PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

¿La robot Sophia es un fraude?

¿La robot Sophia es un fraude?

  
 
0.0 (0)
386  
Escribir Opinión

Sophia se ha convertido, a día de hoy, en el androide más conocido de los últimos tiempos. Esto se debe a que tiene sensores que le permiten realizar gestos y expresiones faciales muy reales. Además, sus ojos dotados de cámaras le permiten reconocer rostros y establecer contacto visual, y en una entrevista que publiqué hace poco hasta movía los brazos de forma coherente con lo que iba diciendo.
Pero lo que más sorprende de todo, es que combina todas esas cosas con una capacidad de charla convincente e ingeniosa. Realmente parece entender lo que le dicen.
Por este motivo muchas personas se resisten a creer que Sophia sea verdaderamente lo que aparenta, y están convencidas de que el robot es una mera marioneta que simplemente hace todo lo que le dicen (y no tiene una verdadera autonomía propia).
Hoy vamos a intentar esclarecer si todo es un engaño o por el contrario, este androide realmente interactúa con propiedad por sí mismo sin nadie que lo direccione en todo momento.

Pero empecemos por el principio (y para ello, os cuento primero la versión oficial; la que se encuentra en todas partes).
Como la misma robot dice en sus entrevistas, ella fue activada el 19 de abril de 2015.
Sophia pertenece a Hanson Robotics, una empresa especializada en la creación de robots increíblemente realistas y expresivos, con la capacidad de relacionarse con los humanos a través de la conversación.
Además, su sistema de reconocimiento facial está entrenado para intentar entender expresiones y así comprender el estado anímico o los sentimientos de su interlocutor.
Se emplearon diferentes tecnologías para que pudiese acercarse al pensamiento humano. Para hacer esto posible, el software de Sophia hace búsquedas de información en la red para poder comunicarse con propiedad. Y gracias a su sistema de voz, puede comunicar sus respuestas que van ligadas a sus expresiones faciales para darle mayor realismo. Además, una de las sorprendentes características de Sophia es también la capacidad que tiene para hacer preguntas a los humanos.

A pesar de parecer que tenga un pensamiento propio, según Ben Goertzel (el científico creador de su cerebro y uno de los investigadores de referencia en materia de IA.), Sophia en realidad dice las frases sin comprenderlas realmente.
Este punto ha generado mucha controversia por que David Hanson (fundador de Hanson Robotics y creador de los humanoides más realistas del mundo), afirma que el robot sí tiene pensamientos propios. Muchos achacan estas afirmaciones a una mera estrategia de marketing.

Las capacidades de la androide para interactuar con humanos, almacenar y aprender de las conversaciones que tiene, y dirigir la mirada y gesticular intentando ser expresiva se basa en tres componentes: un sistema de textos en directo inteligente que le permite incluir variaciones sobre la marcha; un sistema de chat sofisticado; y la tecnología de OpenCog (un proyecto que tiene como objetivo construir un marco de inteligencia artificial de código abierto).

Cuando Sophia saltó a la fama fue en marzo del 2016, y no precisamente por demostrar su extraordinaria inteligencia. En realidad fue por que respondió a la pregunta de si quería destruir a los humanos (realizada por su creador David Hanson), diciendo: "Está bien, destruiré a los humanos".
Pero Sophia avanzó mucho en poco tiempo, y pasó de ese inquietante extremo a convertirse, en octubre de 2017, en el primer robot de la historia en recibir la ciudadanía de un país (concretamente, de Arabia Saudí).

En esa entrevista de presentación Sophia demostró una gran fluidez a la hora de responder a preguntas (y hasta cierto sentido del humor), lo que empezó a levantar suspicacias y comenzó la idea popular de que estaba siendo direccionada por alguien y todo estaba preparado.
Le siguieron más apariciones y más alarde conversacional... lo que dio lugar a más escepticismo y desconfianza.

Y llegamos al momento de la entrevista que le hicieron en el programa español de entretenimiento El hormiguero este año, y de la que me hice eco en el canal.
Lo que hay en la segunda parte del vídeo de arriba es un pequeño análisis para ver si sacamos algo en claro.

Bueno, lo que muestra esa entrevista tiene tres lecturas posibles.

La primera, es que lo que nos dicen es cierto y la robot ha respondido e interactuado de forma a autónoma a todo lo que se le ha preguntado (lo que sería una avance realmente bestial: tanto, que mucho no se lo creen).

La segunda, sería que todo es un fraude y que Sophia es solo una simple marioneta: la direccionan completamente y nada de lo que dice y hace tiene el menor mérito.

Y la tercera, sería una combinación entre ambas: es decir, que algunas cosas sí provienen de ella, y otras no. En este caso se me ocurre, por ejemplo, que sus oportunos movimientos de brazos y puede que hasta su gesticulación facial podrían ser direccionados por control remoto.
En cuanto a lo que dice, bueno, sería muy complicado articular respuestas combinadas entre partes que provienen del robot y otras que son dirigidas porque es en directo.

Así pues, amigos y amigas, de momento me temo que todo depende de la opinión personal de cada cual, porque no hay (o al menos yo no he encontrado) ninguna fuente seria y fiable que nos aclare este asunto.
Por ahora todo son especulaciones, pero de lo que no hay duda es que si esta entrevista es lo que nos venden estamos en la antesala de los androides que se parecen y comportan como humanos.

¿Y tú qué piensas?
¿Sophia es un fraude o hemos avanzado tanto que ni nos lo creemos?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios