PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

La relación entre la criónica y la realidad virtual

La relación entre la criónica y la realidad virtual

  
 
0.0 (0)
239  
Escribir Opinión

"Hola. Me llamo Antonio Huygens, y a mis 34 años, padezco una enfermedad incurable por la ciencia actual: cáncer de pulmón.
Ruego a su señoría, que me permita someterme a un proceso de criogenización, para que, llegado el momento, en el futuro, pueda recibir la debida atención médica para poder seguir viviendo".

Bien. Esta futurible situación, va a ser común muy pronto. No sé cuantos de vosotros empatizaríais con ese joven, con su situación, y a día de hoy, ya le permitirías criogenizarse en vida. Vamos a retroceder un poco en el tiempo.
La criónica (la criogenización), actualmente es la preservación a baja temperatura de animales (incluyendo humanos) que la medicina actual ya no puede mantener con vida. Su propósito es el de tratarlos médicamente y reanimarlos en el futuro, cuando una tecnología más desarrollada permita su vida.

Actualmente, la criogenización sólo puede llevarse a cabo en humanos, después de que se produzca la muerte legal.
Algunos científicos creen que la medicina, dentro de algunas décadas, permitirá la reparación y regeneración a nivel molecular de los órganos y tejidos dañados. Algunos de ellos creen que en el futuro, la enfermedad y el envejecimiento serán reversibles.

A pesar del poco tiempo que hace que existe este procedimiento, ya hay un número significativo de famosos que se han sometido a él (entre los que no figura Walt Disney; eso es solo una burda leyenda urbana).
Solo en estados unidos, hay más de 1.000 personas actualmente vivas que han contratado con empresas criónicas, mantener sus cuerpos después de su muerte.
Actualmente, la persona más joven criogenizada, tiene 2 años; Padece/padecía (lo que sea), un tumor cerebral.

La tendencia es claramente aumentar cada vez más la demanda hacia este servicio.
La mayoría de humanos todavía se conforman con morirse a la primera de cambio, pero la ciencia avanza, la tecnología crece… y cada vez más se ve el envejecimiento, la misma muerte, como un obstáculo salvable con el tiempo (si se tiene el conocimiento debido). Y no digamos ya las enfermedades… La ciencia nos ha demostrado sobradamente que cualquier enfermedad puede acabar curándose, con el desarrollo tecnológico adecuado.

Tarde o temprano, y espoleada por los acontecimientos y descubrimientos en medicina, la criogenización se globalizará. La premisa es muy golosa: Podrás vivir, cuando la ciencia lo permita, no te preocupes. Estamos en ello y se podrá.
Cuando efectivamente se pueda… Cuando la primera persona criogenizada vuelva a la vida, el boom será total. Pero no supongamos eso todavía...

La resurrección de cuerpos clínicamente muertos, es muy complicada… así que emergerá un mercado de gente que desea criopreservarse, pero sin tener que esperar a su muerte.
Rápidamente, aparecerán cartas parecidas a las del inicio del vídeo. ¿Por qué tengo que morirme para poder tener un servicio criónico? ¿Por qué tengo que sufrir durante años mi tortuosa enfermedad? (con su agonía, el padecimiento conlleva).
Si tengo que morir pronto… ¿Qué más da congelarme ahora?: mi cuerpo ahora está mejor que una vez muerto. La futura medicina podría tratarme con mayor facilidad…
Por qué esperar? ¡Es absurdo!
Pasarán los años… Y se acabará aceptando (si la población globalmente lo acaba viendo con buenos ojos). Y creo suponer que sí... vamos por ese camino.

Bien.
Paralelamente, la realidad virtual irá prosperando. Se afianzará y extenderá. ¡Y será muy creíble! Resultará muy convincente, y se propondrá como un servicio más para los criogenizados. Los que puedan costearlo, experimentarán mundos virtuales en su cápsula.
Y claro, los familiares lo visitarán. Será una visita virtual, pero podrán tratar con sus seres queridos mientras esperan… mientras esperan a una cura para su dolencia.
Tanto el enfermo como sus familiares sanos, habrán tratado la virtualidad con anterioridad. Será algo familiar, conocido por ambos. Como no… ¡El mundo está volcado a la virtualidad!

Los entornos virtuales serán la experiencia del momento, y la gente empezará a ver su vida ordinaria material, como un suplicio; una obligación; si de ellos dependiera, estarían siempre experimentado los mundos virtuales (tan seguros, fantásticos, siempre alucinantes).
En ese momento, la gente que lo pasa mejor experimentando la realidad virtual que viviendo su vida cotidiana, empezará a pensar… a pensar y proponer… a demandar, al final: "Oye que ya sé que no tengo ninguna enfermedad mortal, pero… me gustaría ser criogenizado igualmente. Me gusta eso".

Todas aquellas personas que no son felices con su vida, exigirán ser criogenizadas. ¿Y Por qué no? ¿Qué hay de malo en ello? ¿Solo los enfermos pueden disfrutar esa condición? ¡Eso es injusto! ¿Qué sentido tiene?
Al final, la humanidad ya no querrá ser criogenizada por tener una enfermedad y ser revivida en el futuro… Querrán disfrutar del virtuosismo que permiten las cápsulas. El poder vivir siempre feliz y sin problemas, en el mundo virtual que tanto les gusta.
La vida virtual parece al final más apetecible que nuestra existencia organico-biológica repleta de desastres.

Antes de terminar, no quiero dejar vacías mis palabras. Actualmente, ya hay personas cuya válvula de escape vital, es la realidad virtual. Y no, no me estoy refiriendo a jóvenes (y no tan jóvenes), me refiero, aunque os parezca extraño, a nuestros ancianos.

En muchos, su mayor problema es el aislamiento. Diversos estudios han demostrado que la soledad lleva asociados trastornos de ansiedad y depresión (incluso, en personas que no han sufrido estos problemas durante su juventud y madurez). Semejante cuadro clínico puede conducir, incluso, a una muerte prematura.
La doctora Kim, ha encontrado una solución; aplicar técnicas de realidad virtual, en el tratamiento a ancianos.
La realidad virtual, ya es esencial. No es algo anecdótico, ni siquiera un capricho para cuando te aburres…. Todo indica que muy pronto, será parte fundamental de nuestras vidas.
Kim está segura de que las nuevas tecnologías, jugarán un papel esencial en el cuidado y tratamiento de la vejez en los próximos años: “sus experiencias demuestran que los ancianos se muestran felices por descubrir un mundo nuevo, que les permita descansar de la realidad que les rodea (la decrepitud biológica", dice. Y lo más importante, la realidad virtual evita que la soledad vuelva a sumirles en una espera depresiva.

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios