PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Starlink: Internet de banda ancha para todos antes del 2024

Starlink: Internet de banda ancha para todos antes del 2024

  
 
0.0 (0)
366  
Escribir Opinión

Starlink es un proyecto de Elon Musk para poner en órbita una red de 12.000 satélites, con el fin de dotar de banda ancha todo el planeta.
Podría parecer un hipotético proyecto futuro como muchos, si no fuese porque La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, ha dado luz verde para que despliegue su ambiciosa y enorme red global de internet satelital (eso sí, pero solo de 4.425 satélites, al memos de momento).

Después de tres años de planificación, Elon Musk presentó en noviembre de 2016 una carta a la FCC donde solicitaba autorización para echar a andar este gran proyecto que sería único en su tipo.
Dicha autorización finalmente llegó, y ahora Musk debe empezar a trabajar cuanto antes, ya que le han puesto fecha límite: La comisión ha otorgado una licencia a SpaceX, con la condición de que debe estar operativa antes del 29 de marzo de 2024. Si pasada esta fecha Musk no ha cumplido como mínimo, con el 50% del proyecto, la licencia le será retirada y deberá solicitar un nuevo permiso.

La finalidad de esta red de banda ancha sería, según Musk, proporcionar conexión a internet de banda ancha a todo el mundo y a precios asequibles, donde lo importante es que se busca conectar aquellas zonas rurales y de difícil acceso, donde hoy día es extremadamente costoso colocar infraestructura. También proporcionar un servicio de precio competitivo a las zonas urbanas.
Starlink no es una red de telecomunicaciones de uso científico. La idea es hacer dinero mediante suscriptores al servicio. Por eso han indicado que la venta de servicios de Internet por satélite, servirá para financiar sus planes de colonizar Marte.

La FCC también solicitó a SpaceX un plan detallado de mitigación de escombros espaciales, por lo que empresa de Musk deberá entregar en los próximos años, los detalles y diseño de cada satélite (y qué pasará con ellos, una vez que terminen su vida operativa). El objetivo de esto es evitar más basura espacial.
La empresa pretende producir en masa los satélites, de manera que los costos de fabricación de cada unidad sean más bajos que los costos de fabricación de los satélites habituales.
Los prototipos de los satélites de prueba de vuelo, se lanzaron con éxito el 22 de febrero de 2018.

Todo esto suena bien, pero otros operadores de internet satelital ya han expresado sus dudas... Por ejemplo, OneWeb expresó su preocupación debido a la gran cantidad de satélites que piensan desplegar (ya que temen que esto podría ocasionar una saturación del espectro y sobre todo la órbita, ya que todos operarán en la misma zona).
Porque el principal reto, es cómo lograr coordinar estos satélites entre sí. Los dispositivos de Starlink no son geoestacionarios. En otras palabras, no describen siempre la misma órbita. Musk y su equipo tendrán que encontrar algún método para sincronizar los satélites de la red y, al mismo tiempo, lograr que las antenas en tierra sepan discriminar y seleccionar cuál es el mejor satélite al que conectarse en cada momento.
Bueno, estaremos pendientes de lo que diga Musk, sobre cuál será el plan para echar a andar Starlink...

Bien, hasta aquí la noticia tal cual. Si con esto os habéis quedado satisfechos, podéis dejar de leer. Pero si os interesa (o tenéis curiosidad), por sabe mi opinión, aquí va:

La idea de una descomunal flota de satélites que provean de banda ancha todo el planeta, me parece muy loable (y la aplaudo). Siendo optimista, pienso que algo así tarde o temprano puede suceder (o debería suceder), pero no estoy muy seguro que haya llegado el momento para que algo así prospere (porque de momento, parece ser que solo los que tienen la capacidad de pagar tecnología, tienen el privilegio de poder usarla). Para determinados países subdesarrollados, semejante infraestructura podría no ser rentable.
Pero bueno, no pondré en duda el proyecto en este aspecto.
Lo que me parece difícil, es la previsión de su fecha de conclusión.

Mirad:
Por allá en 2010, ya se hablaba de una estación lunar para el 2020 (y ahora ya la hemos aplazado hasta la década de 2030); Virgin Galactic nos prometió viajes suborbitales para el 2009 (todavía estamos esperando); La ESA pretendía desviar un asteroide el 2015 (ahora prevé hacerlo el 2024); Y el 2016 tenía que inaugurarse el primer hotel espacial (nada de nada)... Etc.
La experiencia me dice que en materia espacial (y llevo casi 170 artículos publicados en portalcienciayficcion ), es muy común que las cosas se retrasen (o incluso, se acaben cancelando).

En la actualidad hay cerca de 3.500 satélites artificiales orbitando la Tierra (suma de muchos años de lanzamientos y de muchos países distintos). Y Starlink pretende superar ampliamente esa cifra... Me parece demasiado optimista.

Debido a la burocracia, cálculos, estudios pertinentes y demás, se calcula que se podrían empezar a poner en órbita satélites hacia el 2019 o el 2020. Esto nos da la cifra de, pasada esa fecha, tener que lanzar una media de más de 1 satélite diario (sin fallar ni un solo día), y claro, fabricarlos (y tener además suficientes cohetes para ponerlos en órbia).

Son muchos detalles a considerar, y quizá no sea alcanzable.
Cosas más improbables se han hecho, pero yo, hoy por hoy lo veo difícil...

¿Ves viable este proyecto, en semejantes fechas? ¿Y en el futuro?
Musk parece que va sorteando los retos que se propone... Pero, ¿se estrellará algún día?
¿Quizá con Starlink? ¿Quizá con la colonización tan temprana de Marte?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios