PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

SpaceX lo logra: comienza una nueva era espacial

SpaceX lo logra: comienza una nueva era espacial

  
 
0.0 (0)
427  
Escribir Opinión

Este sábado 30 de mayo de 2020, es una fecha que muchos apasionados a la astronáutica recordaremos. Esto fue hace dos días y, en efecto, se hizo historia en materia de exploración espacial: dos experimentados astronautas estadounidenses partieron rumbo a la estación espacial internacional.
Esto no parece algo inusual, porque constantemente se trasladan astronautas en la ISS, pero lo relevante del asunto es que Estados Unidos lo ha hecho sin tener que depender del alquiler de la nave rusa Soyuz, como venía haciendo durante los últimos 9 años. Además, es la primera vez en casi una década, que Estados Unidos envía astronautas al espacio desde suelo estadounidense.

"Es absolutamente un honor para nosotros formar parte de este gran esfuerzo de volver a poner a Estados Unidos en el mercado de los lanzamientos espaciales", dijo Bob Benhken, uno de los astronautas minutos antes de despegar.

El hito es doblemente relevante, además, porque por primera vez la nave utilizada para enviar dos astronautas al espacio es de SpaceX, una compañía privada no gubernamental. Esta colaboración conjunta entre la NASA y Elon Musk ha cosechado su primer gran logro, y le seguirán muchos más.
De este modo, la innovadora empresa privada de Elon Musk ha hecho posible que Estados Unidos no dependa más de los rusos, que por cierto, resultaba carísimo.

Un trozo de tierra pasto de huracanes y caimanes en la costa oriental de Florida, fue el lugar que se eligió hace más de medio siglo como trampolín para catapultarnos al espacio. En este Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, se construyó la Plataforma de Lanzamiento 39 donde despegó el Apollo 11 que llevó al hombre a la Luna y aquí, este sábado, ha resucitado el sueño americano del espacio. A las 15.22 h (las 9:22 de la noche en España), en un segundo intento después del aplazamiento del pasado miércoles, despegaron los primeros seres humanos puestos en órbita por una compañía privada desde suelo estadounidense.

Terminada la cuenta atrás, el Falcon 9 -con nueve motores, 68'4 metros de altura y una capacidad para 7 pasajeros-, subió por el cielo como una jabalina incandescente. No hubo lamentos ni heridos, todo salió bien.
Incluso el cohete (recordad, los de SpaceX son reutilizables), aterrizó correctamente a pesar de que algunos problemas con la antena no nos permitió ver el esperado momento. Vimos como el cohete bajaba, y en la siguiente toma ya estaba en el suelo. Este hecho provoco algunos memes graciosos.

Pero no todo era despegar, había también que acoplarse a la ISS con éxito.
Otro gran avance de esta misión era acoplarse a la Estación Espacial Internacional -que suele viajar a más de 25.000 km/h-, de manera automática. Y así ocurrió ayer.
Esta nueva forma de atraque nunca se había conseguido hasta la construcción de la nueva nave de Elon Musk, que lo logró por primera vez el año pasado durante un vuelo de prueba sin tripulación.
El nuevo mecanismo supone un sistema de acoplamiento más sofisticado que los anteriores, que ha permitido que la estación y la nave espacial se comuniquen entre sí digitalmente para compartir señales de distancia y permitir la alineación y conexión de forma automática.
Así pues, podemos decir que la misión ha sido redonda en todos los sentidos.

Musk ni siquiera había nacido cuando Neil Armstrong pisó por primera vez la Luna el 20 de julio de 1969, y ahora entra, junto con Rusia, Estados Unidos y China, en la exclusiva liga de entidades que han enviado astronautas al espacio.
Elon creció consumiendo ciencia-ficción y comprendió que la misma tecnología que le hizo rico, le permitía cumplir sus sueños infantiles alimentados por las hazañas de la NASA.

“Es un sueño hecho realidad, para mí y para todos en SpaceX”
, ha dicho Musk. “No es algo que pensé que pasaría. No creí que este día llegaría".

Así, la Nasa entrega la responsabilidad de llevar astronautas al espacio a una compañía privada, y con esto se abre una nueva era del espacio, la de una carrera espacial comercial que permita abaratar los costes para que más personas e instituciones puedan viajar al espacio.

Ha sido SpaceX, su personal y su tecnología, la que ha dirigido enteramente esta aventura.
Recordemos que SpaceX partió de cero. No tenía conocimiento de nada y fue acumulando una experiencia de trabajo que los hizo cada vez más fuertes. Es algo asombroso. Es una hazaña enorme de la gestión privada que se ha materializado en este increíble logro.
Pero es justo decir que SpaceX llegó a la madurez que hoy tiene, gracias a la vasta experiencia de la NASA, que tuvo la visión estratégica de asignarles una parte de su desarrollo espacial. Así lograron aprender lo necesario.

Actualmente, ya hay dos compañías que han anunciado sus planeas para contratar lanzamientos en la cápsula Crew Dragon de SpaceX y enviar a turistas al espacio.

Tom Cruise se está asociando con Musk para rodar una película en la Estación Espacial Internacional, y esta exitosa misión ha inyectado confianza en los próximos objetivos. El más ansiado: volver a enviar humanos a la Luna para 2024.
Una vez que los astronautas vuelvan a la Tierra, el próximo lanzamiento está planificado para el 30 de agosto, cuando seguirán más misiones operacionales entre la NASA y SpaceX.

¿Qué parece este logro?
¿Todo esto nos acerca más al turismo espacial?
¿Te ves en el espacio, algún día?
¿Lograremos construir colonias fuera de la Tierra?


Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios