PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

En busca del androide perfecto con la tecnología de 2019

En busca del androide perfecto con la tecnología de 2019

  
 
5.0 (1)
437  
Escribir Opinión

Hoy vamos a ver cómo sería un androide que reuniera todos los avances que por separado, se han dado en distintos robots de la actualidad.
Para ello, vamos a hacer antes un breve repaso a 4 significativos robots con increíbles capacidades, que nos servirán de base para imaginarnos cómo podría ser un androide muy humano, tan solo aprovechando y unificando todos los conocimientos que ya tenemos en este campo. ¿Se entiende la idea? Pues vamos a empezar...

De las máquinas que trataremos, ASIMO es la más antigua (pero sigue mejorándose, y es un buen punto de partida de androide con características muy interesantes).
No voy a taladrar con tecnicismos, simplemente: Asimo es capaz de reconocer objetos y rostros, andar, correr, subir y bajar escaleras, bailar, traer-dar y recibir objetos, patear un balón, traer bandejas, e incluso, servir bebidas desde una botella a un vaso y otras proezas.
Es un robot humanoide que fue presentado por la compañía japonesa Honda, en el año 2000 (y desde entonces, ha sufrido paulatinas mejoras).

Ora máquina de la que os quiero hablar, es un robot humanoide bípedo llamado Atlas, desarrollado principalmente por la compañía norteamericana Boston Dynamics.
Está diseñado para una gran variedad de tareas de búsqueda y rescate, y se dio a conocer al público el 2013.
Entre las capacidades de este robot, las que más destacan son su asombrosa capacidad de movimiento (que le permite esquivar y saltar obstáculos con envidiable soltura, y hasta hacer ciertas acrobacias). Atlas es muy experto en caminar sobre una amplia gama de terrenos, incluyendo la nieve.

Otro robot curioso, son las muñecas hiper-realistas... ¿He dicho muñecas? ¡Estamos hablando de robots! ¿Algo no cuadra aquí? Bien, las muñecas sexuales eran hasta hace poco solo goma, plástico y materiales que simulaban la piel humana, pero ahora ya existen sexdolls con una inteligencia artificial incorporada que les permite hablar, mover los labios, y gesticular ciertas expresiones faciales.
Quizá el más claro ejemplo de lo que digo es Harmony. La compañía Abyss Creations presentó el año pasado, una muñeca dotada de inteligencia artificial, capaz de satisfacer las necesidades de sus usuarios. Eso sí, no es barata, su precio está entre los 14.000 y 18.000 dólares.

Por último podríamos hablar de Sophia, que probablemente posee las mejores dotes conversacionales.
Desarrollada por Hanson Robótics, ha sido diseñada para aprender y adaptarse al comportamiento humano.
Sophia es capaz de procesar datos visuales, y también imita gestos humanos y expresiones faciales. Ha sido entrevistada de la misma forma que a un humano, entablando conversación con un interlocutor. Algunas respuestas han tenido poco sentido, mientras que otras han sido impresionantes.

Bien... ¿A dónde quiero llegar con todo esto?
Estos robots por separado, pueden hacer cosas ciertamente muy interesantes. Pero si pudiéramos reunir todas sus características en una misma creación, estaríamos hablando de un androide que empieza a parecerse a los de las películas de ciencia ficción.

Imaginemos un ASIMO con la agilidad de Atlas, y cuyo chasis optimizado puede ser revestido de un aspecto físico humano como el de Harmony. Y todo ello, con la capacidad de hablar de Sophia y pudiendo realizar gestos faciales para demostrar su estado de ánimo.
Todas estas investigaciones robóticas van actualmente por separado y dan sus frutos, pero unificar en un mismo androide todos los avances hasta ahora conseguidos podría dar como resultado algo verdaderamente increíble (y con la tecnología de hoy).

En este video-artículo hemos visto como tan solo con la tecnología actual, si agrupáramos todos los avances alcanzados ya dispondríamos de un humanoide artificial bastante convincente.
No debe extrañarnos pues, que en el futuro seamos capaces de ensamblar todos estos avances en una misma creación.

Sin embargo, tenemos que reconocer que en el tema de generar conciencia artificial, todavía falta bastante (puede, que hasta nunca lleguemos a ese punto). Pero en el caso de que los robots nunca adquieran una conciencia como la humana, eso no significa que no puedan simularla muy convincentemente (o que puedan tener una peculiar conciencia robótica a su modo, distinta a la nuestra).
Sea como sea, todo indica que tarde o temprano los androides del futuro se parecerán mucho, muchísimo, a nosotros.

¿Vamos lentos? ¿O avanzamos razonablemente bien?
¿Te gusta lo de crear androides muy humanos, o lo ves una mala idea?

ACTUALIZACIÓN: Honda abandonó el proyecto del robot humanoide Asimo, debido a que existen otras compañías que han desarrollado mejores y más eficientes robots en un menor espacio de tiempo. Pero esto no quiere decir que vayan a abandonar de manera completa el desarrollo de productos para este segmento de la compañía. Los años de desarrollo e investigación, han servido para acumular una gran experiencia que será aplicada en otros proyectos que consigan reportar al grupo un beneficio.

Opiniones de los usuarios

1 opiniones

 
5.0  (1)
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios
 
5.0

Sí a los androides

Yo creo que la clave es conseguir implementar en robots y androides las tres leyes de Asimov.
En cuanto a si fabricar o no androides, si uno quiere un compañero con el que dialogar, que el ayude en las labores de la casa y del trabajo, mejor si tiene aspecto humano, nos olvidaremos con facilidad que es una máquina, y lo veremos como un ser parecido a nosotros. Importante si se comporta como un ser inteligente, que es lo que acabarán siendo.
Preveo un futuro en el que conviviremos con los otros humanos, los que no son biológicos sino de metal y silicio

Fue útil la opinión?