PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

¿A qué velocidad nos movemos por el universo?

¿A qué velocidad nos movemos por el universo?

  
 
0.0 (0)
84  
Escribir Opinión

Para los que estáis viendo tranquilamente este vídeo sentados cómodamente desde alguna parte, parece que todo está muy tranquilo... Pero la teoría de la relatividad nos enseñó una cosa muy importante: que todo es relativo al marco de referencia con el que se compare. Nunca, en ningún momento de nuestras vidas, nos vamos a encontrar completamente inmóviles (todo alrededor de nosotros, se encuentra en perpetuo movimiento). Esto es así, porque nuestra velocidad varía dependiendo del punto de referencia que escojamos.

Vamos a empezar este viaje, empezando por decir que estamos sobre la superficie de la Tierra, que gira sobre su eje de rotación obligándonos a describir circunferencias enormes en 24 horas. Pero nuestro planeta gira a diferentes velocidades dependiendo del punto en el que nos encontremos.
La velocidad de rotación no es la misma en todos los puntos del planeta, porque este es esférico. Así, podemos decir que la tierra rota a unos 1.670 km/h en el Ecuador, pero a 850 km/h a 60º de latitud. En los estrictos polos teóricos, podría considerarse que lo hace con un valor nulo.
Además, la velocidad de rotación de la Tierra se está frenando paulatinamente (pero este ya es otro tema).
Como todos suponemos, cuando estamos rotando en la Tierra hay una fuerza que quiere lanzarnos al espacio. Sin embargo, no es muy fuerte. De hecho, es tan sólo un 0,3% de la fuerza de la gravedad (que es la que nos mantiene en Tierra).
Además, no podemos sentir esa velocidad de rotación porque formamos parte del mismo sistema. Es decir, nos encontramos en movimiento al igual que el planeta (y como la velocidad de giro es constante, no hay aceleraciones ni desaceleraciones que nos den sensación de movimiento). Si os fijáis, tampoco percibimos el movimiento cuando viajamos en coche, tren o avión y se mantiene una velocidad constante sin sacudidas.

Pero no nos desviemos del tema, y vamos a seguir...
La Tierra a su vez se mueve alrededor del Sol, y describe una órbita que tiene 150 millones de kilómetros de radio por término medio, en un año. Su velocidad de traslación (a la que orbita), es de 107.208 km/h.

Cada estrella puede tener un movimiento propio en relación a las de su alrededor. En el caso el Sol, se desplaza a unos 58.000 km/h respecto a su entorno, hacia un punto en la constelación de Hércules denominado Ápex solar.

Pero el Sol gira en torno al centro de la Vía Láctea también, y lo hace describiendo una inmensa órbita que recorre a la escalofriante velocidad de unos 792.000 kilómetros por hora. Se cree que el Sol ya ha completado entre 20 y 25 órbitas completas alrededor de la Vía Láctea, en todo su tiempo de vida.

La propia Vía Láctea pertenece a un grupo de galaxias que se conoce como Grupo Local. Es un cúmulo de un total de 30 galaxias, entre las cuales hay dos que mandan por tamaño: la Via Láctea y Andrómeda. Ambas Galaxias se mueven una hacia la otra a una velocidad de unos 300 km/s (sí, en un segundo se acercan 300 kilómetros).

Pero no hemos terminado...
El grupo Local de galaxias forma parte del Supercúmulo de virgo, que como es de suponer, también se mueve a grandes velocidades.

Y El supercúmulo de Virgo es solo una parte de Laniakea, una titánica región del espacio de 520 millones de años luz.

Y Laniakea fluye hacia el Gran Atractor, una enigmática anomalía gravitatoria situada en su centro, que parece tirar de todo.

La velocidad de este Gran Atractor donde estamos metidos ha sido muy difícil de medir, pero debido al movimiento coordinado de varios millones de galaxias a nuestro alrededor, se llegó a la conclusión de que el conjunto (la Vía Láctea entre ellas), se mueve a la tremenda velocidad de unos 2.160.000 kilómetros por hora.

Partiendo desde la Tierra, hemos ido encontrando estructuras cada vez más grandes, que viajan a su vertiginosa velocidad. Entonces, por lógica, debe haber algo más enorme sobre lo que el Gran Atractor se mueve, y luego otra cosa más grande, y luego otra... Pues en realidad, no.

Veréis, más allá de las estructuras que hemos visto, el universo se comporta de forma homogénea, y no hay modo de diferenciar las cosas. El cosmos en esas escalas tan grandes, tiene un aspecto uniforme (y es imposible seguir diferenciando estructuras cada vez mayores).

Resumiendo, es difícil dar un número concreto acerca de la velocidad a la que nos movemos, porque las velocidades que he ido mencionando apuntan en diferentes direcciones y, por lo tanto, unas se suman y otras se restan dependiendo del momento concreto en el que se calculen. No obstante, es indudable que este conjunto de movimientos nos obligan a viajar por el Universo a velocidades tremebundas.

No sabremos jamás cuál es la velocidad absoluta a la que nos movemos, porque para ello, tendríamos que conocer un punto totalmente inmóvil en el Universo (y nos guste o no, ese punto de referencia universal no existe). Además, nuestro propio universo también podría estar moviéndose, ¿no?

Pero bueno mejor lo vamos a dejar aquí...

FUENTES DE MOVIMIENTO
Rotación Tierra: 1.670 km/h
Traslación Tierra: 107.208 km/h
Arrastre Ápex Solar: 58.000 km/h
Órbita Sol: 792.000 Km/h
Atracción Andrómeda: 300 km/s
Anomalía Gran Atractor: 2.160.000 Km/h

¿Imaginabas que todo se mueve tan condenadamente rápido?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios