PORTAL DE CIENCIA Y FICCIÓN

Encontrar civilizaciones extraterrestres avanzadas (mi opinión)

Encontrar civilizaciones extraterrestres avanzadas (mi opinión)

  
 
5.0 (1)
291  
Escribir Opinión

Después de unos cuantos vídeos explicando meramente lo que dicen otros, hoy voy a dar mi opinión sobre lo probable o improbable de encontrar civilizaciones inteligentes avanzadas. Es una opinión personal a respetar (espero), como tantas otras, y me baso en conocimientos estrictamente científicos.
Si alguien cree que los extraterrestres ya están entre nosotros y que hay colonias alienígenas en Marte que el gobierno oculta, os invito a consultar otros canales y fuentes porque este vídeo no va de esto.
Bien. Vamos a intentar entender cómo ha sido posible que algo como nosotros (con nuestro desarrollo tecnológico), habite actualmente un planeta como este.

Cuando el disco de acreción se disipó, la Tierra tuvo la conveniencia de estar en un lugar privilegiado para poder albergar vida futura.
Pero obviamente, estar en el momento y lugar más oportuno no asegura nada (y prueba de ellos son los centenares de exoplanetas detectados en la zona habitable, donde no se ha detectado nada vivo).
Porque la Tierra tuvo una conveniencia muy singular: La aparición de la Luna, que estabiliza el eje terrestre permitiendo una estabilidad climática óptima. Sin Luna, la vida tal y como la conocemos, no existiría.
Cuántas probabilidades había de que un cuerpo del tamaño y gravedad de la luna estuviese dónde y cómo está... Pocas, pero se dieron.

Otra conveniencia muy importante es la composición y tamaño del núcleo terrestre, que nos permite tener un campo geomagnético óptimo para desviar las dañinas radiaciones solares.
Cuántas probabilidades había de que tuviera el tamaño y composición adecuados para ejercer tal afortunada función... Pocas, pero se dieron.

Si el sol hubiese sido una estrella muy grande, nos hubiera abrasado. Si fuera muy pequeña, no emitiría el calor suficiente... Etc (no voy a extenderme en factores similares, porque no terminaría nunca ).

Vamos a suponer que si se dan las condiciones oportunas para la vida, ésta se desarrollará inexorablemente.
Viniese la vida como panspermia, o aflorase en nuestro propio planeta debido a procesos químicos determinados, vamos a suponer que bajo determinadas circunstancias ambientales, la vida se abre camino.

Nadie sabe cómo y no tenemos otros ejemplos fuera de este planeta, pero sabemos que la vida surgió en la Tierra.
Las recreaciones que se han hecho para imitar tal proceso y momento mágico, han sido fallidos.
Pero la evolución de la vida en este planeta ha sido muy turbulenta...
La primera extinción masiva tuvo lugar hace aproximadamente 440 millones de años entre el periodo Ordovícico y el Silúrico.
La segunda extinción masiva fue en el período Devónico, y ocurrió hace aproximadamente 360 millones de años.
La extinción masiva entre los períodos Pérmico y Triásico sucedió hace 250 millones de años. 
La Cuarta extinción masiva dio lugar entre el período Triásico y Jurásico (hace aproximadamente 210 millones de años).
Y la quinta extinción masiva, tuvo lugar entre los períodos Cretácico y Terciario, hace 65 millones de años (y es la más famosa de todas, porque en esta desaparecieron los dinosaurios). 
La desaparición de estos seres propició que pequeños mamíferos y roedores pudieran prosperar (y son nuestros ancestros lejanos).

Porqué digo todo esto...
Porque si todas estas extinciones masivas no se hubiesen dado (o si se hubiesen dado en un orden distinto), nosotros no existiríamos.
Todas esas extinciones masivas, provocaron una mortandad global preocupante (y una radical reconfiguración entre los hábitats y ecosistemas a gran escala).
Es decir, fueron necesarias 5 brutales extinciones masivas causadas por la naturaleza (y en ese estricto orden), para que ahora estéis escuchando lo que os digo.

Cabe pensar qué hubiese pasado si los dinosaurios no se hubieran extinguido... ¿Hubiesen evolucionado como seres tecnológicos? ¿Serían dueños ahora mismo del planeta, con sus smartphones? Yo lo dudo.

Porque la evolución no es un proceso inteligente ni sabio, como se dice.
Cuando el ADN se replica, la naturaleza a veces lo hace mal (acarreando consigo errores y mutaciones generalmente producidos por alteraciones ambientales).
Estos errores suelen provocar casi siempre problemas de funcionamiento y adaptación, por lo que los individuos que los padecen, están en desventaja con respecto a las pocas veces que esos errores sí producen una mejora.
Cuando un individuo ha tenido la improbable suerte de desarrollar un error de replicación favorable, tiene cierta ventaja en su medio, y por eso, es probable que tenga más descendencia que albergará ese mismo "conveniente" error.

La evolución, pues, no es más que la suma de errores. Afortunados errores, pero nada deliberado ni inteligente. No es que la vida sea un error, es que la evolución misma es una suma continua de errores.

Claro, ahora imaginad cuantos errores convenientes se han tenido que dar, para que nosotros tengamos un cuerpo como el que disponemos, o la plasticidad cerebral que tenemos, etc...

Prueba significativa de que no es sencillo desarrollar la tecnología compleja, es que ningún otro animal de este planeta lo ha hecho.

Las carambolas que han tenido que suceder para que hayamos tenido la inimaginable fortuna de ser y estar como somos, es inmensa.
Bien. Pero nosotros estamos aquí, y hemos desarrollado tecnología... ¿Por qué otros en otra parte, no podrían hacer lo mismo? ¡El cosmos es inmenso! Ya sabéis lo que se dice: De lo contrario "¡cuánto espacio desaprovechado!" (yo antes era de estos)

Ok. Vamos a ver...
Si las civilizaciones inteligentes son tan frecuentes como se cree, nuestra galaxia es suficientemente vieja como para que hayan surgido en su seno muchas civilizaciones inteligentes anteriores a la nuestra.

De hecho, si nos atenemos a las apreciaciones comedidas, tiene suficiente edad como para que al menos un puñado de ellas, ya tendrían que haberla colonizado por completo.
Y no ha sido así.

Las ondas de radio no se desvanecen con el tiempo ni pierden fuerza al confundirse con ruido de fondo, como creen algunos...
Las ondas de radio se transmiten gracias al espectro electromagnético, del mismo modo que se transmite por ejemplo la luz visible, aunque a una frecuencia menor.
En realidad durante la transmisión las ondas no se degradan, por lo que teóricamente, en principio pueden expandirse hasta el infinito sin perder detalle (y siempre, a la velocidad de la luz).

Esas civilizaciones más antiguas que la nuestra, tendrían que haber dejado muchas señales, por tanto.

Si nos atenemos a la edad de La vía láctea y la frecuencia con que aparece la vida inteligente según la mayoría, ahora mismo debería estar repleta de señales detectables.

Las señales de radio humanas están contenidas en una esfera de unos 200 años luz de diámetro y no hace ni dos siglos que las estamos emitiendo.

Por tanto, civilizaciones que hayan existido antes que nosotros y hayan desarrollado tecnología similar, deberían haber dejado huellas en toda la galaxia (incluso, puede que más allá).

Esto nos deja dos razonamientos:
O su tecnología era muy distinta a la nuestra y por eso no la detectamos (no la entendemos), o nuestra vía láctea está todavía bastante virgen en cuanto a señales inteligentes contenidas en ella. Y el segundo caso, se hace bastante inverosímil dado la edad que tiene (a no ser que cobre fuerza la idea de que las civilizaciones avanzadas colapsan). Pero ya cuando hablamos de civilizaciones con capacidad interestelar, se me hace difícil imaginar que se autodestruyan completamente sin dejar rastro.

Bien. Todo esto nos sugiere que la aparición de vida inteligente tecnológica tal y como la entendemos, quizá sea algo más improbable de lo que comúnmente se cree.
También podría ser que hayan muchos extraterrestres, pero que todos sigan un escrupuloso método para no dejar rastro de su existencia, y que nos vean como algo primitivo e indigno.
Nos ven como tontos violentos -dicen muchos-, y por eso no nos contactan.

Bueno, lo cierto es que no hace ni un año que tenemos ordenadores, y ya estamos planeando ir a otros planetas. En un par de siglos (o quizá menos), podríamos incluso llegar a otros sistemas estelares...

Precisamente porque somos violentos y tontos, no se nos puede ignorar.
Pronto estableceremos colonias fuera de la tierra y nos adentraremos en el cosmos...

Los extraterrestres que hasta ahora nos han ignorado solo podrán hacer dos cosas:
Destruirnos mientras puedan (mientras seamos vulnerables y vivamos en un solo planeta, o unos pocos), o mostrarnos otro camino de concienciación y mientras nos enseñan a convivir con los demás.
Pero la simbiosis en este planeta es escasa, y solo se da si ambas partes consiguen algo.
Cuando hay un conflicto de intereses, el fuerte se impone al débil (así que no tengo muchas esperanzas de un contacto demasiado amistoso, en caso de darse)
Nada me indica que los extraterrestres vayan a ser comprensivos y solidarios, visto lo de aquí. Yo, sinceramente no haría mucho ruido...
Obviamente todo lo que digo solo cobra sentido para civilizaciones de tipo I y II, (y III, si me apuras). Para civilizaciones de tipo IV,V,VI, no les importamos nada.

Bueno esta ha sido mi opinión, que puede cambiar en cualquier momento, claro que sí...

Opiniones de los usuarios

1 opiniones

 
5.0  (1)
Asignar una puntuación (mientras más alta mejor es)
5
Comentarios

Muy interesante opinión Amaya. Agradezco mucho el tiempo que has dedicado en explicarte.

Fue útil la opinión? 
 
5.0

Se agradece una opinión tan bien documentada y argumentada. Muy buena exposición.
El tema además es interesantísimo.

Desde mi punto de vista – también una opinión – estoy de acuerdo con el argumento de la dificultad para que se repliquen las condiciones planetarias y, aún “peor”, la sucesión de hechos en la historia del planeta (diferentes extinciones) que aún más difícilmente pueden volver a repetirse en otro lugar en el mismo orden como si fuese una especie de patrón estándar. Tiene que darse un planeta igual con una historia igual; esto complica mucho la idea de encontrar una civilización como la nuestra. Pero esto me recuerda a una idea que le leí a Stanislav Lem en “El invencible”: la probabilidad a priori de que justo tu persona existiera en este momento era cercana a 0, si hubiésemos tenido que predecirte. Para la llegada al mundo de cada uno de nosotros han tenido que darse millones de combinaciones genéticas (más mutaciones de novo por el camino), desde el principio de los tiempos, para que finalmente hayamos aparecido aquí. Cada uno de nosotros somos un suceso absolutamente improbable, y sin embargo estamos aquí. Y somos millones.

Por tanto, si miramos en retrospectiva, a pesar de lo poco probable que era que se formara un planeta con las características que se dan en este planeta, se formó, y surgió la vida. Y parece que esta vida tiene un cierto empecinamiento en persistir, pues no ha sobrevivido sólo a una extinción, sino a múltiples.

Los sistemas en general parecen emerger de un inicio caótico, pero en algún momento de su devenir encuentran alguna “solución estable” para su mantenimiento óptimo. Esto pasa a cualquier nivel de cualquier sistema que estudies. Pasa en un sistema familiar, con su tendencia a la homeostasis (cada miembro cumple una función dentro del grupo familiar y eso es difícil de cambiar, que se lo digan al “hijo pequeño”, aun con 40-50 años de edad, al que le siguen llamando “Manolín”), como en un organismo humano, como en un ecosistema, como en un sistema social… ¿Por qué no iba a pasar en una escala más macro, en el universo? Diría que la vida resulta ser una especie de “solución estable”, y una vez que se da, tiende a la supervivencia. Podría no ser raro que “la vida” sea una especie de equifinalidad en el universo.

El problema está en buscar exactamente “una civilización como la nuestra”. No podemos evitar que hasta en la búsqueda de vida, al hombre le salga un poco su vena narcisista. Describir vida como algo basado en el carbono puede acotar demasiado la búsqueda. La NASA creo que amplia horizontes e intenta “abrir la mente” a considerar como vida a otro tipo de configuraciones. Con esta concepción la posibilidad de que haya vida en el universo – sin hablar de tecnología – crece. Y es que quizá el desarrollo de tecnología para las comunicaciones no es el gran peldaño de la evolución. Supongamos formas de vida en las que no es necesario una comunicación bidireccional con el exterior porque se mantienen gracias a otros sistemas. Quizá las bacterias son formas de vida muchos más evolucionadas que el ser humano, dado que les pueden sobrevivir sin problema gracias a su capacidad de adaptación inigualable. En fin, que buscar “formas de vida tecnológicas” es un deseo nuestro porque queremos encontrarnos con algo que se nos parezca, pero darle a la inteligencia, o a la tecnología, la importancia que le damos es una cuestión nuestra, humana. Para el universo, nuestros aparatos emitiendo ondas de radio es algo irrelevante, es simplemente el producto de criaturas que “hacen cosas”, como otras criaturas hacen otras. Si nos empeñamos en buscar a aquellos que hagan “nuestras cosas”, nos podemos volver ciegos a todo lo demás.

Fue útil la opinión?