PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Hay más especies por descubrir, que descubiertas

Hay más especies por descubrir, que descubiertas

Popular
  
 
0.0 (0)
941  
Escribir Opinión
En todo el mundo habitarían unas cinco millones de especies distintas de las que sólo se han descrito 1,5 millones. Podría darse nombre a todos estos seres desconocidos antes del final de siglo con mejor coordinación y más inversión, según un estudio.
Casi al comienzo de la Biblia, en el segundo capítulo del Génesis, se cuenta que lo primero que hizo el hombre después de ser creado fue ponerle nombre a todas las especies del planeta por encargo de Dios. De ser eso cierto, esta misión habría sido el primer castigo divino y no la expulsión del Edén, ya que la Tierra está habitada por alrededor de cinco millones de especies distintas, según publica la revista Science.
Según sus cuentas, en la Tierra coexisten cinco millones de especies, más o menos. El problema radica en que ese “más o menos” abarca una horquilla muy grande: el margen de error es de unos tres millones.
“¿Para cuándo un cálculo más exacto? El tiempo lo dirá, pero espero que se reduzca gracias a que cada año habrá un inventario más completo de las especies descritas, a que se eliminen los atrasos de especies aún por describir en algunas colecciones, y por un mayor trabajo de campo”, responde el biólogo marino Mark Costello, otro de los autores del trabajo.

especies

En la actualidad, se avanza a un buen ritmo: alrededor de 16.000-17.000 nuevas descritas cada año. Mejorando este ritmo de descubrimientos, los expertos calculan que se podría lograr el objetivo de dar nombre a todos y cada uno de los seres vivos de la Tierra en un futuro no tan lejano. En 2040 (si no fueran más de dos millones de especies); o en 2100 (si fueran 3,5 millones); en 2220 (si resultaran ser cinco).
Además, esos plazos podrían acortarse gracias a la extinción de especies (ya que si desaparecen, no hace falta encontrarlas).
Ahora habría medio millón de especies esperando en distintas colecciones de todo el mundo a que alguien las bautice. El trabajo se convierte en una tarea complejísima por la falta de sistemas coordinados, estandarizados, abiertos y online: por ello, en demasiadas ocasiones se vuelve a describir una especie ya registrada. Hace poco hubo que borrar 210.000 especies marinas repetidas. En Science calculan que el número de sinónimos (una misma especie con dos o más nombres científicos) se eleva hasta el 93% entre los cetáceos, al 80% entre las algas y el 32% entre los insectos.
La mejor forma de evitar la sinonimia requiere hacer más accesible el registro actual de las especies existentes, sobre todo en la web, y mejorando la forma en la que algunos taxónomos describen las especies. Se calcula que en la actualidad, hay unos 50.000 taxónomos activos en todo el mundo, muchos de ellos amateur: en torno al 50% de los nuevos bautizos los realizan aficionados.
Stork y Costello se atreven a reclamar mayor inversión global en llevar a cabo esta tarea: entre 375 y 750 millones de euros al año, bastarían para dar a conocer a todos los seres vivos en 50 años. ¿Por qué invertir ese dinero en descubrir especies que viven aunque no tengan un latinajo que las bautice? “Creemos que tenemos una obligación moral y ética de reconocer las otras especies que comparten este planeta con nosotros”, asegura Stork. Para su colega Costello, nombrarlas es un primer paso para el conocimiento profundo y la exploración de los ecosistemas.

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios