PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Alargamos la vida de animales y podremos hacerlo en humanos

Alargamos la vida de animales y podremos hacerlo en humanos

  
 
0.0 (0)
336  
Escribir Opinión

La muerte de la muerte no es un concepto nuevo, y es el atrevido título de un libro del 2018 que promete revolucionar el mundo de las ideas sobre la posibilidad de alargar la vida hasta límites insospechados.
Plantea que la ciencia puede convertir la fatalidad de la muerte en una opción (ni más ni menos), y es una apuesta no exenta de polémica (pero que está bien documentada en investigaciones e iniciativas científicas actuales).

Los avances científicos nos van a dar la posibilidad de curar el envejecimiento, e incluso, de rejuvenecer. Ya se está haciendo a nivel celular y de tejidos, y dicen que podremos hacerlo en todo el organismo.

La longevidad y la extensión de la vida, es uno de los temas esenciales de nuestra época. Quizás la persona que más ha contribuido a divulgar en el mundo hispano esta cuestión, ha sido el discutido José Luis Cordeiro (que fue profesor de la Singularity University, y es amigo personal y colaborador de Raymond Kurzweil: el más mediático experto en IA, y revolucionario inventor contrastado).

Ahora, José Luis Cordeiro y David Wood han escrito juntos el libro “La muerte de la muerte”, y piensan que gracias a los avances tecnológicos, antes de mediados de este siglo,seremos capaces de parar el proceso de envejecimiento y seguir extendiendo indefinidamente la esperanza de vida.

Actualmente, mueren en el mundo por causa del envejecimiento, alrededor de 150.000 personas cada día. ¿Se podrán evitar esas muertes? ¿Es posible parar el proceso del envejecimiento? ¿Es factible vivir sanos y jóvenes hasta edades muy avanzadas? ¿Y cuándo podría ser viable?: Como digo, seguramente antes de mediados de este siglo.

Los dos tecnólogos están embarcados en una gira de presentación de sus ideas y su libro en distintas ciudades de España, y hacen entrevistas y pisan platós de televisión (además de otros eventos relacionados con la longevidad, y la extensión radical de la vida).

Ellos se lo creen... ¿Y tú? Es más: ¿Te interesa el tema, o el ser humano está a gusto con la idea de tener que morir inevitablemente?

Algunos científicos, como el biogerontólogo Aubrey de Grey (que para hablar de rejuvenecimiento, ya podría haber escogido un aspecto más jovial en mi opinión), están hablando de que el envejecimiento es una enfermedad curable. Y en muchos institutos científicos de primer nivel de todo el mundo, se trabaja en esta tesis que está revolucionado el mundo.

María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, representa el liderazgo mundial de científicos españoles en la lucha contra el envejecimiento (y por su investigación sobre el rejuvenecimiento, cuenta con el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal).

Lo cierto, y es incuestionable, es que la esperanza de vida sigue creciendo gracias a la ciencia. Blasco piensa que cuando se apliquen los avances recientes de la investigación en envejecimiento, no sólo se podrán prevenir o tratar enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares o el alzhéimer, sino que también será posible vivir más años como consecuencia de haber estado sanos y jóvenes durante más tiempo

El científico español Juan Carlos Izpisúa dirige un equipo de investigación de 25 científicos (muchos de ellos españoles), y están desarrollando estrategias para terapias con células madre con el objetivo de tratar el envejecimiento prematuro y revertirlo.

Yamanaka descubrió, y eso le valió el Nobel, que había un pequeño grupo de genes maestros que eran capaces de hacer rejuvenecer las células, y de llevarlas a un estado embrionario...
Además ya hemos conseguido inducir una reprogramación celular en animales vivos, logrando prolongar sus vidas.

El récord de longevidad humano comprobado, es el de Jeanne Louise Calment, que vivió 122 años.

Hoy sabemos que existe la Almeja de Islandia, que llega al medio milenio de vida. Y también existen organismos, como una singular tipo de medusa, que pueden revertir el envejecimiento y hacerse jóvenes.

La situación no es diferente en los humanos, pues tenemos células germinales y células madre pluripotentes que no envejecen, aunque el resto del cuerpo está formado por células somáticas que sí envejecen.

Hoy sabemos que las células cancerosas pueden volverse biológicamente inmortales, y actualmente se estudian las células madre cancerosas para trasladar su condición en células somáticas normales.

Ahora está naciendo una prometedora industria del antienvejecimiento y rejuvenecimiento científico, con el potencial de convertirse en el sector más grande de la economía y transformar así la historia de la humanidad.

Lo cierto es que desde muchas fundaciones, empresas e inversores privados están invirtiendo miles de millones de dólares en este mercado: Google, Microsoft, la Fundación de Mark Zuckerberg, etc.
Pero no sólo es la iniciativa privada, también muchos institutos de investigación financiados por Estados, han anunciado que comenzarán a mejorar la salud gracias a la inteligencia artificial, nuevos sensores, big data y otras nuevas tecnologías incipientes.
En California y otros Estados norteamericanos, se están abriendo clínicas de antienvejecimiento. También en España existen iniciativas pioneras como Neolife, que se definen como Medicina Preventiva de rejuvenecimiento con el fin de prolongar un estado óptimo de bienestar y salud durante el mayor número de años posibles.
En dos años, podremos tener los primeros tratamientos comerciales antienvejecimiento, afirmó José Luis Cordeiro en la presentación de su libro.

Pero abordar la extensión de la vida y de la calidad de la vida en los más mayores podría ser un aspecto conflictivo para el mantenimiento del sistema de pensiones (por lo que se contempla la posibilidad de cambiar la edad en la que se empiecen a pagar las pensiones).

Bien. Pero las vehementes afirmaciones de algunos científicos sobre este tema, también han desatado críticas despiadadas por parte de algunos periodistas, divulgadores y hasta científicos (todo hay que decirlo). Para los profesionales que luchan día a día contra la muerte y pierden pacientes, todo esto no son más que cantos de sirenas...

¿Tú qué piensas?
¿Quién lleva razón? ¿Los que ven inevitable la muerte, o los que dicen poder superarla?
¿Te gustaría vivir más de 150 años con buena salud? ¿O la muerte no te asusta?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios