PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Complejo de radiotelescopios ALMA, terminado

Complejo de radiotelescopios ALMA, terminado

Popular
  
 
0.0 (0)
1200  
Escribir Opinión
Ayer, en un remoto rincón de los Andes chilenos, fue inaugurado oficialmente ALMA (el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Se trata de un complejo de 66 radiotelescopios de 7 y 12 metros de diámetro, destinados a observar longitudes de onda milimétricas y submilimétricas, que detectan luz invisible para el ojo humano y trabajan como un único telescopio.  Nos mostrará detalles antes nunca vistos del nacimiento de las estrellas, galaxias jóvenes en el universo temprano, y planetas formándose alrededor de soles distantes. También podrá descubrir y medir la distribución de las moléculas — muchas de ellas, esenciales para la vida — que se forman en el espacio que hay entre las estrellas. El telescopio ya ha proporcionó vistas sin precedente del cosmos, con solo una parte instalada del conjunto de antenas, y ha revelado que los estallidos de formación estelar más potentes del cosmos, tuvieron lugar mucho antes de lo que se pensaba.
Cada antena recoge la radiación proveniente del espacio y la enfoca a un receptor. Las señales de las antenas se juntan y se procesan en un supercomputador especializado: el correlador de ALMA.
ALMA es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile, y está financiado en Europa por ESO.
El observatorio fue concebido como tres proyectos independientes en Europa, Estados Unidos de América y Japón en la década de 1980 y se fusionaron en uno en los 90. La construcción comenzó en el año 2003. El coste total de la construcción de ALMA es de unos 1.100 millones de euros, de los cuales ESO aporta el 37.5%.

alma

 


“Cuanto más lejos está la galaxia, más atrás miramos en el tiempo, por lo que, midiendo sus distancias podemos componer una cronología de cuán vigoroso era el Universo generando nuevas estrellas en las diferentes etapas de sus 13.700 millones de historia”, declara Joaquin Vieira (del California Institute of Technology, USA), quien ha liderado el equipo. Esto significa que, en proporción, los estallidos de formación estelar tuvieron lugar hace unos doce mil millones de años, cuando el universo tenía menos de dos mil millones de años (mil millones de años antes de lo que se pensaba).
Dos de estas galaxias son las más lejanas de su tipo jamás descubiertas: tan lejanas que su luz comenzó su viaje cuando el Universo solo tenía mil millones de años. Es más, entre los récords que se han batido, se halla el hecho de que se han encontrado moléculas de agua, siendo las observaciones de agua en el cosmos, más distantes jamás publicadas hasta el momento. Midiendo el desplazamiento de la longitud de onda, los astrónomos pueden calcular el tiempo que ha tardado la luz en llegar y situar cada galaxia en el punto correcto de la historia del cosmos.
“La sensibilidad de ALMA y el amplio rango de longitudes de onda nos permiten hacer medidas en pocos minutos por cada galaxia — unas cien veces más rápido que antes”, afirma Axel Weiss (del Instituto Max-Planck de Radioastronomía, Bonn, Alemania), quien lideró el trabajo para medir las distancias a las galaxias.
Una vez completado, ALMA es aún más sensible, y podrá detectar galaxias muy débiles.
Yashar Hezaveh (Universidad McGill, Montreal, Canadá), quien lideró el estudio de las lentes gravitatorias, dice; “Estamos utilizando la ingente cantidad de materia oscura que rodea a las galaxias que están a mitad de camino en el universo, como telescopios cósmicos para hacer que las galaxias aún más alejadas parezcan más grandes y más brillantes”.

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios