PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

La galaxia más SOLITARIA del UNIVERSO

La galaxia más SOLITARIA del UNIVERSO

  
 
0.0 (0)
393  
Escribir Opinión

Las galaxias suelen agruparse en cúmulos y de ese modo viajan, juntas, a través del Universo. Nuestra Vía Láctea, por ejemplo, forma parte del denominado Grupo Local, unas cuarenta galaxias que, en conjunto, ocupan unos 4 millones de años luz de diámetro y se desplazan al unísono.
El Grupo Local tiene tres galaxias principales en forma de espiral: Andrómeda, Vía Láctea y Galaxia del Triángulo. El resto son galaxias enanas que orbitan en torno a estas tres, y se les llama también galaxias satélite.
La Vía Láctea es la segunda galaxia más grande del Grupo Local porque es la mitad del tamaño de Andrómeda. Sin embargo, podría ser la más masiva.
Junto a otro centenar de grupos similares, nuestro Grupo Local forma parte de una estructura mucho mayor, el supercúmulo de Virgo, y en el Universo observable existen millones de otros supercúmulos parecidos.
A una escala todavía mayor, se puede ver que los cúmulos y supercúmulos de galaxias forman a su vez largas líneas brillantes parecidas a "ríos de luz" que convergen en los puntos de mayor densidad y que recuerdan la estructura de una telaraña. A esa escala inmensa, el universo parece uniforme; y así es, a grandes rasgos, cómo se distribuye la materia por todo el Universo.
Pero a ambos lados de esos "ríos galácticos" interminables se abren inmensos espacios vacíos, en los que nada brilla y que se extienden a lo largo de centenares de millones de años luz. Se trata de enormes "zonas muertas" en cuyo interior no hay estrellas ni galaxias y que están repartidas por todo el Universo conocido.

Nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, junto al Grupo Local de galaxias al que pertenecemos, se encuentra justo en el borde de uno de esos inmensos vacíos cósmicos. Uno cuya extensión supera los 150 millones de años luz y que los astrónomos conocen como "Vacío local". Pero lo hay más granes, como el Supervacío de Eridanus con un diámetro de unos 500 millones de años luz.

Así es, vivimos en el borde de un gran vacío cósmico y en su interior no hay «nada». Bueno, o casi nada como ahora vamos a ver.
Justo en el centro del Vacío local se encuentra la galaxia KK 246; una galaxia pequeña, irregular y oscura, de hecho una de las más oscuras descubiertas hasta la fecha. Sus estrellas están muy diseminadas, y es por ahora la única galaxia cuya existencia se ha confirmado en el interior del Vacío local.

Aunque en la imagen parece haber otras galaxias, se trata de un efecto engañoso, ya que los puntos luminosos que aparecen en la fotografía corresponden a galaxias que, en realidad, se encuentran más allá del vacío y forman parte de otros cúmulos o grupos galácticos.

Los investigadores también han descubierto que KK 246 se está moviendo rápidamente hacia los bordes del inmenso espacio vacío cuyo centro ocupa. Tanto, que en el futuro terminará por abandonarlo para unirse a sus "compañeras" en los bordes de la zona muerta.

Ese movimiento resulta lógico, ya que cuanto más grande sea un vacío cósmico, más débil será la gravedad en su interior, lo que hace que cualquier cosa que pueda haber dentro se mueva hacia la concentración de materia más cercana. En el caso de KK 246, esa velocidad es realmente alta: 350 km por segundo.

Las galaxias no solo se mueven con la expansión general del universo, sino que también responden al tirón gravitacional de sus vecinos y regiones con mucha masa. Como consecuencia, se están moviendo hacia las áreas más densas y alejándose de las regiones con poca masa: los vacíos. Esto hace que esas regiones desérticas se estén haciendo cada vez más grandes.

Se cree que los vacíos se formaron debido a la oscilación acústica de bariones en el Big Bang a causa del colapso de masas seguido de implosiones de materia comprimida de bariones. El exterior de los vacíos es lo que queda de los choques frontales que se ocasionaron debido a este proceso.
O dicho de un modo más coloquial: a medida que el universo evolucionó después del Big Bang, la materia se distribuyó en una red de filamentos interconectados, separados por enormes vacíos. Galaxias luminosas llenas de estrellas y planetas se formaron en las intersecciones y regiones más densas de los filamentos, donde la materia está más concentrada.

Es evidente que el título del video denominado "la galaxia más solitaria de Universo", se refiere a que nosotros sepamos actualmente. Porque el cosmos es titánico, y es probable que otras galaxias se hallen todavía más incomunicadas en algunas de las muchas y gigantescas zonas muertas que existen.

Podemos imaginar la estructura del cosmos en un futuro muy lejano, si os parce. Dentro de billones de años, los supervacíos cósmicos serán mucho más grandes que en la actualidad.
La materia existente en el universo es finita, por lo que, a medida que se sigue expandiendo, ocupa una extensión cada vez menor. Además, la colisión de galaxias hará que, en un billón de años, nuestro Grupo Local sea un lugar muy diferente al que conocemos en la actualidad. Probablemente, en esa escala de tiempo, se haya convertido en una sola galaxia elíptica gigante.

No solo eso, una hipotética civilización que exista en ese momento, podría nunca llegar a sospechar que el universo tuvo un origen. Para ellos, sería imposible observar la radiación de fondo de microondas. Porque la aceleración de la expansión del universo hará que su luz esté tan estirada que no sea observable.

Por suerte, nosotros hemos llegado en un momento en el que el universo es mucho más joven, y podemos estudiar no solo cosas como la radiación de fondo, sino también cómo es nuestro entorno y cómo irá cambiando con el tiempo.

¿Cómo puede una galaxia solitaria (o unas pocas) acabar en medio de un vacío cósmico enorme?
Teniendo en cuenta cómo pinta el futuro: ¿Hemos tenido suerte de aparecer en un universo joven y todavía habitable?
Puedes dejar tu opinión en la caja de comentarios.


Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios