PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

¿Estamos preparados para contactar con alienígenas?

¿Estamos preparados para contactar con alienígenas?

  
 
0.0 (0)
166  
Escribir Opinión

Antes de nada, quiero decir que en una cuestión como esta podemos reflexionar en frío cómo sería en teoría, pero si se produjera realmente, las reacciones podrían ser muy imprevisibles y quizá, poco o nada tendrían que ver con lo deducido previamente. Porque una cosa es decir cómo te lo tomarías pensándolo desde la comodidad de tu sofá, y otra muy distinta que suceda, y vivirlo realmente.
Pese a ello, vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre este asunto. Aclaración: He dado importancia a la religión porque nos guste o no, las personas de este planeta son mayoritariamente religiosas.

Muchos pensaban que el hallazgo de meras bacterias en otro planeta, causaría una revolución en el cristianismo similar a la provocada por el descubrimiento realizado por Copérnico (que obligó a la Iglesia a reconocer, que la Tierra no era el centro del universo, sino que giraba alrededor del Sol).
Sin embargo, en principio la sociedad sería mayoritariamente capaz de digerir positivamente el anuncio de un eventual descubrimiento de vida extraterrestre microbiana, según unos estudios empíricos publicados en la revista Frontiers in Psychology.

Los investigadores analizaron artículos periodísticos que hablaban de potenciales hallazgos de vida extraterrestre, y a continuación abordaron la naturaleza de las reacciones sociales a esos anuncios con ayuda de un programa informático que cuantifica las emociones, los sentimientos, los impulsos y otros estados psicológicos humanos.

A través de estos estudios, los investigadores descubrieron que las reacciones sociales serían mayoritariamente positivas, y que la gente esperaba más beneficios que perjuicios de ese posible encuentro (repito, del descubrimiento de microorganismos extraterrestres).

Hasta el desarrollo de este estudio, había habido muchas especulaciones sobre la forma en que la sociedad humana reaccionaría ante el posible hallazgo de vida fuera de nuestro planeta.
Ahora sabemos que si debiéramos hacer frente a la existencia de vida primitiva más allá de la Tierra, seríamos generalmente optimistas y tolerantes al respecto.
Incluso la corriente religiosa, aceptaría tal descubrimiento sin demasiadas reservas (razonando que esas criaturas, serían igualmente creaciones del todopoderoso). Al fin y al cabo, la religión siempre acaba más o menos adaptándose a las condiciones del momento, y es difícil imaginar que el hallazgo de vida microbiana extraterrestre socavara su credibilidad entre los fieles.

Porque el hombre seguiría siendo la expresión de Dios a su imagen y semejanza, continuaría siendo el único ser un ser con alma por excelencia, y el eslabón más evolucionado de la expresión de la vida.
Sin embargo, si bien la humanidad aceptaría el hallazgo de vida primitiva, los problemas empiezan cuando dejamos de hablar de microorganismos, y nos situamos ante unos futuribles seres inteligentes extraterrestres avanzados (puede, que incluso más que nosotros).
Muy en particular, el cristianismo se sentiría amenazado por posturas que cuestionan algunos de los dogmas establecidos por su teología tradicional.

El cristianismo, está escrito en clave de la centralidad de Jesús (que la fe considera el Cristo, el Salvador, la encarnación de la segunda persona de la Trinidad).
Él nos salvó de nuestros pecados por medio de su muerte y su posterior resurrección (bien, hablo de lo que dicen los devotos).

Pero si se descubrieran seres vivos inteligentes extraterrestres, ¿cómo podría ser significativa para ellos la vida y la condición de un Cristo salvador que nunca han conocido, y proveniente de un planeta que no es el suyo?
Para el cristianismo, Dios creó el hombre a su imagen y semejanza, y sacrificó a su único hijo para salvar a la humanidad. Pero… ¿qué pasaría si no estamos solos en el Universo? ¿Quién salvaría a los demás?

Para que la idea del salvador tenga sentido, habría que suponer la posibilidad de otra encarnación de Dios en todas y cada una de las posibles civilizaciones inteligentes del cosmos (y obviamente, tendría que adoptar una forma y características específicas muy distintas a las nuestras).
Porque la cuestión es si los representantes de las civilizaciones lejanas, así como los humanos, son también hechos a imagen y semejanza de Dios.

Pero esto no encaja con la concepción trinitaria de Dios, que entiende a Jesús como la personificación del Hijo de Dios, dentro de la santísima Trinidad.
El problema de fondo, está en cómo conjugar que un hombre en particular, el Jesús de esta Tierra, encarnación de Dios, pueda ser el salvador universal de todas las inteligencias extraterrestres posibles que ni lo conocen, ni lo adoran, ni le siguen.

He hablado solo del cristianismo, pero en este planeta hay más religiones con sus respectivos profetas y salvadores e iluminados. Además por lo general, las religiones han sido excluyentes entre sí hasta el punto de generar muchos conflictos y hasta guerras.

Ello nos apunta a otra posibilidad a considerar, y es que unos futuribles seres inteligentes crean en su propio salvador (un salvador que nada tenga que ver con los que tenemos nosotros).
No sabemos si a partir de determinado grado de evolución, se abandona la ida de las Deidades, pero bien pudiera darse que una civilización alienígena avanzada pretendiera mostrarnos el camino de la luz y la verdad, convirtiéndonos a su religión (la única y auténtica para ellos).
Otra situación que podría darse, es que llegaran a la Tierra a traer sus propias creencias, y se presentasen a nosotros como dioses.

Bien. Según la postura del Vaticano, la humanidad es el pueblo escogido por Dios y su propósito, es llevar la palabra divina a los demás seres inteligentes. Esto me recuerda a escabrosas actitudes, como cuando los españoles cristianizaron los indígenas americanos (y aunque es deducible que los métodos no serían los mismos, seguimos empecinados con la misma idea de evangelizar).

La otra visión de la cuestión (que ya he apuntado antes), sugiere que la salvación se otorga a todas las civilizaciones del Universo separadamente.
Pese a que esta segunda teoría suene más lógica, la misma lleva a conclusiones teológicas rocambolescas. La idea de que Jesús viaje de planeta en planeta sacrificándose a sí mismo, socava la idea evangélica de la singularidad de tal evento.

Para algunos, habría que superar la dicotomía de religión verdadera/ religión falsa. Para ellos todas serían verdaderas, pero resulta difícil compaginar tanta disparidad de conceptos, ideas, doctrinas, escrituras sagradas distintas, etc...
Ya que si todas son verdaderas, ¿por qué no se adora al mismo Dios? ¿Por qué no enseñan la mismas cosas? ¿Por qué son tan diferentes y excluyentes entre sí?

A parte del tema religioso, están preguntas determinantes como: ¿Quién se encargaría de gestionar un contacto extraterrestre?
La mayoría de la gente juzga estos temas básicamente según su creencia religiosa, y confía en los políticos en el caso de que hubiera que resolver tal situación.
¿Pero qué harían esos políticos? ¿Quién se pondría al mando? ¿Quién representaría la Tierra? ¿La ONU? ¿Sucedería algo como lo visto en la película Contact?

En 2010, la desconocida astrofísica malaya, Mazlan Othman, quien es directora de la Oficina de Relaciones del Espacio Exterior de la Organización de las Naciones Unidas, fue nombrada como la encargada para relacionarse con los seres intergalácticos que hicieran contacto con nuestro planeta. Fue difícil en su momento tomarse esto demasiado en serio, y ahora, 8 años más tarde, todo parece haberse olvidado.
Es difícil imaginarse a los líderes mundiales de este planeta, cediendo la política extraterrestre a esta señora, pero hemos de suponer que así sería (o no).

En estos momentos, el SETI se encuentran no solo buscando señales alienígenas, sino también enviándolas desde la Tierra para ser detectadas por posibles civilizaciones extraterrestres.
Este asunto de contactar con extraterrestres, no debería ser monopolizado por un puñado de científicos: Realmente, se trata de un tema global con un fuerte componente ético y de supervivencia en el que deberíamos participar todos.

¿Y vosotros qué pensáis?
¿Estamos preparados para un contacto extraterrestre?
¿Se tambalearían las religiones?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios