BLOG DE CIENCIA Y FICCIÓN

Dredd; un tipo duro de 35 años.

Escrito por sila el . Posteado en CINE

Recientemente hemos podido disfrutar del estreno de la película de Dredd. Las expectativas no eran muchas después del sonado fracaso de la anterior versión por un Dredd caracterizado por Silvester Stallone y que realmente sólo se parecía en el nombre al personaje.

El personaje nace, cómo no, de la mano de un dibujante de comic, Carlos Ezquerra, y un brillante guionista; John Wagner que en la película de Pete Travis, tiene su réplica en los lápices a nada menos que Alex Garland, un novelista de prestigio con títulos como “la playa” con una no especialmente afortunada adaptación. Este saber hacer no se nota mucho en la trama de la película, con un argumento rutinario; poli veterano y duro que le asignan una novata que debe pasar por su aprobación para continuar en el Cuerpo. Deben parar a un malo ( en este caso mala, malísima) que se dedica a vender droga. Pero, a partir de esta sencilla trama, nos va dando pinceladas de gran maestría en algunas escenas; la lucha ético-moral entre la juez Anderson y el delincuente es muy interesante, y en general muchos de sus diálogos; muy breves y categóricos como el personaje mismo al que se quiere retratar.

En la película de Dredd de Pete Travis, es de justicia destacar el gran trabajo del director artístico y de vestuarios, consiguiendo captar totalmente la esencia estética de los comics de AD 2000 de los años 80. Después de ver el disfraz de Silvester Stallone, apreciamos mucho mejor la vestimenta de karl urban, muy realista y fiel al personaje original. Porque de eso se trata, de reconocer en la gran pantalla, a un personaje que está totalmente definido y perfilado en todas sus facetas y salirse de ese guión es condenar al fracaso al juez Dredd.

Otro gran acierto del film, y entiendo que del director es la elección del reparto, desde una karl Urban metido totalmente en su papel, y en su casco. Hasta una “mala” como Lena Headey (simplemente correcta), hasta una veterana, a pesar de su corta edad, Olivia Thirlby, una actriz de gran belleza que ya ha protagonizado un buen número de películas y que esta llamada a ser una de las grandes de Hollywood. Pero, por qué un personaje como Dredd, con tendencias identificables a la ultraderecha, hiperviolento, con una doble moral y una prepotencia que envidiaría el mismo Cristiano Ronaldo, se nos hace tan interesante, incluso fascinante?…..

Es difícil, contestar a esto y cada aficionado del cómic o simplemente el que conozca un poco el personaje, tendrá sus respuestas. Unos se sentirán identificados con la moral y la forma de ser del personaje, pero otros muchos, como es mi caso, mirarán mas allá de esa premisa y verán una crítica a esas tendencias violentas y a una represión brutal que no impiden un mundo caótico, lleno de la delincuencia más salvaje y despiadada. Dredd, como tantos otros vive para el trabajo. No es posible verle sin su uniforme….ah, no forma parte de su piel, o sin su querido casco. Es un juez en el sentido más amplio de la palabra y el poder le seduce, a quién no?. Y le encanta ver la cara de la gente cuando les sentencia y parece despreciar a las víctimas a las que salva. Es por tanto un personaje muy rico en matices, a pesar de su aparente sencillez.

“Te condeno a 40 en los isocubos”, resuenan en la cabeza de cualquiera y Dredd lo suelta con la dureza y satisfacción de un peligroso psicópata, embrutecido por el entorno hostil que le rodea. No creo, se plantee ponerse en la piel del condenado, simplemente, disfruta con lo que hace y le da igual que no le entendamos o despreciemos por esa falta de humanidad. Pero, la sociedad que le ha engendrado es “humana” o realmente sólo podemos entender mensajes claros, sencillos y contundentes, que son los que jueces como Dredd pueden, saben y quieren aplicar. Como sutil metáfora de ciertos países que prescinden de todos los mecanismos legales en aras; una justicia para que sea tal, debe ser rápida, además de efectiva.

Volviendo a la comparación de la película de Pete Travis con el comic. Tiene el acierto de reflejar el nihilismo más exacerbado de un bloque que bien podría ser el reflejo de toda una sociedad desencantada, sin futuro y sin posibilidades ni deseo de conseguir un trabajo. Y todo esto lo hace en un ambiente claustrofóbico y cerrado, que consigue transmitirnos la sensación de desasosiego y agobio en cada toma. Las puertas se cierran herméticamente, como nuestro futuro, parecen decir una sociedad que se arrastra hacia la autodestrucción.

Se cumplen 35 años de la aparición de Dred y su cumpleaños ha tendido, en esta ocasión, un digno regalo.

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (5)

  • Admin

    |

    La película me ha parecido muy buena. Adulta, con personalidad, y ritmo muy acertado. Me ha encantado la ambientación y los efectos de sonido. La banda sonora crucial (y no como la mayoría de películas, en las que cansa que todo el rato las secuencias vayan acompañadas de música).

    La película empieza muy bien. Luego ves que todo el rato estarán dentro del edificiio y por un momento piensas; “Hay… Me va a aburrir que todo el tiempo estén en el mismo sitio”. Per no. Caracterizaciones sobervias, vestuario correctísimo, Fx en su punto, e interpretaciones de alto nivel.

    Nota alta para una muy buena y notable película de ciencia ficción (que ya hacía falta).

    Responder

  • Admin

    |

    A pesar de las buenas críticas registradas, los malos resultados del film internacionalmente, dan por sentado que Dredd va a ser un mazazo económico y no va a conseguir amortizar los 50 millones que se han invertido en su producción y promoción.
    Una lástima ya que probablemente signifique que no habrá segunda parte.

    Responder

  • Nicolas Roberto

    |

    La película me pareció muy buena, un “reboot” que estuvo a la altura de las expectativas. Muy buena interpretación de Dreed como “el tipo duro”.

    Lastima la baja recaudación, pero así es el mercado, no siempre premia la calidad

    Responder

  • Admin

    |

    La película fue un fracaso en la taquilla (recaudó 27 millones de dólares partiendo de un presupuesto de 34 millones). Huelga decir que no había muchas esperanzas en la venta de sus DVDs, pero se ha obrado el milagro. Dredd ya arracó el 2013 como la cinta mejor vendida en Blu-ray, y en el mercado doméstico ha sido un éxito. Es algo parecido a lo que sucedió con Las crónicas de Riddick 2, me parece.
    Si añadimos esos resultados al proceso de recogida de firmas para que haya secuela, seguramente al final podemos suponer que habrá segunda parte (cosa que me encantaría).

    Responder

  • Brunnen G

    |

    A mi me ha gustado mucho esta pelicula. Tiene un gran clima, muy bien filmada, Urban ha estado estupendo, un detallazo, que no se haya quitado el casco en todo el filme, uno puede imaginarse debajo de ese casco a Sylvester Stallone perfectamente, hasta hace los mismos gestos que él.
    La primera versión a mi me gustó, creo que ya a esta altura es un filme de culto, a pesar de que en su momento fue un fracaso.

    Saludos!

    Responder

Deja un comentario