PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Tsunamis cósmicos capaces de arrasar galaxias enteras

Tsunamis cósmicos capaces de arrasar galaxias enteras

Popular
  
 
0.0 (0)
507  
Escribir Opinión

Hoy toca uno de esos vídeos que hablan de algo tan descomunal, desproporcionado, exótico y alejado, que cuesta tomar verdadera conciencia de lo que se está hablando.
Cuando la ciencia real es incluso más asombrosa que la mismísima ciencia ficción, Rutger Hauer podría haberle dicho a Harrisond Ford en el famoso monólogo de la lluvia, por ejemplo, lo siguiente:
"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais, tsunamis cósmicos capaces de arrasar galaxias enteras, agujeros negros viajando a 7'5 millones de kilómetros por hora y supernovas llegando a brillar casi 50 veces más que toda la Vía Láctea". Todo esto serían sin duda, soberbias afirmaciones ante la atónita mirada de Ford por allá en 1982.
Y el caso es que todo lo que he dicho ocurre, pero hoy solo me centraré en la primera afirmación: los tsunamis cósmicos capaces de arrasar galaxias enteras.

Resulta que un equipo internacional de astrónomos utilizando el Telescopio Espacial Hubble, ha conseguido detectar las emisiones más energéticas jamás vistas en el Universo, mayores incluso que las explosiones de rayos gamma. Atraviesan el espacio interestelar como auténticos tsunamis, causando estragos en las galaxias en las que habitan.

Los titánicos cuerpos que facilitan lo que estoy diciendo son los llamados cuásares, y aunque ya he hablado de ellos en alguna ocasión, no viene mal recordar de nuevo de qué se tratan:
Los cuásares se forman cuando un agujero negro súper masivo situado en el centro de una galaxia comienzan a "engullir" toda la materia que se encuentra a su alrededor. Durante este proceso y formando lo que se conoce como un disco de acreción, todo el material que rodea al agujero negro se precipita hacia su centro de un modo parecido al que lo haría el agua que se escapa por un sumidero. Durante este proceso, las velocidades alcanzadas por la ingente cantidad de materia en movimiento dan lugar a la liberación de una descomunal cantidad de energía en forma de ondas de radio, luz, infrarrojo, ultravioleta y rayos X, lo que hace de los cuásares los objetos más brillantes del universo conocido.

Los cuásares son cuerpos celestes alojados en galaxias activas pero alejadas en extremo (por lo que son muy viejas), y emiten cantidades increíblemente altas de energía.
Se componen de agujeros negros supermasivos que se alimentan de grandes cantidades de materia, lo que produce un brillo mil veces más potente que el de las propias galaxias a las que pertenecen.
Así y resumiendo, los cuásares en astronomía se producen en los núcleos ultrabrillantes de galaxias muy distantes que alojan un agujero negro que está devorando la galaxia.
Sus vientos impulsan cientos de masas solares de material cada año, y la cantidad de energía mecánica que transportan es hasta varios cientos de veces mayor que la luminosidad que genera toda la Vía Láctea.

Impulsados por los vientos del cuásar, esos enormes chorros de materia barren con violencia todo el disco galáctico, llevándose los materiales que de otro modo habrían servido para formar nuevas estrellas. De esta manera, las galaxias que sufren estos tsunamis dejan de formar nuevos soles.

Este fenómeno del barrido es lo que los vuelve similares al efecto de los tsunamis de la Tierra, pues además, la radiación que emiten empuja gas y polvo que afecta las galaxias a distancias mayores de las que se pensaba y afectándolas en su totalidad.

Ahora, través de las observaciones ultravioletas del Hubble, la NASA ha podido observar estos vientos del cuásar que devastan el espacio interestelar de manera similar a como lo hacen los tsunamis en nuestro planeta, causando estragos en las galaxias en las que residen estos cuásares.
Se trata de las emisiones más energéticas jamás vistas en el universo, como os decía al principio, incluso mayores que las todopoderosas explosiones de rayos gamma. foto.

En esta ilustración se muestra el fenómeno de forma orientativa, pero podría verse aún mucho más espectacular en la vida real. Cualquiera que presenciara este evento vería un fantástico espectáculo de fuegos artificiales de proporciones insolentemente desmesuradas.

¿Pero un tsunami cósmico de estos, podría acabar con la vida en la Tierra?
Bueno, en principio no. Por fortuna, ningún cuásar está cerca de la Vía Láctea o en alguna de las galaxias que nos rodean. Al parecer, estos objetos solo se forman en las condiciones que imperaban en los primeros tiempos del Universo, es decir, hace miles de millones de años (y por eso están muy lejos). Hasta ahora, el cuásar detectado más cercano a la Tierra se encuentra en la galaxia Markarian 231, a 600 millones de años luz de nosotros. En definitiva, nosotros y nuestro vecindario es demasiado joven como para albergar cuásares... así que no hay que preocuparse.

¿Eres capaz de imaginar estos bestiales tsunamis cósmicos de los que he hablado?
¿Encontraremos un evento todavía más descomunal que este en el futuro?


Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios