PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Parece que han resuelto el misterio de Oumuamua

Parece que han resuelto el misterio de Oumuamua

  
 
0.0 (0)
253  
Escribir Opinión

El hallazgo de este visitante interestelar que viajaba a una velocidad de decenas de miles de kilómetros por hora, se produjo el 19 de octubre de 2017.
Los científicos lo bautizaron como Oumuamua (que significa algo así como explorador, en hawaiano)
El espacio de tiempo que estuvo al alcance de los telescopios terrestres desde su descubrimiento fue muy corto, pero sorprendió a todos: Oumuamua tenía una forma muy alargada, con una longitud de unos 400 metros y un diámetro de solo 40 metros de anchura.

Los telescopios terrestres no han podido ver directamente la forma de este pequeño cuerpo debido a su lejanía, pero si os preguntáis cómo sabemos su forma aproximada, es fácil: de la misma forma que se estima con la mayoría de asteroides, es decir, viendo su curva de luz.

Hay que insistir en que desconocemos la verdadera forma de Oumuamua, y solo podemos trabajar con estimaciones. Todas las fotos que hayáis visto por ahí, son representaciones artísticas basadas en aproximaciones.

Yo no acabo de entender de donde se sacó la idea de que procedía de fuera del sistema solar (y no de la extensa nube de Oort, como sería más lógico). Lo he buscado, y se ve que esto guarda relación con su órbita. (No entraré en tecnicismos).

Sea como sea, han estimado que procede del grupo de jóvenes estrellas móviles llamadas Pléyades (uno de los más cercanos a la Tierra y que mejor se percibe a simpe vista).
Se cree que solo ha estado viajando en el espacio interestelar durante un tiempo relativamente corto, y por eso no ha tenido la oportunidad de encontrar muchos objetos masivos que lo aceleren.

Y bueno, ya sabéis que inicialmente suscitó todo tipo de teorías...
Se recordó las similitudes de ese objeto alargado, con la inmensa nave extraterrestre que protagoniza la novela Cita con Rama, de Arthur C. Clarke.
Según algunos, su forma tan alargada incitaba a pensar que se trataba de una nave alienígena (ya que semejante forma, minimiza la fricción y el daño del gas y polvo interestelar).
Hasta hubo gente que pensó que podría tratarse de una sonda artificial enviada por una civilización extraterrestre...

Las webs y canales de lo oculto y los misterios se aventuraron rápidamente a plantear que también podría tratarse de una nave extraterrestre dañada. Y Hasta el millonario Yuri Milner financió una búsqueda de extraterrestres dentro del cuerpo.

Los científicos buscaron señales electromagnéticas que no pueden ser producidas por la naturaleza, por lo que, en caso de haber hallado dichas señales, se hubiese confirmado que se trataba de una nave extraterrestre.
Pero finalmente SETI (la institución dedicada a la búsqueda de inteligencia alienígena), no encontró nada fuera de lo común.

Muy bien. Descartada la posibilidad extraterrestre, este cuerpo primero se clasificó como cometa, luego como asteroide... hasta que finalmente ahora, según un equipo dirigido por Marco Micheli de la Agencia Espacial Europea, hemos concluido que lo más seguro es que se trate, efectivamente, de un cometa.
Oumuamua está descargando material de su superficie debido al calentamiento solar, un comportamiento conocido como desgasificación.
Tal desgasificación es un comportamiento típico de los cometas, y contradice que se trate de un asteroide.
"Creemos que este es un pequeño cometa extraño", comentó Marco Micheli.

Después de descartar varias posibles causas, las observaciones de varios telescopios han revelado que este objeto se mueve más rápido de lo pensado, y que su trayectoria se puede explicar si está liberando chorros de gas y vapor, que lo aceleran y desvían.
Por tanto, la conclusión es que se trata de un cometa y no un asteroide, a pesar de que su cola no sea visible.
«Creemos que Oumuamua podría expulsar granos de polvo inusualmente grandes y gruesos», dice Karen Meech, investigadora en la Universidad de Hawái. Estos, impulsarían al cometa pero serían indetectables desde la Tierra.

Por desgracia, estas nuevas conclusiones implican que la trayectoria del cometa es compleja, y que será muy difícil averiguar de dónde procede realmente.
«La verdadera naturaleza de este enigmático nómada interestelar podría ser, para siempre, un misterio», ha concluido Olivier Hainaut, astrónomo del Observatorio Europeo Austral.
Ahora, el cometa se dirige a las afueras del Sistema Solar a una velocidad aproximada de 114.000 kilómetros por hora.

No sé si podemos estar finalmente seguros de su naturaleza, pero en todo caso;
¿Crees todavía que podría tratarse de una nave extraterrestre?
¿Nos quieren ocultar algo, o no hay nada que ocultar?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios