y evalúen otro tipo de gestos (como el balanceo de la cabeza o el número de bostezos), indica el profesor Marco Javier Flores (otro de los autores de la investigación). Esta nueva especie de copiloto electrónico, se integra en el IVVI (Vehículo Inteligente basado en Información Visual), un coche real que se ha convertido en una plataforma de investigación y experimentación para profesores y alumnos de la Universidad. El objetivo de los investigadores del Laboratorio de Sistemas Inteligentes de la UC3M, es poder captar e interpretar toda la información que hay en la carretera y que utilizamos cuando conducimos.
“Por ejemplo – ilustra el profesor Armingol - hemos desarrollado un sistema que detecta y clasifica las líneas de la carretera para valorar cuál es la trayectoria del vehículo y evitar que nos salgamos de la calzada”. Las cámaras que incorpora el coche envían la información a unos ordenadores de a bordo, que analizan las imágenes y que también permiten detectar la presencia de posibles personas u obstáculos en la vía. El aparato no sólo detecta a los peatones, sino que analiza su actividad y movimiento para determinar aquellos con los que pueda existir un conflicto. La finalidad es evitar los atropellos y salvar vidas al volante.

Personalmente, no me cabe duda que con el tiempo los coches se conducirán autónomamente, e incluso que la conducción humana será prohibida por ley (por ser considerada un peligro en comparación a la seguridad que representará una red inteligente computerizada). Y del mismo modo como actualmente no hay debate alguno acerca de cuáles son los mejores jugadores de ajedrez (que son programas, obviamente), en las carreras de Formula 1 la competición será la tecnología desarrollada por cada escudería (y ver pilotos humanos, habrá perdido ya todo el interés). Para quién tenga dudas sobre esto, solo una pregunta; Desde que karpov sucumbió ante la maestría ajedrecista de Deep Blue… ¿Alguien ha oído hablar más, de jugadores humanos en ese campo? Probablemente, y al igual que el ajedrez, todo empezará como una curiosidad mediática en la que alguien propone realizar una lúdica partida entre Humano-Máquina (e inicialmente, nadie se planteará la posibilidad de que las máquinas acaben superando al mejor piloto). Pero que duda cabe que cuando los coches inteligentes sobrepasen con creces la capacidad de conducción humana, no tendrá el menor interés seguir viendo carreras en las que conducen humanos.
Referente al insistente tema que la prioridad de aplicar estas mejoras tecnológicas es aumentar la seguridad en las carreteras, hay algo que nunca he entendido; ¿Alguien se ha percatado que cuando un coche de Formula 1 se estrella a más de 160 Km/h (y realizando numerosas vueltas de campana), el piloto sale completamente ileso? ¿Pues porqué con los coches que nos venden, un choque a 80 Km/h supone riesgos elevadísimos e incluso la muerte, en demasiadas ocasiones? Si de verdad lo que se pretende es salvar vidas, que los chasis sean decentes.

No he hablado de coches sostenibles y ecológicos, porque el artículo ya es suficientemente largo. Lo dejo para otra ocasión.
Fuentes:

Opiniones de los usuarios

Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios

Alfinal asta los Despertadores serán inteligentes. Buen artículo

Fue útil la opinión?