PORTAL DE CIENCIA FICCIÓN

No hay vida en Proxima b (y más noticias exoplanetarias)

No hay vida en Proxima b (y más noticias exoplanetarias)

  
 
0.0 (0)
473  
Escribir Opinión

El exoplaneta más cercano a nuestro sistema solar (conocido como Próxima b), saltó a la fama hace año y medio por ser el candidato más plausible para albergar vida.
El por entonces prometedor planeta, se encuentra a unos 4 años luz del Sistema Solar (siendo el exoplaneta más cercano a nosotros). Pero tenía extravagantes particularidades, como que una cara siempre estaba expuesta a la luz de su estrella, y la otra, permanecía a oscuras a perpetuidad.
Pese a ello -y los medios se encargaron de difundirlo a bombo y platillo-, se consideró un hallazgo sin precedentes que ilusionó tanto a científicos como a amantes y seguidores del fenómeno exoplanetario. Porque no solo se trataba de un mundo de tamaño parecido al nuestro, sino que se encontraba, además, en la famosa zona de habitabilidad (y se hallaron indicios de que su superficie podría, incluso, estar cubierta por un océano de agua).
La noticia causó tal impacto que, apenas unos días después, el multimillonario ruso Yuri Milner anunciaba un plan para recorrer los 4,37 años luz que nos separan de Próxima b, y enviar allí, en los próximos 40 años, toda una flotilla de sondas para visitarlo y examinarlo más de cerca. Seguro que recordáis tales sucesos...
Lo que quizá ha pasado más inadvertido, es que Próxima Centauri b fue arrasado el año pasado por una llamarada 10 veces más brillante que las de nuestro Sol, procedente de la estrella que orbita.

Por lo visto, durante los miles de millones de años que transcurrieron desde que se formó Próxima b, estas llamaradas habrían evaporado cualquier atmósfera u océano y esterilizado la superficie (lo cual significa, que las condiciones para la vida pueden depender de más factores que la simple distancia de la habitabilidad y la presencia de agua líquida).
En un planeta como Proxima b (que está 20 veces más cerca de su estrella que nosotros), las tormentas estelares se descargan contra la atmósfera cada poco tiempo. En consecuencia, a estas alturas su oxígeno habrá desaparecido por completo.

Y esto me lleva un punto que sinceramente me inquieta, con respecto a los biomarcadores que presentan los exoplanetas y nuestros sistemas de detección.
Se insiste y explica en los medios, que existe un método para detectar determinados componentes que sugieren la presencia de vida en los exoplanetas.
Pero en el caso de Proxima b (recordemos, el exoplaneta más cercano y por tanto de menor dificultad de análisis que otros), por lo visto no hemos sido capaces de determinar si tiene oxígeno. Porque el suceso de la llamarada, nos demuestra que sencillamente, no tenemos ni idea. Porque repito lo dicho (y prestad atención): "Las tormentas estelares se descargan contra la atmósfera cada poco tiempo. En consecuencia, a estas alturas su oxígeno habrá desaparecido por completo".
Luego... es una suposición. ¡No sabemos si hay oxígeno o no! ¡¿No podemos detectarlo?! ¿Pero no se supone que saber este tipo de cosas, está a nuestro alcance? Yo sinceramente, no lo entiendo.

Y es que últimamente, algunos estudios indican que la presencia de vida es más difícil de detectar de lo esperado.
Ahora (a estas alturas), han creado un modelo para analizar la posibilidad de vida en la luna de Júpiter, Europa (y la tenemos bien cerquita). Hemos enviado decenas de misiones a Marte (incluyendo orbitadores y rovers), que han escudriñado el planeta "in situ", y todavía no sabemos si alberga vida... ¿Y se supone que sí vamos a esclarecerlo de un exoplaneta que se encuentra a años luz de distancia?

A la hora de buscar vida, no sabemos ni lo que estamos buscando. Ni siquiera tenemos una definición sobre lo que es la vida. No lo hacemos con los instrumentos adecuados, y ni siquiera lo hacemos en los sitios más convenientes. Por no decir que la única vida que conocemos, la nuestra, quizá no sea la única posible.
Bien. Pero es lo que hay, y la búsqueda actual es como es...

Vamos a ver algunas de las últimas noticias al respecto:
Unos aficionados descubren un sistema solar de cinco planetas.
Ya no hace falta un título en astrofísica para descubrir un planeta. El empeño, la curiosidad, el amor a la ciencia y el acceso al mejor material posible, pueden hacer el resto. Y esta es la prueba: El trabajo de 10.000 aficionados de todo el mundo, ha permitido localizar un sistema de cinco planetas que orbitan alrededor de una estrella lejana. El proyecto científico ciudadano llamado Exoplanet Explorers, pide ayuda a cualquiera que esté interesado para revisar conjuntos de datos astronómicos.

Una Inteligencia Artificial de Google ha localizado un exoplaneta.
La NASA ha anunciado el descubrimiento de un octavo planeta alrededor de la estrella lejana Kepler-90.
El nuevo exoplaneta fue identificado gracias a la aplicación del «machine learning» de Google, un sistema de Inteligencia Artificial que permite que las máquinas aprendan del entorno de una forma similar a como lo hace el cerebro humano (y ya van dos exoplanetas descubiertos por una IA con este método).
En este caso, las computadoras fueron capaces de los localizar cambios de brillo (lo que se denomina tránsito), en la ingente cantidad de datos del telescopio espacial Kepler.

Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano.
La interminable lista de exoplanetas descubiertos, sigue creciendo. Los científicos han averiguado que uno que fue descubierto en 2015 y llamado K2-18b podría ser parecido a la tierra, y estar situado dentro de la zona de habitabilidad de su estrella. Esto indica que el exoplaneta no está ni muy lejos ni muy cerca de su sol, y que por eso podría tener agua líquida en superficie. Podría...

Han hallando, por primera vez, planetas fuera de nuestra galaxia.
La hazaña científica fue posible gracias al fenómeno astronómico conocido como microlentes gravitacionales, que permitió a los investigadores detectar una amplia población de mundos solitarios (que no orbitan ningún sol), en el espacio interestelar de una lejana galaxia (a 3.800 millones de años luz de distancia de la Tierra).
Esta técnica de microlentes gravitacionales ya había sido utilizada para descubrir cientos de planetas dentro de nuestra propia galaxia, pero el nuevo trabajo ha empujado a nuevas y hasta ahora inexploradas fronteras. No sé a qué nos lleva esto, pero el logro tecnológico, ahí está.

Muy bien, estos y otros hallazgos en materia exoplanetaria han sido publicados recientemente, y es probable que muchos de vosotros ni os hayáis enterado. Porque como dije en su momento, el hype generado sobre estos temas, no podía durar eternamente.
Ahora ya empezamos a estar acostumbrados a que detectar un planeta en la zona habitable, no signifique la antesala del descubrimiento de vida extraterrestre (y que esta búsqueda -que como veis ya traspasa nuestra galaxia-, es una larga maratón de fondo que requiere de mucha paciencia).

Algunos científicos empiezan hasta a decir que el problema que tenemos ahora, es que tenemos tantos planetas que no damos abasto: nos faltan recursos para estudiarlos.
Antes de la misión Kepler (del 2009) íbamos a cuentagotas, y cada vez que se encontraba un planeta era un gran acontecimiento. Después de Kepler, fue como abrir el grifo y empezaron a caer planetas por todos lados.

La primera detección confirmada de un planeta extrasolar orbitando alrededor de una estrella, se hizo en 1995. Desde entonces, el número de hallazgos ha crecido año tras año.
Actualmente, tenemos un total de 3668 exoplanetas descubiertos. Pero de estos, solo hay confirmados entre quinientos y seiscientos. Y los que se parecen más menos a la Tierra, solo son una docena.

Vamos a terminar con una última noticia de finales de 2017, que pretendía convertirse en el acontecimiento del año (y lo consiguió en parte, pero menos de lo ansiado):
Descubren el planeta que podría ser el más habitable y cercano a la Tierra.
Una vez más, el titular invitaba al entusiasmo, pero ya son muchos los chascos que nos hemos llevado, y en esta ocasión, la artimaña no surtió tanto efecto como otras veces.
Se decía que el exoplaneta se encuentra a solo once años luz, y podía albergar "potencialmente" vida. Orbita en torno a una enana roja y tiene mejores condiciones que Próxima b (bien eso no es difícil, sabiendo ahora que Proxima b ha sido arrasado por las llamaradas).

Bueno, en fin... El fenómeno de los exoplanetas, como era de esperar está empezando a desinflarse poco a poco, y por más espectaculares titulares que insistan sobre el tema, ya no despiertan el mismo interés general que antes ni tienen la misma repercusión mediática (y me parece lógico, porque tanto hype no puede perpetuarse indefinidamente).

¿Qué te parece buscar exoplanetas fuera de nuestra galaxia? ¿Tiene alguna utilidad?
¿Te interesan estos temas, o ya no tanto como antes?
¿Podemos descubrir vida en exoplanetas, si somos incapaces de hacerlo en nuestro propio sistema solar?

Fuentes:

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios