PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Cohetes reutilizables, la última conquista espacial

Cohetes reutilizables, la última conquista espacial

Popular
  
 
0.0 (0)
932  
Escribir Opinión
Parecía un vídeo de un despegue espacial marcha atrás: en la oscuridad, un cohete descendía, vertical, con la llamarada del combustible en su cola. Tocaba tierra todavía bien erguido, con la fuerza de la propulsión escupiendo fuego y polvo a su alrededor para, en un instante, apagar los motores y devolver la negrura a la noche.
Ocurrió hace pocos días, en una plataforma de aterrizaje en Florida de SpaceX, la compañía aeroespacial privada liderada por el emprendedor multimillonario Elon Musk. Era la primera vez que uno de sus cohetes aterrizaba con éxito de vuelta a la Tierra, después de haber despegado desde una base cercana y puesto en órbita la carga que llevaba, once satélites de comunicaciones para la empresa Orbcomm. La operación apenas duró diez minutos, pero es un hito que culmina años de trabajo de la compañía estadounidense.

cohetereutilizable

Normalmente, los cohetes de la primera fase -que llevan la mayor parte del combustible en un lanzamiento- son explosionados o se estrellan contra el océano después de propulsar su carga. Conseguir devolverlos sanos y salvos a la Tierra es la base de la revolución espacial que Musk y otros emprendedores persiguen. «La mayoría de los costes de un lanzamiento derivan de la construcción del cohete, que solo vuela una vez», explica SpaceX en su página web. «Si se compara con una aeronave comercial, cada nuevo avión cuesta más o menos lo mismo que un Falcon 9, pero puede volar varias veces por día, y realizar decenas de miles de vuelos durante su vida útil. Siguiendo ese modelo comercial, un vehículo de lanzamiento rápidamente reutilizable reduciría en cientos de veces el coste de viajar al espacio».

Musk va más allá: ve el éxito de su cohete reusable como el primer paso para llegar a tecnologías que conviertan al hombre en «una especie multiplanetaria», como ha dicho en alguna ocasión, ya que poder usar los propulsores una y otra vez es lo que hará los viajes espaciales más accesibles. «Tenemos que ser buenos en aterrizajes con propulsión si queremos llegar a algún sitio fuera de la Tierra», aseguró el año pasado. «En Marte no hay pistas de aterrizaje».

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios